san Abundio

Abundio, san

 
(m. 845) Presbítero hispano. Fue ajusticiado durante la persecución del emir de Córdoba Mohamed I.
Ejemplos ?
También de interés son la cripta de la catedral de Ivrea, el único vestigio de la edificación producida entre 969 y 1002, con la combinación típicamente otoniana de pilastras y columnas, o la basílica de San Abundio en Como, que cuenta con soluciones similares.
Como principales muestras tenemos: el Monasterio de Cluny, San Lázaro de Autun, Santa Fe de Conques, San Saturnino de Toulouse, San Front de Périgueux y San Esteban de Caen en Francia; las catedrales de Durham, York y Canterbury en Inglaterra; San Ambrosio de Milán, San Abundio de Como, San Zenón de Verona y las catedrales de Parma, Módena, Pisa y Lucca en Italia; las catedrales de Spira, Maguncia y Worms en Alemania; las catedrales de Braga y Coimbra en Portugal; y Sant Pere de Roda, San Isidoro de León, San Martín de Frómista, San Juan de Duero (Soria), Santo Domingo de Silos y las catedrales de Jaca, Solsona y Santiago de Compostela en España.
Importante es el precoz ejemplo de la Basílica de San Abundio en Como, con cinco naves cubiertas con vigas de madera, donde está presente un doble campanario al estilo de los Westwerk alemanes y una decoración del muro exterior con arcos ciegos y lesenas, además de un notable corredor escultórico de los «comacini magistri».
Destacan las iglesias de San Ambrosio de Milán, San Abundio de Como, San Zenón de Verona, San Miguel de Lucca, y las catedrales de Parma, Pisa y Módena.
Contigua está la capilla de la Virgen del Pilar construida tras la Guerra Civil y frente a ésta, en el lado de la Epístola, la de San Abundio, patrón de Hornachuelos, que se abre a la nave de la Iglesia por una portada de piedra con arco de medio punto y pilastras laterales.
Situada en el núcleo urbano y adosada al conjunto de casas de Ca n'Elias, esta iglesia se construyó el año 1740 sobre los restos de la capilla de San Abundio.
Entre 1740 y 1742 se construyó una nueva iglesia algo más hacia el valle, cerca del antiguo mas Elies u Horno de Vidrio, en el lugar donde existía desde el siglo XIII una capilla dedicada a San Abundio o Sant Aon.
El aspecto de la ciudad es preferentemente moderno, pero conserva testimonios importantes del pasado: en la céntrica plaza del Duomo (siglo XV) surge también el Broletto (1215), a pocos pasos están la iglesia de San Fidel y el Museo Cívico (vía Emanuele II); un poco lejos del centro, a los pies de la colina, se halla la basílica románica de San Abundio (Sant'Abbondio), del siglo XI; alrededor del puerto (del que salen las barcas que comunican entre sí las localidades costeras) serpentea el pintoresco Lungolario y en uno de sus extremos está el Templo Voltiano (1927).
El mancebo miraba lo que sor Telesfora destapaba, y se le iba estirando el bulto, y el torzal casi estallando; de modo que tocándole la suerte de ser reconocido, dio un estirón tan fuerte que el torzal consabido se rompió y soltó al preso al tiempo que lo espeso del bosque la abadesa lo alumbraba; y así, cuando para esto se bajaba, en la nariz llevó tal latigazo que al terrible porrazo la vela, la abadesa y los anteojos en el suelo quedaron por despojos. -¡ San Abundio me valga!, ella exclamó.