san Olegario

Olegario, san (Olegarius)

 
(1060-1136) Prelado español. Se le debe la organización de la provincia tarraconense.
Ejemplos ?
De su autoría son las imágenes exentas de san Severo y santa Eulalia, mientras que las de san Olegario y san Ramón de Peñafort fueron realizadas en el siglo XVII.
Conocida por capilla de San Olegario y del Santísimo Sacramento, así como también del Santo Cristo de Lepanto, una de las imágenes con más devoción de la catedral.
La clave de bóveda central de la capilla, representa el Pentecostés y fue realizada por Juan Claperós en 1454. Al ser canonizado el obispo de Barcelona, San Olegario en 1676, se decidió destinarla a su mausoleo.
En el Archivo de la Corona de Aragón se conserva el pergamino que contiene el acta de este histórico acontecimiento: En el siglo XII se remodeló y amplió el templo primitivo que fue de nuevo consagrado por el arzobispo de Tarragona San Olegario el año 1123.
El cementerio se encuentra en una ladera de la montaña de Montjuic, y está dividido en 14 sectores, recorridos por un conjunto de calles que reciben diversos nombres: Santa Eulalia, San Pedro, Santa María, San Jaime, San Severo, la Misericordia, Santa Cruz, San Olegario, San José, San Francisco, San Jorge, San Luis, San Juan, San Carlos, Santísima Trinidad, San Antonio Abad, San Jacinto, San Amadeo, la Inmaculada, Nuestra Señora de la Merced, San Ramón y San Salvador, además de las plazas del Descanso, la Fe, la Esperanza, la Caridad, San Rafael, San Joaquín, San Manuel, San Agustín, Nuestra Señora de Montserrat, Nuestra Señora del Carmen y San Miguel.
Se iniciaba así un primer proceso de colonización de la ciudad, dirigido sobre el terreno por Robert, pero controlado desde Barcelona por el arzobispo. La situación en la ciudad se complicó con la muerte de San Olegario.
En 1129 San Olegario, arzobispo de Tarragona, cedió la ciudad como un principado eclesiástico al mercenario normando Robert Bordet, que había servido a las órdenes de Alfonso I de Aragón.
En su parte alta se encuentra el cortejo de los santos barceloneses y mercedarios, como San Olegario, San José Oriol, Santa Eulalia, San Pedro Nolasco y San Raimundo de Peñafort, entre otros.
Los obispos San Olegario y San Severo, obispos y patrones de la ciudad (estrictamente, el "oficial" es San Severo, pero San Olegario tiene la consideración de patrón secundario).
Fue construida una nueva iglesia románica y consagrada en 1105 por el obispo Berenguer de Barcelona. Volvió a ser destruida por los almorávides y vuelta a consagrar por San Olegario en el 1132.
Está asentado sobre una terraza fluvial, junto al río Ripoll. Su eje vertebrador es la Vía de San Olegario, quien consagró el templo.
Dentro de la escultura funeraria caben destacar dos obras en el cementerio de Montjuïc, en Barcelona, destacando un ángel con flores en el panteón de don Mariano Noguera Jorba en la Vía de San Olegario y una estatua colosal de la Fe, en el panteón de la familia Llompart (1908).