sacada

sacada

1. s. f. ADMINISTRACIÓN Territorio separado de un municipio, un país, u otro lugar.
2. JUEGOS Jugada del tresillo en que el hombre ha hecho más bazas que los contrarios.

sacada

 
f. Partido o territorio que se ha separado de una merindad, provincia o reino.
Traducciones

sacada

SF (Andes, Cono Sur) = sacadura
Ejemplos ?
Veamos como reúne sus argumentos para dar el gran masazo, ni más ni menos que el jefe aguerrido que reúne sus fuerzas para llevar el ataque decisivo: “Absoluta falta de fijeza (en el valor de la moneda); conciencia plena de que las emisiones no tienen limites, la idea absurda de resistir con tiras de papel a la necesidad inflexible de liquidar los malos negocios hechos durante la inflación; pretensión de salvar perdidas que es fatal que sufrirá la sociedad, sacada de quicio, para volver a la normalidad de la existencia, todo esto es lo que da razón fundada a la resistencia al papel que como se ve está lejos de ser una preocupación rancia y sin fundamento alguno razonable”.
lonja que le fue sacada por unitario salvaje, en el paraje del Pago Largo afamado, donde fue descuartizado!" -Con razón: por malvao y salvajón, dijo la recién venida.
Como toro selvático que siente echarse de improviso al cuerno un lazo, y salta y se revuelve airadamente y en vano bufa y curva el espinazo, sacada así del natural ambiente la orca por la fuerza de aquel brazo, con mil espasmos que hace al revirarse el cable sigue y no puede soltarse.
Uno es el ejemplar, el otro es la forma sacada del ejemplar y aplicada a la obra; la una es imitada y la otra hecha por el artista.
Dios anda confuso; la mujer como sacada de quicio y aturdida; pero la naturaleza enciende siempre el sol solemne en medio del espacio; los dioses de los bosques hablan todavía la lengua que no hablan ya las divinidades de los altares; el hombre echa por los mares sus serpientes de cabeza parlante, que de un lado se prenden a las breñas agrestes de Inglaterra, y de otro a la riente costa americana; y encierra la luz de los astros en un juguete de cristal; y lanza por sobre las aguas y por sobre las cordilleras sus humeantes y negros tritones; –y en el alma humana, cuando se apagan los soles que alumbraron la tierra decenas de siglos, no se ha apagado el sol.
¡Vamos: un puntazo por lo que sea!… y que no haya que dar á esa espada una compañera sacada de las costillas como nuestra madre Eva.» La alusion á costillares produjo el efecto que el chusco deseaba, y aplaudieron sus partidarios y rieron los de los tendidos; lo cual oyendo Romero, dejando plantada á la fiera y á los espectadores suspensos, llegose bajo el palco del zumbador mancebo, la muleta recojida en la zurda y el estoque suspendido en el dedo corazon, y dijole con aquella sorna peculiar de la gente de plaza: «Su mercé parece por sus razones profesor del arte, y se vé à la legua lo acostumbrado que está á dar lecciones como maestro: con que no lo deje por poco y tome sin cortedad el lugar que le corresponde, que yo estoy pronto á escucharle.
El tipo del individuo de ese gremio era un joven de pelos y bigotes erizados, pálido de cutis, hundido de vientre, con las manos muy sucias, chaquetilla a media espalda, pantalón de campana, gorrita en la cabeza, sin chaleco y con la camisa muy sacada sobre la cintura.
El resto que se ha salvado permanece todavía inédito, existiendo en Lima una copia recientemente sacada de los archivos de Madrid.
De ambas cosas sacan, a su vez, los modernistas, dos leyes, que, juntas con la tercera sacada del agnosticismo, forman las bases de la crítica histórica.
Por lo tanto, en virtud de la primera ley, sacada del agnosticismo, es preciso borrar de su historia cuanto presente carácter divino.
De este estímulo queda el reposo perturbado, y el alma, sacada ora en un punto, ora en otro, de su letargo, funciona un momento con la parte despertada, para volver luego al reposo.
Porque ya se pide a un orador también la elocuencia poética, no manchada con lo rancio de Atio o Pacuvio, sino sacada del divino tesoro de Horacio, Virgilio y Lucano.