sagacidad


También se encuentra en: Sinónimos.

sagacidad

1. s. f. Actitud astuta y prudente en los negocios la sagacidad es fundamental. agudeza
2. CAZA Cualidad del perro que es hábil para rastrear la caza. olfato

sagacidad

 
f. Calidad de sagaz.

sagacidad

(saγaθi'ðad)
sustantivo femenino
ingenuidad habilidad para prever y prevenir lo que va a suceder actuar con sagacidad
Sinónimos

sagacidad

sustantivo femenino
astucia, perspicacia, olfato, vivacidad, viveza, listeza*. ingenuidad, bobería.
La sagacidad es de naturaleza intuitiva, adivina, prevé y supone más o menos astucia y, a veces, malicia. La perspiciacia es hija del talento sutil, que penetra hasta lo más difícil y confuso.
Traducciones

sagacidad

shrewdness

sagacidad

SF (= astucia) → shrewdness, cleverness; (= perspicacia) → sagacity
Ejemplos ?
Luego ¿quién es más? ¿Quién necesita más genio, inteligencia y sagacidad? ¿El físico y matemático que inventan las bases, sin cuyo apoyo nadie podría dar un paso, o el maquinista y relojero, que caminan sobre estos datos, sin los cuales no pueden hacer nada?
Un imperativo mal colocado puede llevarnos a resultado exactamente opuestos a los deseados, porque en la triple distinción que John Langshaw Austin hizo famosa (lenguaje locucionario, ilocucionario y perlocucionario) ya quedó expuesta con suficiente sagacidad la tesis del lenguaje perlocucionario como el tendente a provocar una determinada conducta en el interlocutor.
Lo sabéis por el trato de las almas, principalmente de algunas de aquellas en las cuales domina el sentimiento; lo sabéis por la lectura de las obras de ascética: obras que los modernistas menosprecian, pero que ofrecen una doctrina mucho más sólida y una sutil sagacidad mucho más fina que las que ellos se atribuyen a sí mismos.
Y así, con la industria, sagacidad y secreto que su mal intento le enseñó, puso entre las alhajas de Andrés, que ella conoció por suyas, unos ricos corales y dos patenas de plata, con otros brincos suyos; y, apenas habían salido del mesón, cuando dio voces, diciendo que aquellos gitanos le llevaban robadas sus joyas, a cuyas voces acudió la justicia y toda la gente del pueblo.
-Hombre, -repuso el alcalde con cierta humildad que le imponía la sagacidad del viejo, -no diré yo que no viera algo de ella, y por eso mandé tocar a concejo...
Para sacar dinero, empezó a vender sus guantes y sus sombreros viejos, la vieja chatarra; y regateaba con sagacidad, pues su sangre campesina la empujaba a la ganancia.
En lo del escudo resultó culpable de descuido o distracción el pintor, que la soga rompe siempre por lo más débil; honrado el obispo, porque comprobó haber reprendido oportunamente al pintamonas; y enaltecido el intendente, porque acreditó celo y amor a los fueros de la majestad real. Para repartir con sagacidad dedadas de miel, no tenía pareja la Audiencia de Lima.
FEDÓN.- Te aseguro, Echecrates, que si toda mi vida había admirado a Sócrates, en aquel momento le admiré más que nunca, porque tuvo muy prontas sus respuestas, lo que en realidad no es sorprendente en un hombre como él; pero lo que me pareció primero más digno de admiración fue el ver con qué dulzura, con qué bondad y con qué aire de aprobación escuchó las objeciones de aquellos jóvenes y, en seguida, con qué sagacidad observó la impresión que nos causaron, y como si fuéramos vencidos que huyeran, nos llamó, nos hizo volver la cabeza y nos condujo de nuevo a la discusión.
Ni aún a Pinto, o Zegers, tales como son, puede ocultarse esta reflexión; y por tanto es de presumir que con este esfuerzo de sagacidad se glorían de arrancar de la Inglaterra el reconocimiento que tan indignamente ha hecho el primero perder a Chile; pero puede aplicárseles lo que doña Ana me contaba había dicho el Padre Ignacio García a la hermana Ignacia: “ni tú eres tan hábil que puedas engañarme, ni yo tan zonzo que me deje engañar de ti; mira el alma que pensaba engañarme”.
Con gran cautela olisqueó hacia todos lados para cerciorarse de que no había presencia humana cercana y de inmediato con gran sagacidad se trepó al árbol donde muchos guajolotes se aprestaban a dormir y que se ubicaba al centro de un gran corral donde también dormitaban apaciblemente algunos puercos de monte.
Y la condena del actual Papa contra las doctrinas del llamado modernismo, no es más sino porque los modernistas —Loisy, Le Roy, el padre Tyrrell, Murri, etc.— tratan de devolver vida de verdades a dogmas muertos, y el Papa, o mejor dicho sus consejeros —el pobrecito no es capaz de meterse en tales honduras—, prevén, con muy aguda sagacidad, que en cuanto se trate de vivificar los tales dogmas, acaban éstos por morirse del todo.
Entró Andrés en la una, que era la mayor del rancho, y luego acudieron a verle diez o doce gitanos, todos mozos y todos gallardos y bien hechos, a quien ya la vieja había dado cuenta del nuevo compañero que les había de venir, sin tener necesidad de encomendarles el secreto; que, como ya se ha dicho, ellos le guardan con sagacidad y puntualidad nunca vista.