sacerdocio

(redireccionado de sacerdocios)
También se encuentra en: Sinónimos.

sacerdocio

1. s. m. RELIGIÓN Estado y dignidad de sacerdote. curato
2. RELIGIÓN Ejercicio y ministerio propio del sacerdote ejerce el sacerdocio en una población rural.
3. Consagración al desempeño de una función determinada, en general respetable por la abnegación que requiere el cuidado de ancianos es su sacerdocio.

sacerdocio

 
m. rel. Dignidad y estado del sacerdote.
Ejercicio y ministerio del sacerdote.
Conjunto de sacerdotes.
fig.Consagración activa y celosa al desempeño de una profesión o ministerio elevado y noble.
hist. relig. En Grecia y Roma al separarse, con la abolición de la monarquía, los poderes político y sacerdotal, los sacerdotes quedaron como funcionarios del Estado. En la India, Caldea, Egipto, etc., constituyeron castas hereditarias muy poderosas. En el pueblo hebreo pertenecían a la tribu de Leví (levitas) y el sumo sacerdocio, cuando no recaía en el monarca, era ejercido por un personaje político. En el cristianismo el sacerdote está configurado a Cristo por el sacramento del orden y por él participa de la función de enseñar, santificar y gobernar. La eucaristía es el vértice del ministerio sacerdotal y su celebración solo le corresponde al sacerdote.
Sinónimos

sacerdocio

sustantivo masculino

sacerdocio:

iglesiaclero,
Traducciones

sacerdocio

priesthood, ministry

sacerdocio

Priestertum

sacerdocio

sacerdoce

sacerdocio

sacerdócio

sacerdocio

الكهنوت

sacerdocio

kapłaństwo

sacerdocio

kněžství

sacerdocio

præstedømme

sacerdocio

성직

sacerdocio

SMpriesthood
Ejemplos ?
Los sacerdocios eran ilustres, los lugares sagrados, lugar de placer; se frecuentaban los sacrificios, los juegos y diversiones en los templos, al mismo tiempo que por todas partes se derramaba tanta sangre de los ciudadanos por los mismos ciudadanos, no solo en cualquiera lugar, sino entre los mismos altares de los dioses.
¿Quién duda de que en una Ciudad fundada para siempre y sin límites a su crecimiento se han de nombrar nuevas autoridades, nuevos sacerdocios, modificaciones tanto en los derechos y privilegios de las gens como en los de los ciudadanos?
En muchas de las ciudades del Imperio comenzó, poco después de la muerte de Antínoo, la erección de templos y la institución de sacerdocios para su culto.
Por ello, hacia el final del periodo existían multitud de sacerdocios consagrados a cada uno de los antiguos monarcas divinizados.
Desde los inicios de la religión romana, se siguieron con actitud conservadora los ceremoniales y sacerdocios originarios, pero integrando, en el curso de un desarrollo orgánico, todo tipo de cultos extranjeros.
Titulares de sacerdocios individuales, ya sea por el Pontifex Maximus, o por el colegio de Duumviri (después Decemviri y quindecimviri sacris faciundis).
A Domiciano se le concedieron los títulos honoríficos de césar o princeps iuventis, además de varios sacerdocios como el de augur, pontifex, frater arvalis, magister frater arvalium y sacerdos collegiorum omnium, aunque ningún cargo con imperium.
C., las Leges Liciniæ-Sextiæ culminaron el proceso de igualación entre patricios y plebeyos, permitiendo el acceso progresivo de estos últimos a las magistraturas y sacerdocios, aunque el primer Pontifex Maximus plebeyo tuvo que esperar más de un siglo.
las Leges Liciniæ-Sextiæ culminaron el proceso de igualación entre patricios y plebeyos, permitiendo el acceso progresivo de estos últimos a las magistraturas y sacerdocios, aunque el primer Pontifex Maximus plebeyo tuvo que esperar más de un siglo.
A pesar de esto, los federales pueden comerciar con otras especies utilizando oro prensado latinio ó crédito federal. La Federación es un estado secular, a diferencia de otros estados con poderosos sacerdocios, como los klingon.
por medio del sacerdocio, ellos pueden ser autorizados a predicar el evangelio, a administrar las ordenanzas de salvación y a gobernar el Reino de Dios en la tierra. En esta Iglesia hay dos sacerdocios, el de Melquisedec y el Aarónico.
Estos sacerdocios fueron restaurados durante una visita que Joseph Smith, el restaurador de esa religión, afirmó tener, y mediante la imposición de manos de Juan el Bautista (el cual le confirió el sacerdocio Aarónico) y de Pedro, Santiago y Juan (quienes le dieron el sacerdocio de Melquisedec) en el año 1829.