súbito


También se encuentra en: Sinónimos.

súbito, a

(Del lat. subitus .)
1. adj. Que sucede de manera repentina e inesperada una súbita respuesta. imprevisto
2. Que tiene un carácter impulsivo y violento. irreflexivo
3. de súbito loc. adv. Súbitamente, de repente.
NOTA: También se escribe: súpito

súbito, -ta

 
adj. Improviso, repentino.
Precipitado, impetuoso o violento en las obras o palabras.
adv. m. Súbitamente.

súbito, -ta

('suβito, -ta)
abreviación
que ocurre de manera repentina e imprevista Lo atacó un súbito dolor de espalda.
de forma repentina o improvista El sismo se produjo de súbito.
Sinónimos

súbito


súbito

, súbita
adjetivo
1 repentino, inesperado, imprevisto, impensado, súpito, improviso.
Por ejemplo: un cambio súbito de temperatura.
Traducciones

súbito

soudain, subit

súbito

plotselinge

súbito

súbita

súbito

nagłe

súbito

внезапно

súbito

突然

súbito

突然

súbito

pludselige

súbito

äkillinen

súbito

פתאומית

súbito

갑자기

súbito

plötslig

súbito

A. ADJ
1. [cambio, acción] (= repentino) → sudden; (= imprevisto) → unexpected
V tb muerte 1
2. (= precipitado) → hasty, rash
3. (= irritable) → irritable
B. ADV (tb de súbito) → suddenly, unexpectedly

súbito -ta

adj sudden
Ejemplos ?
Tal fue la destrucción de las ciudades, al instante destruidas sobre la tierra. Como hiere el relámpago y destruye a la piedra, aterrorizaba de súbito, sometía a las tribus.
Joven o viejo, decía el poeta, son “papeles que reparte la vida y que no siempre coinciden con nuestra vocación”. ¡No!, no asistimos a un ilógico súbito cambio de generaciones.
-En buen hora -dijo Ricardo-; y vuélvote a advertir que los cinco versos dijo el uno y los otros cinco el otro, todos de improviso; y son éstos: Como cuando el sol asoma por una montaña baja y de súbito nos toma, y con su vista nos doma nuestra vista y la relaja; como la piedra balaja, que no consiente carcoma, tal es el tu rostro, Aja, dura lanza de Mahoma, que las mis entrañas raja.
Al brillante y súbito resplandor de los relámpagos sucede una claridad tenue y azulada, una luz indecisa, semejante al primer albor de un día sin sol y sin aurora.
Parece que existe bastante lógica en estas afirmaciones, porque, prácticamente, hubiera sido imposible explicar el súbito nacimiento brillante de las respectivas civilizaciones de estos pueblos, si no hubiera habido el aporte civilizado venido de otros mundos; tanto más que, todas las civilizaciones de la Tierra están marcadas con el signo de Venus, con "dioses", es decir, con seres superiores, que eran considerados venusianos; tales como Quetzalcóatl, Orejona, Viracocha, Yshtar, Astarté y Anita.
Cierto de las misericordias del Señor, lo que me aflije son estos perjuicios que he originado, y suplico encarecidamente que no sigan: vosotros ya lo sabeis, os habeis de ver ó en un momento súbito que de impoviso os traslade al tribunal de Dios, ó en los que S.M.
Fue en ese momento cuando Old, que iba adelante, vio tras el alambrado de la chacra a míster Jones, vestido de blanco, que caminaba hacia ellos. El cachorro, con súbito recuerdo, volvió la cabeza a su patrón, y confrontó.
Apenas pudo el sol su cabellera sacar del seno de su antigua madre y comenzó en la parte más cimera a dar calor como amoroso padre, cuando Martán, temiendo que pudiera Grifón hacer que cuanto urdió descuadre y descubrir su fraudulenta arte, pidió licencia, y súbito se parte; hallando como excusa al ruego regio no presenciar la máscara irrisoria.
¡Constructores agrícolas, civiles y guerreros, de la activa, hormigueante eternidad: estaba escrito que vosotros haríais la luz, entornando con la muerte vuestros ojos; que, a la caída cruel de vuestras bocas, vendrá en siete bandejas la abundancia, todo en el mundo será de oro súbito y el oro, fabulosos mendigos de vuestra propia secreción de sangre, y el oro mismo será entonces de oro!
¡Esta noche, mi establo de Belén será el corazón de fiera de tu padre! Al oír la promesa del Niño, Lucía experimentó tan súbito gozo, que no lo pudo resistir.
Volcán, cuando habló aquel Xibalbá. De súbito éste se borró de delante de sus rostros, sin irse. Entonces llegaron las tribus que perecían de frío: mucho granizo, obscuridad, lluvia, helada; incalculable el frío.
No se trata del arribo de los incipientes con “c” e insipientes con “s”, no se trata del retiro de los maduros ni, mucho menos, de un cambio súbito de generaciones.