samaritano

(redireccionado de samaritana)

samaritano, a

1. adj. HISTORIA De Samaria, antigua ciudad y región asiáticas palestinas, entre Galilea y Judea.
2. s. HISTORIA Persona natural de esta antigua ciudad y región.
3. adj./ s. RELIGIÓN Que profesa una de las doctrinas procedentes de un cisma de la religión judía.
4. s. Persona que ayuda a los demás un buen samaritano nos dio refugio en su casa.
NOTA: También se escribe: samarita

samaritano, -na

 
adj.-s. De Samaria.
Sectario del cisma de Samaria.

samaritano, -na

(samaɾi'tano, -na)
sustantivo masculino-femenino
1. historia de Samaria o relativo a esta región El samaritano es una lengua aramea.
2. persona que ayuda a otras El samaritano auxilia a todos.
Traducciones

samaritano

Samariter

samaritano

Samaritain

samaritano

Samaritaan

samaritano

Σαμαρείτης

samaritano

撒玛利亚

samaritano

撒瑪利亞

samaritano

/a SM/FSamaritan
buen samaritanogood Samaritan
Ejemplos ?
Semana Santa.- Huandacareo es uno de los pueblos michoacanos donde se festeja la semana santa más a lo grande, una semana anterior a la santa, comienzan las velaciones de las imágenes religiosas, para después seguir con procesiones durante toda la semana santa (procesiones de la virgen de los dolores, San Ramos, Sr de la Sacristía, Sr de la Inspiración, Nuestro Padre Jesús, Sr del Amparo, Santo Entierro, San Juan, Virgen de la Soledad, Sr Resucitado), representaciones bíblicas (donde destacan Curación del ciego de Jericó, bendición de palmas, entrada de Jesús a Jerusalén, Juan el bautista, Jesús y el diablo, agonía y muerte de Lázaro, Festín de Herodes, milagro de los panes, la Magdalena, La Samaritana...
Escultor: Víctor de los Ríos Hermanda de la Santa Cruz y Virgen de la Amargura. Escultor: José Zamorano Martínez Hermandad de la Samaritana.
Miércoles Santo, Procesión de la Oración del Huerto Hermandad de la Santa Cruz y Virgen de la Amargura. Hermandad de la Samaritana.
Pues sus discípulos se habían ido a la ciudad a comprar comida. Le dice a la mujer samaritana: 9. «¿Cómo tú, siendo judío, me pides de beber a mí, que soy una mujer samaritana?» (Porque los judíos no se tratan con los samaritanos.) 10.
El corazón sin amor es el corazón de un cadáver. El sacerdote lo transforma en caridad y lo derrama entre los pecadores como el vino y el óleo de la Samaritana.
Confieso que tanto oía, allá en mis mocedades, esto del sermón de la Samaritana en boca de las limeñas del tiempo del rey, que picose mi curiosidad, abrí la Biblia y echeme a buscar el sermoncito tan cacareado.
Cuando un marido empezaba a echar una repasata a la señora porque el sancochado (que en Lima es el santo que más devotos tiene) estaba soso, madama le interrumpía diciéndole: «Ya me viene usted con el sermón de la Samaritana.
8(Porque sus discípulos habían ido á la ciudad á comprar de comer.) 9 Y la mujer Samaritana le dice: ¿Cómo tú, siendo Judío, me pides á mí de beber, que soy mujer Samaritana?
No le vi prodigando sus desvelos Al pobre y sus cariños, Prometiendo la herencia de los cielos, Ni bendecir los niños; Ni abrasado del sol de mediodía Cuya luz engalana, Implorar una gota de agua fría De la Samaritana; Ni medir el amor de Magdalena Mirándola propicio, Ni dar a sus amados en la cena Su cuerpo en sacrificio; No le vi en el Tabor transfigurado Ni vendido en el huerto, Ni al Gólgota subir ensangrentado, De su sudor cubierto.
En estas y las otras, terminaba el octavo día, cuando el Señor recibió un parte telegráfico en que lo llamaban con urgencia a Jerusalén, para impedir que la Samaritana le arrancase el moño a la Magdalena; y recelando que el cariño popular pusiera obstáculos al viaje, llamó al jefe de los apóstoles, se encerró con él y le dijo: -Pedro, componte como puedas; pero es preciso que con el alba tomemos el tole, sin que nos sienta alma viviente.
Cuando una limeña contaba a sus amigas que a otra ídem le había chantado cuatro frescas, no lo hacía sin rematar con esta frase: «Hijas, le prediqué el sermón de la Samaritana».
Un domingo de Cuaresma del año de 1576 fuese de tapadillo el virrey a Santo Domingo, curioso de oír el tan celebrado pico de oro. El tema del sermón del día era Jesús y la Samaritana.