sagrado


También se encuentra en: Sinónimos.

sagrado, a

(Del lat. sacratus .)
1. adj. De la divinidad o de su culto la iglesia es un lugar sagrado; leyó unos versículos del libro sagrado. santo
2. Que es digno de respeto o veneración nuestra amistad es algo sagrado. venerable
3. s. m. RELIGIÓN Carácter de lo que trasciende a lo humano, en la interpretación de los fenómenos religiosos. profano
4. Lugar que podía servir de refugio a los delincuentes y en el que no podían ser apresados.
5. Cualquier recurso o sitio que protege de un peligro.
6. acogerse alguien a o al sagrado 1. Refugiarse un delincuente en un lugar dedicado al culto divino o santo. 2. Eludir una dificultad o responsabilidad interponiendo la autoridad de una persona respetable.

sagrado, -da

 
adj. rel. Que está dedicado a Dios o al culto divino.
Que por alguna relación con lo divino es venerable.
fig.Que por su destino o uso es digno de veneración.
m. Asilo (lugar seguro).

sagrado, -da

(sa'γɾaðo, -ða)
abreviación
1. que está relacionado con la divinidad y su culto un ritual sagrado
2. que inspira profundo respeto Los consejos de mi padre son sagrados.
3. que debe guardarse y no se puede prescindir En mi región la siesta es sagrada.
Sinónimos

sagrado

, sagrada
adjetivo
sacro, divino, santo. profano, maldito, profanable.
Sacro es voz más escogida y solo usada en el habla culta.

sagrado:

venerablenoble, intocable,
Traducciones

sagrado

sacré, saint

sagrado

posvátný

sagrado

hellig

sagrado

heilig

sagrado

ιερός

sagrado

pyhä

sagrado

svet

sagrado

神聖な

sagrado

신성한

sagrado

heilig

sagrado

hellig

sagrado

święty

sagrado

sagrado

sagrado

helig

sagrado

ซึ่งเป็นที่สักการะทางศาสนา

sagrado

kutsal

sagrado

linh thiêng

sagrado

神聖

sagrado

A. ADJ [lugar, libro] → holy, sacred; [deber] → sacred
Sagradas EscriturasHoly Scriptures
Sagrada FamiliaHoly Family
V tb vaca 1
B. SMsanctuary, asylum
acogerse a sagradoto seek sanctuary
Ejemplos ?
Cuando Dios enciende en un alma el fuego sagrado del genio, no es para que esa alma se consuma en la soledad, sino para que cumpla su misión sublime de iluminar el alma de los demás hombres.
Dicho esto, que no es fórmula oratoria de cortesía, sino expresión del antiguo y alegado afecto que le profesa mi alma, tengo que cumplir con usted otro deber sagrado...
El camión que va para Acapulco, sale dentro de una hora. ¡Corre, si no, no llegamos! ¡No! ¡No debemos hacerlo este día! Es sagrado. ¡Sí! Si no es hoy desfallezco. ¡No!
El mismo sagrado compromiso hubiera contraído en cada una de las regiones de la Patria española, una e indivisible, según ofrecí a Cataluña, Aragón y Valencia, si materialmente me hubiera sido posible.
71 Si a alguien, en ley buena, de sus sobacos le fue molesto su sagrado hirco, o si a alguien con mérito la tarda gota saja, el émulo este tuyo, el que vuestro amor ejerce, milagrosamente, de ti, ha hallado uno y otro mal, pues cuantas veces folla, tantas veces reciben castigo ambos: a ella la azota con su olor, él mismo perece de gota.
Cuando una disputa o querella se suscita entre los Inmortales, por si alguno de los que habitan las mansiones olímpicas falta a la verdad, Zeus encarga a Iris que traiga de lejos el gran juramento de los dioses en un recipiente de oro, el agua helada de mucho renombre que fluye de un alto y escarpado peñasco. En abundancia bajo la anchurosa tierra mana del río sagrado por la negra noche, brazo de Océano.
55 Nos te rogamos, si por ventura no molesto te es, nos muestres dónde están tus tinieblas. A ti en el Campo menor te buscamos, a ti en el Circo, a ti en todos los libelos, a ti en el templo sagrado del supremo Júpiter.
A su vez, con Ares, perforador de escudos, Citerea concibió a los temibles Miedo y Terror, que ponen en confusión las compactas falanges de varones en la guerra sangrienta junto con Ares destructor de ciudades; y también a Harmonía, a quien el muy esforzado Cadmo hizo su esposa. También con Zeus la Atlántide Maya parió al ilustre Hermes, heraldo de los Inmortales, subiendo a su sagrado lecho.
Todos...sobre todos...bajo todos...entre todos... Era... LA DOLCE VITA Jueves Santo, día sagrado, visita de las siete casas. Congoja.
Sí, señores; lo único que nubla mi espíritu es el recuerdo de los que han caído víctimas de tan sagrado deber y para los que pido la gratitud argentina, aunque comprendiendo que algún sacrificio era indispensable para reparar tan deplorable situación.
El Obispo me interrumpió: —Marqués, no comencemos las burlas. ¡El Rey también es sagrado! Yo me llevé la diestra al corazón, indicando que aun cuando quisiera olvidarlo no podría, pues estaba allí su altar.
María Antonieta era una enferma de aquel mal que los antiguos llamaban mal sagrado, y como tenía alma de santa y sangre de cortesana, algunas veces en invierno, renegaba del amor: La pobre pertenecía a esa raza de mujeres admirables, que cuando llegan a viejas edifican con el recogimiento de su vida y con la vaga leyenda de los antiguos pecados.