saúco


También se encuentra en: Sinónimos.

saúco

(Del lat. sabucus.)
1. s. m. BOTÁNICA Planta arbórea caprifoliácea, de flores blancas y frutos ácidos en bayas de color rojo o negro.
2. ZOOLOGÍA Segunda tapa de que se componen los cascos de las caballerías.
3. saúco falso Chile BOTÁNICA Árbol de unos cinco metros de altura, de hojas pecioladas y flores en umbelas.
NOTA: Nombre científico: (Sambucus.)
NOTA: También se escribe: sabuco

saúco

 
m. bot. Arbusto de la familia caprifoliáceas (Sambucus nigra), de hojas imparipinnadas y flores olorosas, en cimas corimbiformes.
Sinónimos

saúco

sustantivo masculino
Traducciones

saúco

sambuco

saúco

sureau

saúco

bezinky

saúco

mustaseljanmarja

saúco

fläderbär

saúco

SMelder
Ejemplos ?
Cuando estaba fuera de casa se había mojado los pies, nadie sabía cómo, pues el tiempo era completamente seco. Su madre lo desnudó y acostó, y, pidiendo la tetera, se dispuso a prepararle una taza de té de saúco, pues esto calienta.
A los estragos se acoge de aquel antiguo reducto, noble ya edificio, agora jurisdicción de Vertumno. Alondra no con la tierra se cosió al menor barrunto de esmerjón como la triste con el tronco de un saúco.
Y tú, ovejita Entierra conmigo Mi flauta de haya Que canta con anhelo, Flauta de hueso, Que canta tan tierno, Flauta de saúco, ¡ Canción de fuego !
En uno de los jardines crecía un saúco, en el otro un viejo sauce, y debajo de éste gustaban de jugar sobre todo los niños; y se les permitía hacerlo, a pesar de que el árbol estaba muy cerca del río, y los chiquillos corrían peligro de caer en él.
Defendían esta propiedad: un trincho, cubierto de maleza, por el lado del callejón; dos guayabos machos, tres naranjos agrios y un saúco, entreverados con unos palos carcomidos, por los dos lados restantes.
Los dos chiquillos seguían reuniéndose bajo el sauce o junto al saúco, y la niña cantaba canciones bellísimas con su voz argentina.
No pudo resistirlo; y ¿por qué no? Pregúntalo al sauce, pregúntalo al saúco florido. Por eso dijo adiós a su maestro de Nuremberg y prosiguió su peregrinación.
El hada se había transformado en una linda muchachita, pero su vestido seguía siendo de la misma tela verde, salpicada de flores blancas, que llevaba en el saúco.
Y después empezó a preguntar y a contar, pasando desde los padres de Knud hasta el saúco y el sauce; madre saúco y padre sauce, como los llamaba, cual si fuesen personas; pero bien podían pasar por tales, si lo habían sido los pasteles de alajú.
Después le sirvió la cena. Hacía un lunar argentado y el aire traía por el abierto balcón auras de flor de saúco y brezo. Séfora se asomó.
-¿Llamarán pronto? -preguntó el pequeño. La madre se echó a reír, puso té de saúco en la tetera y le vertió agua hirviendo. -¡Cuente, cuente!
A un tiempo, cual sueño que halaga y asombra, de los robles las hojas caían, del saúco brotaban las hojas. Primavera y otoño sin tregua turnan siempre templando la atmósfera, sin dejar que no hiele el invierno, ni agote el estío las ramas frondosas.