saltimbanqui


También se encuentra en: Sinónimos.

saltimbanqui

(Del ital. saltimbanco.)
s. m. y f. ESPECTÁCULOS Persona que realiza saltos y otros ejercicios de acrobacia.
NOTA: También se escribe: saltimbanco

saltimbanqui

 
m. Saltimbanco.
Sinónimos

saltimbanqui

sustantivo masculino
Traducciones

saltimbanqui

SM (= malabarista) → juggler; (= acróbata) → acrobat; (= volatinero) → tightrope walker
Ejemplos ?
Los compraniños le dieron su nombre, le deformaron las articulaciones, le tiñeron el cabello para siempre y lo educaron para ser saltimbanqui, pero tuvieron que abandonarlo a sus diez años por las persecuciones de la justicia.
Un libro ilustrado para adultos (1993) Los aguafiestas (1967) El libro de los monicacos (1969) Edgar Ende (1971) La máquina de coser sombras (1982) Jojo, historia de un saltimbanqui (1982) Mi libro de lectura (1983) El Goggolori (1984) La arqueología de la oscuridad (1985) Canciones para ser cantadas a medianoche y baladas tranquilas (1986) La caza del snark.
Algunos de los más destacados son: El libro de los monicacos (1970), Tragasueños (1978), Jojo: Historia de un saltimbanqui (obra de teatro, 1982), El Goggolori (1984), El espejo en el espejo (1986), El ponche de los deseos (1989) y Carpeta de apuntes (1994), que contiene algunos ensayos autobiográficos con algunos relatos fantásticos y de aventura.
Esto se manifestó en muchas de sus series de grabados y dibujos con temas como el saltimbanqui, los muros o las máscaras, presentes también en sus diseños para farmacia.
Encuentra a Ursus velando cerca de Dea que en sus delirios llama a Gwynplaine y desea morir. Gwynplaine se viste con sus ropas de saltimbanqui y se presenta ante su sorprendida familia.
Naturaleza muerta con antifaz, 1929, óleo, 1 x 0,81 m, Museo Nacional de Bellas Artes, Buenos Aires. 1927 participa en el Salón Nacional con El saltimbanqui y Naturaleza muerta, obteniendo con esta última obra el Segundo Premio.
(En Collantes 1977) Pinglo introduce ciertas características de la música norteamericana en la polka criolla, logrando un estilo nuevo, teniendo mucho éxito esta combinación, porque hasta ahora se siguen cantando sus one-steps y sus "polkas criollas" creadas en base al ritmo de fox-trot, como "El saltimbanqui", "El sueño que yo viví", "Llegó el invierno", "Ven acá limeña" y "Qué bonito es mirar".
Saltimbanqui (del italiano saltimbanco y su plural saltimbanchi) se llama a diversos tipos de atracción de origen callejero. El uso popular del término ha desplazado el significado del saltabanco (charlatán, vendedor), con acepciones más cercanas al de los volatineros y prestidigitadores que mezclados con cómicos, juglares y titiriteros, mostraban sus acrobacias entre canciones, farsas y otras actividades de muy variada naturaleza por plazas, palacios y otros escenarios improvisados, desde la Europa medieval.
Entre el saltimbanqui charlatán y embaucador de la plaza del mercado y el salto mortal del trapecista circense, se despliega una variada tipología, de la que pueden citarse: Los saltadores a la balanza, acróbatas circenses que con mayor o menor fortuna suelen imitar todavía algunos muchachos en los columpios de los parques.
En el siglo XVII, el saltimbanqui respondía a una categoría inferior de los mimos bailarines de la comedia del arte, o al menos así lo relata un cultivado investigador italiano de la época: Uno de los más sugerentes precedentes de la imagen contemporánea del saltimbanqui pudo ser el acróbata minoico que salta por encima de un toro, tal y como se conserva en los frescos hallados cerca de Cnosos, en la costa norte de la isla de Creta.
Una hipótesis enuncia que Tacuabé trabajaba como saltimbanqui en Lyon con el nombre de Jean Soulassol, cuyo acto desapareció de cartel el mismo día que falleció Guyunusa.: En la ciudad de Lyon existe una calle a la que llaman “Camino del indio”.
Sus ensayos de crítica literaria son a la vez tradicionales, dada su solidez intelectual, y revolucionarios, dada su libertad en el uso de diversos estímulos (verbales, filosóficos, analíticos); por ese motivo, La relación crítica, Razones del cuerpo, El ojo vivo o Retrato de artista como saltimbanqui, siguen siendo una buena referencia para comprender los problemas de la interpretación textual.