san Rufino

Rufino, san (Rufinus)

 
Mártir en Sevilla, bajo Diocleciano.
Ejemplos ?
El nombre Porciúncula significa «pequeña porción de tierra» y fue mencionado por vez primera en un documento que data de 1045, actualmente en los archivos de la Catedral de San Rufino, en Asís.
Frescos en Santa Maria in Campis, Foligno (1456-58) Virgen entronizada con santos y Jacobus Rubeus (1458, Pinacoteca Comunale, Deruta) Virgen entronizada con santos (New Haven, Universidad de Yale) Frescos de la Capilla de Santa Anna, Spello (1461) Crucifixión (1461, Pinacoteca Comunale, Spello) Virgen con niño y santos (1462, Museo Capitolare, San Rufino...
Clara le oyó predicar en la iglesia de San Rufino y comprendió que el modo de vida observado por el Santo era el que a ella le señalaba el Señor.
Dios me ha revelado que su alma es una de las almas más santas que Dios tiene en este mundo; y yo os aseguro que no dudaría en llamarlo "San Rufino" ya en vida, porque su alma está confirmada en gracia, santificada y canonizada en el cielo por nuestro Señor Jesucristo.
Santa María la Mayor (Santa Maria Maggiore) la más antigua de las iglesias que se conserva. La Catedral de San Rufino cuenta con una fachada románica, tres rosetas y un interior del siglo XVI.
Image:Rocca-assisi-quino.jpg Rocca Maggiore Image:Basilica-assisi-quino.jpg Basílica de San Francisco de Asís Image:Asisi, san rufino 02.JPG San Rufino Image...
Parecidas entre sí son las soluciones más originales de la Catedral de Asís (San Rufino, de la mitad del siglo XII), de la Catedral de Spoleto (iniciada en 1175) o de la iglesia de San Pedro extra moenia siempre en Spoleto, caracterizadas por una repartición en recuadros en un esquema nítido.
Los nombres de las salas de la fila sur eran San Vicente de Paul, San Federico, San Antonio, San Gregorio, Rosario, San Benjamín, San Blas, San Joaquín, San Rufino y Santa Ana.
En el año 238 Asís fue convertida al cristianismo por el obispo Rufino, quien fue martirizado en Costano. Según la tradición, sus restos descansan en la iglesia catedral de San Rufino, en Asís.
La basílica permaneció cerrada hasta el 29 de noviembre de 1999, debido a trabajos de conservación y restauración. Dos de los ocho santos contiguos a la contrafachada, San Rufino y San Victorino, fueron repuestos en la bóveda.
Se cuenta que este es el estado provocado por el demonio, lanzado al abismo por San Rufino; en medio del claustro hay un pozo en el punto en el que, según una leyenda, San Francesco, a través de un milagro, hizo surgir agua.
Por eso decía de él San Francisco que el hermano Rufino había sido ya canonizado en vida por Jesucristo y que él no dudaría, excepto delante de él, en llamarlo "San Rufino" aun estando vivo en la tierra.