saludo


También se encuentra en: Sinónimos.

saludo

1. s. m. Acción y resultado de saludar yo no le niego el saludo a nadie. salutación
2. Palabra, gesto o fórmula con que se saluda cuando se ven se hacen un saludo muy especial.
3. s. m. pl. Expresión cortés con que se dan recuerdos a otra persona dele saludos a su esposa. recuerdos
4. saludo a la voz NÁUTICA Honor tributado a bordo, que consiste en vítores o hurras a los que contesta la tripulación, distribuida sobre las vergas o las bordas.

saludo

 
m. Acción y efecto de saludar.

saludo

(sa'luðo)
sustantivo masculino
1. palabra o gesto de cortesía que una persona dirige a otra al encontrarse o despedirse de ella El apretón de manos es una forma de saludo muy difundida.
2. acción de saludar que es llevada a cabo por un soldado un saludo militar
Sinónimos

saludo

sustantivo masculino
2 bienvenida, salva.
Saludo es más general. Salva es especialmente la bienvenida hecha con armas de fuego.
sustantivo masculino plural
3 recuerdos, encomiendas.
Se refieren, generalmente, a la expresión de cortesía que se envía por carta.
Traducciones

saludo

pozdrav

saludo

hilsen

saludo

tervehdys

saludo

pozdrav

saludo

挨拶

saludo

인사

saludo

hilsen

saludo

powitanie

saludo

hälsning

saludo

คำทักทาย

saludo

lời chào

saludo

祝贺

saludo

поздрав

saludo

ברכה

saludo

SM
1. (al encontrarse con algn) (= palabra) → greeting; (= gesto) → wave
no contestó a mi saludohe didn't respond to my greeting
nos dirigió un saludo con la manohe gave us a wave, he waved to us
saludos o un saludo a Adelaregards to Adela
negar el saludo a algnto cut sb dead, ignore sb, blank sb
2. (en carta) un saludo cariñoso a Gonzalowarm regards to Gonzalo
un saludo afectuoso o cordialkind regards
saludosbest wishes
¡saludos a Teresa de mi parte!give my best wishes to Teresa!, say hello to Teresa for me!
os envía muchos saludoshe sends you warmest regards
atentos saludosyours sincerely, yours truly (EEUU)
saludos cordialeskind regards
saludos respetuosos (anticuado) → respectfully yours
3. (Mil) → salute

saludo

m. greeting.
Ejemplos ?
Subercasaux se levantaba generalmente al aclarar; y aunque lo hacía sin ruido, sabía bien que en el cuarto inmediato su chico, tan madrugador como él, hacía rato que estaba con los ojos abiertos esperando sentir a su padre para levantarse. Y comenzaba entonces la invariable fórmula de saludo matinal de uno a otro cuarto: —¡Buen día, piapiá!
Corría la madre de un lado para otro empaquetando cosas y más cosas; al anochecer, el padre iría a la ciudad a ver a su hijo por última vez antes de su partida, y a llevarle el último saludo de la madre.
No existen figuras en ese volteo: no hay trenza, paseo, saludo, balanza… Les lleva el turbión; cual va por las puras regiones del viento cometa violento que en círculo avanza región a región.
Turey, separándose del cortejo, echó a caminar en torno de la hoguera para buscar el lugar más bajo y entrar en ella. Se acercó a mí. Yo iba a recibir su postrer saludo... ¡Horror!...
Esta inscripción es, a mi parecer, el saludo que el Dios dirige a los que entran, en lugar de la fórmula ordinaria: ¡sed dichoso!; creyendo al parecer que este saludo no es conveniente, y que a los hombres debe desearse, no la felicidad, sino la sabiduría.
Pero puede verse en esto una diferencia, y es el caso de los que han grabado inscripciones más recientes: nada en demasía; date en caución y no estás lejos de tu ruina. Han tomado la sentencia: conócete a ti mismo, por un consejo, y no por el saludo del Dios a los que entran.
Un hombre de aventajado talle, con la frente vendada y el tabardo sobre los hombros, se destacaba en la puerta de mi alcoba. Su voz levantóse grave como en un responso: —¡Saludo al ilustre prócer y deploro su desgracia!
Excmos. señores Ministros: llevad a vuestras patrias nuestro saludo. En todo saludo duerme ennucleada por la tibieza de la cortesía, un sentir cordial de alegría y buen deseo.
El árabe despotricaba entre sus cargueros. Apenas si se dignó contestar a mi saludo. Yo entré en el escritorio del almacén como si nada hubiera sucedido.
En un cojín permanecía sentado el hermano de El Mokri. El joven no se dignó responder al saludo de la mujer, pero, dirigiéndose al babuchero, le dijo: -Tú puedes aguardar afuera.
El hermano de El Mokri intervino: -¿Tú eres Rahutia, la bailarina? Rahutia miró fríamente al joven: -No has respondido a mi saludo ni me has ofrecido asiento.
-¡Camará!, pos ni que hubiera usté tenío un cronómetro colgao de una de sus pestañas -contestó sonriendo irónicamente Pepa, contestando al saludo de Paco.