saduceo

(redireccionado de saducea)
Búsquedas relacionadas con saducea: saduceo

saduceo, a

1. adj. HISTORIA Del saduceísmo la doctrina saducea negaba la inmortalidad del alma.
2. adj./ s. HISTORIA Que profesa el saduceísmo los saduceos no creen en la resurrección de los cuerpos.

saduceo, -a

 
adj.-s. rel. Díc. del individuo de cierta secta de judíos de la aristocracia sacerdotal, que interpretaban la Biblia racionalmente y negaban la inmortalidad del alma y la resurrección de la carne.
Ejemplos ?
Considera atípico que personas que hubiesen coexistido en vida comunitaria de manera parca y frugal ―contrario a la ley de la Torá ― no aparezcan mencionados en fuentes hebreas o griegas. La autoría saducea de los rollos del Mar Muerto ha sido refutada por varios expertos, VanderKam, James C.
La angelología, así como la insistencia de los diversos rollos en seguir el calendario solar del Libro de los jubileos y del Primer libro de Henoc, excluyen también la posibilidad de una autoría saducea.
Ha sido calumniado con acusaciones falsas; aclarada la verdad por obra de Dios, entona un canto de acción de gracias que cristaliza en este libro. Algunos exponentes sugieren que Sirácides debió pertenecer a la escuela judía saducea, o que tal vez simpatizaba con sus ideas.
Según Anderson H,R, el evangelio de Lucas se dirige a Teófilo ben Anás; sumo sacerdote saduceo entre los años 37 – 42 e.C., cuñado de Caifás, y por tanto a una audiencia saducea Lucas
El autor que más información proporciona sobre este tema es Flavio Josefo. Este distingue entre tres sectas principales: la saducea, la esenia y la farisea.
Él es el Dios, no de los muertos, sino de los vivos.” Los Hechos de los Apóstoles indican igualmente que los saduceos no compartieron la creencia de los fariseos en una resurrección; Pablo empieza un conflicto durante su juicio, alegando que la motivación de sus acusadores fue por su defensa de la doctrina de la resurrección (en un aparte, Hechos 23:8 afirma que “Los saduceos dicen que no hay resurrección, ni ángel, ni espíritu; pero los fariseos reconocen los tres”). Trampa saducea Flavio Josefo Antigüedades de los Judíos, 13 a 15.
La viuda de Alejandro Janeo, Alejandra Salomé, que reinó del 76 al 67 a. C., rechazó la hegemonía saducea y rehabilitó a los sacerdotes fariseos.
Contra esta identificación está el hecho de que Lucas aclara algunos conceptos y datos que sería impensable no conociera un sacerdote de Jerusalén; por ejemplo detalla elementos de la doctrina saducea (Lc.
La tradición judía consigna la crueldad de la clase dirigente saducea: “¡Ay de mí por la casa de Janín, ay de mí por sus calumnias!”.
Si este fuera el caso, entonces Lucas está tratando de usar las réplicas y las enseñanzas de Jesús para romper la filosofía saducea de Teófilo, tal vez con la esperanza de que Teófilo utilizaría su influencia para conseguir que los saduceos cesen la persecución de los cristianos.