súplica


También se encuentra en: Sinónimos.

súplica

1. s. f. Acción y resultado de suplicar nadie atendió sus súplicas . imploración, ruego
2. Palabras o escrito con que se suplica elevó sus súplicas al director del departamento. petición, solicitud
3. DERECHO Cláusula final de un escrito dirigido a la autoridad administrativa o judicial en solicitud de una resolución.
4. a súplica de loc. adv. Mediante ruego o instancia.

súplica

 
f. Acción y efecto de suplicar.
Memorial o escrito en que se suplica.
der. Cláusula final de un escrito dirigido a la autoridad administrativa o judicial en solicitud de una resolución.

súplica

('suplika)
sustantivo femenino
acción y efecto de pedir algo con sumisión y humildad Nadie atendió a sus súplicas
Sinónimos

súplica

sustantivo femenino
petición, demanda*, instancia, imploración, ruego.
Súplica se utiliza cuando se pide con humildad o sumisión; ruego o imploración cuando se hace llorando.
suplicar
Traducciones

súplica

plea, appeal, entreaty

súplica

appel

súplica

beroep

súplica

recurso

súplica

نداء

súplica

обжалване

súplica

上诉

súplica

上訴

súplica

odvolání

súplica

アピール

súplica

överklagande

súplica

อุทธรณ์

súplica

SF (= ruego) → request; (= petición) → supplication, entreaty, plea (Jur) (= instancia) → petition
súplicasentreaties, pleading sing
acceder a las súplicas de algnto grant sb's request
se publica a súplica deit is published at the request of ...
Ejemplos ?
Y, ya al pie de la gruta, haciendo apartarse a los pastores con una seña, la madre se arrodilló, y señalando al Niño dormido sobre la paja, murmuró anhelosa, en súplica ardiente: -¡Bésalo, Fernando!
Al ver la última escena, eché de menos la fórmula de cajón ó de ru- tina que usaron, en clías ya remotos, nuestras abuelas, para hacer charlar hasta por los cotíos á las penas 6 difuntos impalpa- bles que diz que se les aparecían á media noche:— Anima ben- dita, en nombre de Dios te ruego que me digas lo que se te ha perdido en mi casa.— Después de tal súplica, el espíritu del otro mundo no se hacía el remolón, y se espontaneaba y desembuchaba el entripado.
Cuando el Pulío llegó a la casa, después de enterarse la anciana de que la bala no había interesado más que la piel y los tejidos blandos, dijo a aquél con acento de súplica: -Pos me va usté a jacer el favor de icirle al Clavija que se le está poniendo el emplasto que él ha dispuesto, pero en lugar del emplasto le va usté a poner...
Si comprendieras este llanto que escurre por mis mejillas, pálidas y mustias por tu lejanía, por tu ausencia eterna; si entendieras la súplica que ante ti diariamente brota de mis ojos y que luego...
Noventa epístolas de Séneca, traducidas y anotadas. Una Súplica muy reverente a su Santidad por los españoles. El opúsculo de Santo Tomás del modo de confesarse, traducido y con notas.
La conquista del yelmo de Mambrino, el encuentro de la maleta, la penitencia que de resultas imagina hacer nuestro loco en aquellas asperezas, la ida de Sancho, su entrevista con el Licenciado, la súplica de la desamparada Princesa, su otorgamiento y la aventura de Andrés llenan este primer acto.
¿Lo ves, gloria de mi vida? Y lo primero que ella pudo articular fue, en tono de súplica: -Mira, vas a irte... Te lo pido por favor...
Los proteccionistas le han exorcizado como al mismo Satanás; los economistas le han excomulgado y el país en masa ha querido conjurarle, como a las tempestades, hasta con rogativas públicas y clamoreo de las campanas que ha dejado útiles la clerofobia de Romero Ortiz, su dignísimo colega. Figuerola, impertérrito, ha respondido a cada invectiva con una nueva torpeza; a cada súplica, con un descenso en la Bolsa.
¿Escogerías la súplica, la prédica moralizador a, la amenaza con los juicios de la historia; argumentos incomprensibles para la bestia, o tomarías el arma que mata; argumento lógico, efectivo, para la violencia que ciegamente mata y devora?
Se concede el recurso de súplica en todas las causas de que hablan las partes 2.a, 3.a, 4.a, 5.a, 6.a, 7.a y 8.a del artículo anterior.
Ser un gran criminal y hallarse con un pie en el patíbulo. Que ninguna dama española solicite el perdón; y Encomendar la súplica al Gobierno de que forma parte Romero Ortiz.
Parecíame a mí imposible también que hubiera uñas de ministro capaces de resistir tales embestidas sin soltar el banco ministerial y eso que ya me eran conocidas las de sus excelencias ejecutivas en otras pruebas análogas, aunque no tan rudas; creía que, después del bajón a 26 de la subsiguiente acometida de los banqueros y del comunicado del señor Indo, don Laureano se habría muerto, o, cuando menos, aparentando contrición y murmurando el confiteor, presentaría su dimisión a las Cortes, en la seguridad de que una súplica de las que tanto prodiga el general Serrano a la Montaña Roja, le mantendría en su puesto por ahora.