sagrario

(redireccionado de sagrarios)
También se encuentra en: Sinónimos.

sagrario

1. s. m. RELIGIÓN Pequeño recinto, en forma de armario, situado encima del altar mayor en el que se guardan las hostias consagradas.
2. RELIGIÓN Parte interior del templo en que se guardan las cosas sagradas, como las reliquias.
3. RELIGIÓN Capilla que sirve de parroquia en algunas catedrales.

sagrario

 
m. catol. Parte interior del templo en que se reservan o guardan las cosas sagradas.
Sinónimos

sagrario

sustantivo masculino

sagrario:

tabernáculo
Traducciones

sagrario

скиния

sagrario

sanctuary

sagrario

sacrario

sagrario

tabernacle

sagrario

tabernakel

sagrario

tabernáculo

sagrario

Tabernacle

sagrario

Tabernaklet

sagrario

המשכן

sagrario

성막

sagrario

Tabernakel

sagrario

SMsacrarium
Ejemplos ?
La exposición del Sacramento es una de las ceremonias más magnificas y grandiosas, pero que los modernos sagrarios y al mismo tiempo raquíticos que se abren y cierran de una manera casi mágica o por un resorte, es poco reverente; en la Catedral de Tarragona, cuando efectúan esta ceremonia, ponen un dosel, y en procesión llevan el sacramento desde su capilla al altar y recíproca mente una vez terminada la función, cosa que da motivo a una magnífica función que tiene grandísimo atractivo.
Y ved aquí cómo no se habían ausentado los dioses desamparando los sagrarios y las aras, supuesto que presagiaban los sucesos de la guerra y no cuidaban de la corrección del mismo Sila.
Era, pues, un delito tan execrable entre los antiguos romanos éste, que enterraban vivas a las sacerdotisas vestales, convencidas de deshonestidad; y a las mujeres adúlteras, aunque las afligían lo bastante, con todo, no era con ningún género de muerte cruel, pero acostumbraban a castigar con más rigor a los que pecaban contra los sagrarios divinos, que no a los que manchaban los lechos humanos.
¿Acaso entonces, desamparando sus sagrarios y aras se habían ausentado todos los dioses que sostenían en pie aquel lugar después que los griegos le quemaron y asolaron?
Habiendo nuestro, gran Dios dado tantos preceptos contra las malas costumbres y en favor de las buenas, y no habiendo tratado sus dioses negocio alguno por medio de semejantes preceptos con el pueblo que los adoraba, para que aquella República no se perdiese, antes corrompiendo las mismas costumbres con su ejemplo y detestable autoridad, hicieron que totalmente se perdiese, de la cual – a lo que entiendo- ninguno se atreviera ya a decir que se perdió entonces, porque se marcharon todos los dioses; desamparando los sagrarios y las aras como afectos a las virtudes y ofendidos de los vicios de los hombres...
Servio Tulo falleció por el enorme crimen de su yerno Tarquino el Soberbio, que le sucedió en el reino, y, con todo, no se fueron los dioses, desamparando sus sagrarios y aras, no obstante haberse cometido tan gran parricidio en el rey más justo y virtuoso de aquel pueblo.
Como si en este acto no cometieran ellos mayor culpa y maldad recompensando tan extraordinariamente un crimen tan alevoso; y con todo, no se fueron los dioses desamparando sus sagrarios y aras, si no es, que acaso haya alguno que intente defenderlos diciendo que por eso se quedaron en Roma, más para poder castigar a los romanos afligiéndolos que para ayudarlos con beneficios contentándolos con victorias vanas y destruyéndolos con crueles guerras.
Pero, según lo tenían ya de costumbre, quizá también se habían ausentado ya de allí, y por eso fue destruida. Fuéronse, en efecto, y desampararon sus sagrarios y aras todos los dioses que mantuvieron en pie aquel Imperio.
690 De luz exigua había cerca de esos templos un receso, a una caverna semejante, de nativa pómez cubierto, por una religión primitiva sagrado, adonde su sacerdote, de leño, había llevado muchas representaciones de viejos dioses. Aquí entra y con ese vedado oprobio ultraja los sagrarios.
Con esta demostración se conoce igualmente que son más lisonjeros de los felices que protectores de los desdichados: luego no fue asolado entonces ya Ilion porque ellos le desampararon; ya que los demonios, que están siempre vigilantes para engañar, hicieron lo que pudieron; pues habiendo arruinado y quemado con el lugar todos los ídolos, sólo el de Minerva, dicen, como escribe Livio, que en una ruina tan grande de sus templos quedó entero, no porque se dijese en su alabanza: «¡Oh dioses patrios, bajo cuyo amparo está siempre Troya!» Sino porque no se dijese para su defensa que se habían ido todos los dioses, desamparando sus sagrarios y aras...
Entre los bienes que posee el templo se encuentran tres Sagrarios del siglo XVIII, un manifestador de la misma época y varias imágenes que gozan de gran devoción entre los feligreses.
La tarde noche del Jueves Santo, después de la celebración eucarística de la Última Cena del Señor, se realiza el recorrido por los diferentes Sagrarios de la ciudad, una visita que consistente en la visita de los sagrarios de las diferentes iglesias y conventos abiertos al culto en la ciudad, la iglesia de Santa Catalina, la iglesia de Santa Ana, la iglesia de Santa María de la Plaza y el convento de las Madres Agustinas.