sacrosanto

sacrosanto, a

adj. RELIGIÓN Que es sagrado y santo el cementerio es un lugar sacrosanto.

sacrosanto, -ta

 
adj. Que reúne las calidades de sagrado y santo.

sacrosanto, -ta

(sakɾo'santo, -ta)
abreviación
religión que es sagrado y santo el misterio sacrosanto de la eucaristía
Traducciones

sacrosanto

sacrosanct

sacrosanto

sacrosanto

sacrosanto

Свещен

sacrosanto

神圣不可侵犯

sacrosanto

神聖不可侵犯

sacrosanto

ADJsacrosanct
Ejemplos ?
Y, al cabo, de comer se prescinde, no de golpe..., pero vamos, así, poquito a poco -en relación con la carestía de los comestibles-; pero el sombrero es lo sacrosanto.
¡Guerra, nombre tremendo, ahora sublime, único asilo y sacrosanto escudo al ímpetu sañudo del fiero Atila que a Occidente oprime ¡Guerra, guerra, españoles!
En otros climas Vi monstruos execrables, Blasfemando tu nombre sacrosanto, Sembrar error y fanatismo impío, Los campos inundar en sangre y llanto, De hermanos atizar la infanda guerra, Y desolar frenéticos la tierra.
El oir los divinos oficios desde una tribuna tiene un carácter semi-familiar que empequeñece el objeto sacrosanto del culto, esto de ver el altar más bajo que los asistentes es de mal efecto, por esto alrededor de la capilla mayor se guardan de dejarlo invadir por el público, y generalmente en los edificios el triforio es sólo un hueco de descarga.
Guardar silencio no es ya decoroso, si no queremos aparecer infieles al más sacrosanto de nuestros deberes, y si la bondad de que hasta aquí hemos hecho uso, con esperanza de enmienda, no ha de ser censurada ya como un olvido de nuestro ministerio.
De los que prometen el perdón no a todos, sino a aquellos que entre los católicos han sido regenerados, aun después cayeran en herejía o idolatría Hay otros que prometen igual felicidad no a todos los que han recibido el Sacramento del Bautismo de Jesucristo y su Sacrosanto Cuerpo...
Por aquella camisa en que tu Santísimo Hijo fue envuelto, me he de ver libre de malas lenguas, de prisiones, de hechicerías y maleficios, para lo cual me encomiendo a todo lo angélico y sacrosanto, y me han de amparar los Santos Evangelios, y llegaréis derribados a mí como el Señor derribó el día de Pascua a sus enemigos.
Si allá en el Chimborazo, rival del Himalaya, supieron entre nubes de bombas y metralla los héroes de la patria clavar su pabellón, y en vagoroso encaje de plata y esmeralda miraron tras la niebla, cual pálida guirnalda de gloria y esperanza, la mágica visión; Si alzando sus miradas al Ser Omnipotente bajaron igualando la furia del torrente que rueda despeñado con ímpetu veloz, ser libres, repitiendo, y el grito sacrosanto rasgando los vapores del azulado manto subía hasta el alcázar magnífico de Dios, — ¿Por qué de su reposo la turba degradada se burla pisoteando la sangre derramada mil veces en el llano y al lado del volcán?
En vista de nuestra moderación, de nuestra miseria y de la razón que nos asiste, ¿qué pecho noble habrá que no lata con el deseo de que obtengamos el objeto sacrosanto que nos proponemos?
Esta claro, pues, que para la remisión de las penas y de los casos reservados, basta con la sola potestad del papa. El verdadero tesoro de la iglesia es el sacrosanto evangelio de la gloria y de la gracia de Dios.
Mutuamente nos auxiliaremos: por el solo hecho de reunirnos hemos contraído con la sociedad un empeño sacrosanto; arrostrémoslo todo por cumplirlo, no sea que las generaciones futuras y la presente nos acusen de haber perdido la ocasión que se nos ofrece para elevar a nuestra patria al engrandecimiento que sus recursos le preparan.
Esto sólo alcancemos de ella con votos y plegarias públicas: que si no tiene hecha resolución de destruir el linaje humano, y si todavía mira con ojos propicios el nombre romano, se complazca de tener a este príncipe por sacrosanto, como todos los mortales le tienen, por ser dado para el reparo de las cosas humanas, que tan caídas estaban.