sabroso

(redireccionado de sabrosas)
También se encuentra en: Sinónimos.

sabroso, a

(Del bajo lat. saporosus.)
1. adj. Que tiene un sabor agradable o intenso prepara unos postres muy sabrosos. apetitoso insípido
2. Que está un poco salado para mi gusto, te ha quedado un pelín sabroso. soso
3. coloquial Que es interesante o importante le ofrecieron una sabrosa suma de dinero. sustancioso

sabroso, -sa

 
adj. Sazonado y grato al sen tido del gusto.
fig.Delicioso, agradable.
fam.Algo salado, malicioso, picante, gracioso.

sabroso, -sa

(sa'βɾoso, -sa)
abreviación
1. soso que tiene gusto agradable al paladar una comida sabrosa
2. que tiene mucha sustancia o interés un sueldo sabroso
3. que es atrevido o malicioso un baile sabroso
Sinónimos

sabroso

, sabrosa
adjetivo
sazonado, gustoso*, sustancioso, rico, apetitoso, delicioso*, exquisito, delicado*, agradable*. insípido, soso, desabrido.
Se aplica a aquello que tiene un sabor intenso. Rico, apetitoso, delicioso, exquisito, delicado y agradable se utilizan cuando dicho sabor resulta grato al paladar.

sabroso:

importanteenjuidioso, interesante, sustancioso,
Traducciones

sabroso

chutný, pikantní

sabroso

krydret, velsmagende

sabroso

maukas, suolainen

sabroso

pikantan, ukusan

sabroso

味のよい, 塩味の

sabroso

맛있는, 짭짤한

sabroso

god, smårätt

sabroso

ที่เป็นของคาว, อร่อย

sabroso

đậm đà, ngon

sabroso

美味

sabroso

ADJ
1. [comida] → tasty, delicious
2. (= agradable) [libro] → solid, meaty; [oferta] → substantial; [sueldo] → fat
3. [broma, historia] → racy, daring
4. (Andes, Caribe, Méx) (= ameno) → pleasant
5. (Andes, Caribe, Méx) (= parlanchín) → talkative
6. (Méx) (= fanfarrón) → bigheaded, stuck-up
Ejemplos ?
¡A peso, pase, a peso, a peso, a peso, pase! ¡Pase! ¡Sabrosas las tortas! ¡Empanadas de vigilia de queso, de pescado... CUARTA VISITA ¡Compadézcanse de mi dolor!
Y por cierto compadezco al andaluz joven que, al entrar un día de verano por la puerta de los Monteros y al mirar las filigranas arabescas del palacio, al pasar por los salones del jardín, y de allí a las caballerizas reales, por fin al guarecerse de los rayos del sol, ardiente pero vivificante, en el laberinto de calles moriscas que están detrás del Alcázar, puede oír con indiferencia aquellas sabrosas narraciones que el lenguaje del hombre no puede trasladar de las creaciones de la fantasía, aquellas pláticas dulces que mecieron mi niñez y que jamás borrará de mi memoria el tiempo.
Mira, Copperfield, cuando la veo levantarse con la luz, para ponerlo todo en orden; ir a hacer la compra, sin preocuparse nunca del tiempo, aun antes de que los empleados lleguen a la oficina; hacerme no sé cómo las comidas más sabrosas con los manjares más vulgares; hacerme puddings y pastas; volver a poner cada cosa en su sitio, y, siempre tan limpia y arreglada; esperarme por la noche, por tarde que sea, y siempre de buen humor, siempre dispuesta a animarme, y todo esto para darme gusto, no, verdaderamente es algo que no acabo de creer, Copperfield.
Aún no los bellos ojos apartaste Del bosque aquel que le ocultó a tu vista, Y del último adiós aún no enjugaste Las lágrimas hermosas, Tú más dulce a tu Óscar que las sabrosas Auras de la mañana, Siempre sola estarás; si entre las selvas Pirámide de hielo Reverbera a la luna, En tu ilusión dichosa Figurarás tu amante, Pensando ver su cota fulgurosa; Pasará tu delirio Y verterás al llanto de amargura Sola y desconsolada...
Decí que abogo por la abolición del régimen del laburo diurno, que te impide darte unos buenos fomentos al sol y unas sabrosas panzadas de oxígeno.
Los que vivis de alcázares señores, Venid, yo halagaré vuestra pereza; Niñas hermosas que moris de amores, Venid, yo encantaré vuestra belleza: Viejos, que idolatrais vuestros mayores Venid, yo os contaré vuestra grandeza; Venid á oir en dulces armonias Las sabrosas historias de otros dias.
Y después, hacia un lado, en un baluarte de la misma fortaleza, vuelta al oriente, a la hermosa y simpática Lucía, en dulces y sabrosas pláticas con el cacique Mangora, contrastando maravillosamente su vestido a la europea, con el singular traje del salvaje.
Y A TI, porque no sólo lees, sino actúas. "Lenguas malignas y orejas malignas hacen que las murmuraciones sean sabrosas." Anónimo S.
Ya no escucharás cual antes, allá en las noches serenas, sobre los aires flotantes, las sabrosas cantilenas de los rendidos amantes.
Se regocijaron, pues, de haber llegado al país excelente, lleno de cosas sabrosas; muchas mazorcas amarillas, mazorcas blancas; mucho cacao, cacao; innumerables los zapotillos rojos, las anonas, las frutas, los frijoles Paternoster, los zapotes matasanos, la miel; plenitud de exquisitos alimentos en aquella ciudad llamada Casas sobre Pirámides Mansión de los Peces.
Ya no escucharás, cual antes, Allá en las noches serenas, sobre los aires flotantes, las sabrosas cantilenas de los rendidos amantes.
Hecha esta prevención y recogido el buen extremeño en su casa, comenzó a gozar como pudo los frutos del matrimonio, los cuales a Leonora, como no tenía experiencia de otros, ni eran gustosos ni desabridos; y así, pasaba el tiempo con su dueña, doncellas y esclavas, y ellas, por pasarle mejor, dieron en ser golosas, y pocos días se pasaban sin hacer mil cosas a quien la miel y el azúcar hacen sabrosas.