sagrario


También se encuentra en: Sinónimos.

sagrario

1. s. m. RELIGIÓN Pequeño recinto, en forma de armario, situado encima del altar mayor en el que se guardan las hostias consagradas.
2. RELIGIÓN Parte interior del templo en que se guardan las cosas sagradas, como las reliquias.
3. RELIGIÓN Capilla que sirve de parroquia en algunas catedrales.

sagrario

 
m. catol. Parte interior del templo en que se reservan o guardan las cosas sagradas.
Sinónimos

sagrario

sustantivo masculino

sagrario:

tabernáculo
Traducciones

sagrario

скиния

sagrario

sanctuary

sagrario

sacrario

sagrario

tabernacle

sagrario

tabernakel

sagrario

tabernáculo

sagrario

Tabernacle

sagrario

Tabernaklet

sagrario

המשכן

sagrario

성막

sagrario

Tabernakel

sagrario

SMsacrarium
Ejemplos ?
121.- Cada Cura y Ministro de dotrina al fin de cada un año, habiendo asentado en el dicho Libro el título quinto por suma mayor de todas las personas que por el dicho Libro parece en el dicho año haberse batizado, confirmado, casado y fallecido, sacará dél la dicha suma y autorizada por lo menos con su firma, la dará al Arcipreste, y el Arcipreste la asentará en su Libro del Sagrario...
Estas innobles guerrillas que dirige y exacerba el hambre, o cuando mucho, la ambición de mando o de destinos, no puede sufrirlas un día y otro ningún hombre que aprecie en algo su hidalguía y sienta aún el rubor de su dignidad calentarle las mejillas cuando una torpe lengua o una envenenada pluma le hieren en el sagrario de su honra; que ésta no transige, ni ser puede más que una, ora se albergue bajo el burdo ropaje del campesino, ora bajo los bordados ostentosos del hábito de un magnate.
125.- Cada Obispo y Prelado de más y allende de inviar la dicha relación ante el nuestro Virrey, Audiencia o Gobernador, las mismas relaciones autorizadas los llevará al Concilio cada tres años o cuando se celebrare, y las del Libro del Sagrario, para que en el dicho Concilio se vean las ánimas que cada Prelado tiene a cargo y cómo se sacramentan.
Al increparle el representante de la ley por la horrenda profanación, en vez de disculparse, de atribuir el hecho a momentáneo extravío o frenesí matador de la razón y la conciencia, alzó la frente, hizo una mueca de reto y desdén, tomó la palabra con voz entera, estridente como un silbo, y todo el pueblo de Arfe, aquel pueblo morigerado, cristiano, honesto y celoso de la fama más que del cariño, que hace del honor una ley y de la honra un sagrario...
El señor Bournisien, revestido de ornamentos fúnebres, cantaba con voz aguda; se inclinaba ante el sagrario, elevaba las manos, extendía los brazos.
Don José María Fagoaga, oidor honorario de la Audiencia de México. : Don Miguel Guridi y Alcocer, cura de la Santa Iglesia del Sagrario de México.
En este convento está colocada sobre el sagrario con grande veneración y por reliquia inestimable, una imagen de bulto de la Madre de Dios de la Consolación.
Yo se la arrancaría para ti, aunque me costase la vida o la condenación. Pero a la Virgen del Sagrario, a nuestra Santa Patrona, yo..., yo, que he nacido en Toledo, ¡imposible, imposible!
¡Jóvenes, frentes para lauros, brazos para amantes abrazos, pero también gímnicos brazos para hidras y minotauros; infantes de mundial estirpe, que vuestra voluntad extirpe falso anhelo, odio victimario, y en el patriótico sagrario dejéis como ofrendas de aristos ansias de Perseos o Cristos en la fiesta del Centenario!
120.- El fundamento para que se haga el dicho Padrón General y miembros del como conviene, consiste en los Curas y Ministros de dotrina que tienen más particular obligación de conocer especificadamente a todos sus feligreses y enseñarles la dotrina y administrarles los sacramentos; por tanto, cada Cura o Ministro de dotrina formara y hará un Libro que perpetuamente esté en el sagrario a donde está el Santo Oleo e Crisma, y el dicho Libro le distribuirá en los títulos siguientes: En el primero de los cuales irá asentado todas las animas que se bautizaren, poniendo el nombre del batizado y el de sus Padres y Padrinos y quien le bautizó, día, y mes y año en que se batizó.
En el Sétimo se pondrá por suma mayor en cuatro partidas los que en cada un año se han batizado, confirmado, casado y fallecido, y este Libro ternan(lo a su) cargo los Curas y Ministros de dotrina de lo escribir y proseguir, porque por él constará como se sacramentan sus ovejas o la necesidad que padecen, y para otros muchos efetos, será el dicho Libro muy provechoso y necesario; y ansí tendrán los dichos Curas y Ministros de dotrina gran cuidado de lo tener a recaudo, en el sagrario y le llamaran el Libro del Sagrario.
Seamos amigos, vuelvo a repetirlo, de la santa amistad, y de las ciencias al sagrario acogidos, los profanos asestarán en balde sus saetas contra nosotros.