sagrado

(redireccionado de sagrada)
También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con sagrada: cascara sagrada

sagrado, a

(Del lat. sacratus .)
1. adj. De la divinidad o de su culto la iglesia es un lugar sagrado; leyó unos versículos del libro sagrado. santo
2. Que es digno de respeto o veneración nuestra amistad es algo sagrado. venerable
3. s. m. RELIGIÓN Carácter de lo que trasciende a lo humano, en la interpretación de los fenómenos religiosos. profano
4. Lugar que podía servir de refugio a los delincuentes y en el que no podían ser apresados.
5. Cualquier recurso o sitio que protege de un peligro.
6. acogerse alguien a o al sagrado 1. Refugiarse un delincuente en un lugar dedicado al culto divino o santo. 2. Eludir una dificultad o responsabilidad interponiendo la autoridad de una persona respetable.

sagrado, -da

 
adj. rel. Que está dedicado a Dios o al culto divino.
Que por alguna relación con lo divino es venerable.
fig.Que por su destino o uso es digno de veneración.
m. Asilo (lugar seguro).

sagrado, -da

(sa'γɾaðo, -ða)
abreviación
1. que está relacionado con la divinidad y su culto un ritual sagrado
2. que inspira profundo respeto Los consejos de mi padre son sagrados.
3. que debe guardarse y no se puede prescindir En mi región la siesta es sagrada.
Sinónimos

sagrado

, sagrada
adjetivo
sacro, divino, santo. profano, maldito, profanable.
Sacro es voz más escogida y solo usada en el habla culta.

sagrado:

venerablenoble, intocable,
Traducciones

sagrado

sacré, saint

sagrado

posvátný

sagrado

hellig

sagrado

heilig

sagrado

ιερός

sagrado

pyhä

sagrado

svet

sagrado

神聖な

sagrado

신성한

sagrado

heilig

sagrado

hellig

sagrado

święty

sagrado

sagrado

sagrado

helig

sagrado

ซึ่งเป็นที่สักการะทางศาสนา

sagrado

kutsal

sagrado

linh thiêng

sagrado

神聖

sagrado

A. ADJ [lugar, libro] → holy, sacred; [deber] → sacred
Sagradas EscriturasHoly Scriptures
Sagrada FamiliaHoly Family
V tb vaca 1
B. SMsanctuary, asylum
acogerse a sagradoto seek sanctuary
Ejemplos ?
Por cuanto la sociedad está próxima á disolverse, expuesta á que la despedace la anarquía, para venir en último resultado á ser presa de un déspota cualquiera, los militares que no pueden permanecer insensibles á la suerte de sus semejantes y de la patria, y que ven el origen de los males que han producido el descontento general en la inobservancia de las leyes, en los abusos de la administración y en la desconfianza pública que justamente han merecido algunos agentes del poder, se creen constituídos en la sagrada obligación de contribuir por su parte á que se pongan en práctica los medios de salvación y proteger y dar impulso á la opinión general que ha manifestado de un modo muy preciso el origen de los males y la naturaleza del remedio.
¿Piensas tú que a tal varón pudo injuriar el pueblo porque le quitó el gobierno y la garnacha, y porque cubrió de saliva aquella sagrada cabeza?
Y que se desarrolle un verdadero internacionalismo proletario; con ejércitos proletarios internacionales, donde la bandera bajo la que se luche sea la causa sagrada de la redención de la humanidad, de tal modo que morir bajo las enseñas de Vietnam, de Venezuela, de Guatemala, de Laos, de Guinea, de Colombia, de Bolivia, de Brasil, para citar sólo los escenarios actuales de la lucha armada, sea igualmente gloriosa y apetecible para un americano, un asiático, un africano y, aún, un europeo.
Partiendo de allí, envueltas en densa niebla marchan al abrigo de la noche, lanzando al viento su maravillosa voz, con himnos a Zeus portador de la égida, a la augusta Hera argiva calzada con doradas sandalias, a la hija de Zeus portador de la égida, Atenea de ojos glaucos, a Febo Apolo y a la asaeteadora Ártemis, a Poseidón que abarca y sacude la tierra, a la venerable Temis, a Afrodita de ojos vivos, a Hebe de áurea corona, a la bella Dione a Eos al alto Helios y a la brillante Selene, a Leto, a Jápeto, a Cronos de retorcida mente, a Gea, al espacioso Océano, a la negra Noche y a la restante estirpe sagrada de sempiternos Inmortales.
Ella lo sabía, y a pesar del terror que esta idea le producía, anhelaba ver ante sus ojos el rostro bondadoso y rudo de don Leovigildo, de aquel buen cura que tanto la acariciara de niña, al ver pasar al cual apresurábase siempre a separarse de sus compañeras de juegos y travesuras infantiles par ir a besarle la mano y a pedirle alguna estampita sagrada; a aquel bondadoso apacentador del rebaño de su pueblo, que había bendecido su unión con su Joseíto.
ya la enseña sagrada, la enseña del Arco-iris tremula victoriosa de uno al otro confín desde el Maule apacible hasta la opulenta Shiria enardecen las notas del triunfante clarín.
Celebrad la estirpe sagrada de los sempiternos Inmortales, los que nacieron de Gea y del estrellado Urano, los que nacieron de la tenebrosa Noche y los que crió el salobre Ponto.
Todos los ciudadanos tienen derecho para concurrir al estableció establecimiento de las contribuciones; para averiguar y velar sobre la distribución que se hace de sus productos, y para que se les dé cuenta de su inversión. Los socorros públicos son una deuda sagrada de la sociedad.
Al mismo tiempo, desde el cielo y desde el Olimpo, lanzando sin cesar relámpagos, avanzaba sin detenerse; los rayos, junto con el trueno y el relámpago, volaban desde su poderosa mano, girando sin parar su sagrada llama.
-¿Qué se dice acerca de los primeros tiranos de la tierra? -La sagrada Escritura y los SS. Padres nos dan suficiente luz sobre este punto oscuro.
Como estaba escrito en sánscrito, antigua lengua sagrada de aquel país misterioso, el librero no tuvo reparo en casi regalárselo.
E., protestar su profunda obediencia, y congratularse por el portentoso acierto de la instalación de una Junta que seguramente salvará la Patria y ejercerá la protección y tutela, no solamente de los pueblos oprimidos, sino también de la misma persona sagrada de su soberano, constituido en la mas deplorada horfandad, por la mayor de las perfidias.