sable

(redireccionado de sables)
También se encuentra en: Sinónimos.

sable

(Del alem. sabel < húngaro szablya.)
1. s. m. Arma blanca semejante a la espada, algo curva y en general de un solo filo.
2. Habilidad para obtener dinero de otro o para hacerse invitar por él.
3. Cuba ZOOLOGÍA Pez plateado brillante, de cuerpo delgado y aplastado.
4. Ecuad. ANATOMÍA Pene, órgano genital masculino.
5. DEPORTES Arma ligera usada en el deporte de la esgrima.
NOTA: Nombre científico: (Trichiurus lepturus.)

sable

(Del fr. sable.)
adj./ s. m. HERÁLDICA Se aplica al color heráldico representado por el negro o por líneas horizontales y verticales cruzadas.

sable

 
m. Arma blanca algo corva y por lo común de un solo corte.
fig.Habilidad para sacar dinero a otro o vivir a su costa.

sable

('saβle)
sustantivo masculino
arma blanca larga y curva de un solo filo un sable árabe
Sinónimos

sable

sustantivo masculino
charrasco (col.), charrasca (col.), chafarote (desp.), alfanje, cimitarra, mandoble* (col.).
Charrasco, charrasca y chafarote son denominaciones burlescas; alfanje, cimitarra y mandoble son especies diferentes de sable.
Traducciones

sable

sable

sable

1 SM (= arma) → sabre, cutlass, saber (EEUU)

sable

2 SM (Heráldica) → sable
Ejemplos ?
(exclamaban, sin embargo, con voz vinosa, sacando los sables con mucha dificultad y sin conseguir ponerse de pie.) ¡Que entren esos canallas!
Los franceses, aterrados, estúpidos, clavados en sus sillas por insoportable letargo, creyendo que la muerte de que hablaba el español iba a entrar en aquel aposento en pos de los amotinados, hacían penosos esfuerzos por levantar los sables, que yacían sobre la mesa; pero ni siquiera conseguían que sus flojos dedos asiesen las empuñaduras: parecía que los hierros estaban adheridos a la tabla por insuperable fuerza de atracción.
Por otra parte, les informo que mañana, la señora Presidenta, a las 11 y 30, encabezará un acto junto a gobernadores de provincias en el Salón Mujeres Argentinas del Bicentenario y, a continuación, en el Salón Blanco de la Casa Rosada, procederá a la entrega de sables a oficiales de las Fuerzas Armadas y a la asunción del nuevo jefe de la Armada, almirante Carlos Alberto Paz.
Y aunque honor de príncipe se le debiera rendir, no habrá para el difunto fastuosidades, corazas, penachos, sables relucientes, músicas vibradoras ni desfiles marciales.
Dieron éstos un paso más hacia los convidados, y hallaron que la mayor parte estaban ya muertos, con la cabeza caída hacia adelante, los brazos extendidos sobre la mesa, y la mano crispada en la empuñadura de los sables.
Un vuelo de gritos largos se levantó en las veletas. Los sables cortan las brisas que los cascos atropellan. Por las calles de penumbra huyen las gitanas viejas con los caballos dormidos y las orzas de monedas.
Mancebos y doncellas hermosas, cogidos de las manos, se divertían bailando: éstas llevaban vestidos de sutil lino y bonitas guirnaldas, y aquéllos, túnicas bien tejidas y algo lustrosas, como frotadas con aceite, y sables de oro suspendidos de argénteos tahalíes.
Efectivamente: no bien salimos del café, percibimos allá, en la Plaza (que como os he dicho estaba cerca), una empolvada silla de posta, parada delante de una casa de vulgar apariencia y custodiada por dos gendarmes de caballería, cuyos desnudos sables brillaban que era un contento....
Para que no haya duda sobre cuales sean los objetos ó artículos llamados de contrabando de guerra, declarándose tales: 1.° cañones, morteros, obuses, pedreros, mosquetes, rifles, carabinas, fusiles, pistolas, picas, espadas, sables...
La policía de la Capital pisotea a los manifestantes, golpea con sus sables todo lo que tienen delante, no importa el sexo ni la edad; arrea a la cárcel a mujeres y hombres, rechaza brutalmente fuera de los lugares aristocráticos al pueblo harapiento.
No es menos serio y es más sincero; así no se engaña a nadie: venderías los cañones, los sables de mentirijillas por lo que son; no dirías: esto es de verdad, sino, es broma.
El enemigo había apagado también sus fuegos, suponiendo una fuga, y avanzaba hacia la “tapera”. Sentíase muy cercano ruido de caballos, choque de sables y crujidos de cazoletas.