Ejemplos ?
Se puede visitar el Parque Natural de Sierra Mágina, un entorno con un gran valor ecológico y paisajístico, con un clima que favorece la diversidad de flora y fauna con algunas especies endémicas como el sapo partero ibérico (alytes dickhillenii).
En estas últimas localizaciones entra en contacto con el sapo partero ibérico, Alytes cisternasii, que se distribuye hacia el sur, ocupando gran parte de la cuenca, donde es abundante.
Algunos autores han planteado la posibilidad de que, víctima de los celos, la propia Alma saboteara los experimentos de Kammerer con el sapo partero y algunos otros con lagartijas que también habían resultado exitosos.
l sapo partero común (Alytes obstetricans) es una clase de anfibio perteneciente al orden de los anuros de la familia de Alytidae.
Al pie de la sierra, se forman charcas temporales, donde se reúne una interesante fauna anfibia, con especies como la rana común, el sapo común, el sapo corredor, el sapo de espuelas, el sapo partero, el tritón pigmeo y el gallipato.
De las veintisiete especies contabilizadas en suelo español, al menos dieciocho están en Castilla y León y once en los arribes, de las que al menos dos son endémicas: tritón ibérico y sapo partero ibérico.
Los anfibios más comunes son el sapo corredor (bufo calamita) y el sapo común, pero donde las condiciones son propicias se hayan sapo partero (pozos y balsas) y rana verde, junto al Ebro y en algunas charcas permanentes.
En cuanto a los anfibios, el gallipato, el sapo de espuelas y el sapo corredor, encuentran un lugar idóneo para su reproducción, pudiéndose destacar la presencia en el lugar del sapo partero común, sapo partero ibérico y la ranita de San Antonio.
La numerosos humedales, lagunas, fuentes y cerca de las corrientes de agua, son zonas adecuadas para la existencia y desarrollo de las 10 especies de anfibios, entre otros, el sapo partero común, el rana común, la rana de San Antonio, el tritón jaspeado y la salamandra común.
Mantiene una notable riqueza piscícola, en la que destaca la presencia de la trucha común autóctona, catalogada como vulnerable en el Libro Rojo de los Peces Continentales de España; del barbo colirrojo (igualmente vulnerable según el mismo Libro Rojo); del barbo Graells, y de la madrilla). Entre los anfibios hay que señalar una importante población de sapo partero y de sapillo pintojo meridional.
Las condiciones de humedad que en ellos se dan favorecen la presencia de anfibios como el sapo corredor (Bufo calamita) o el sapo partero (Alytes obstetricans) o el sapo de espuelas (Pelobates cultripes) y asociados más directamente al agua tenemos la rana común (Rana perezi).
Resulta de gran interés las poblaciones de estos dos órdenes de animales. Respecto a los anfibios, destacan, la salamandra común, el tritón jaspeado, el sapo partero y la ranita de San Antonio.