sépalo

sépalo

(De la combinación de pétalo con el lat. separ, separado.)
s. m. BOTÁNICA Cada una de las hojas en que se divide el cáliz de una flor.

sépalo

 
m. bot. Cada una de las hojas, gralte. de color verde, que forman el cáliz de una flor.
Traducciones

sépalo

sepal

sépalo

sepalo
Ejemplos ?
Quedó un momento caviloso, y luego, manoseando la barba, me dijo: -Sépalo vuecencia : Si tengo amistad con los plateados, es porque espero valerme de ellos...
Son gente brava y me ayudarán... Desde que llegué a esta tierra tengo un pensamiento. Sépalo vuecenc¡a: Quiero hacer Emperador a Don Carlos V.
-Yo quisiera tener una fotografía de usted en esa postura, pero mirándome a mí. -¡Vaya un gusto! -Ya se ve que sí. -Pues también yo tengo fotografía, sépalo usted. -¡Hola! -Y hecha por Pica-Groom .
Usted es muy honrado, y nos quiere... Pues bien, mi querido Capitán, sépalo usted todo... Ayer tarde vino mi procurador, y me dijo que el Gobierno había decretado en contra el expediente de mi viudedad.
La lucha se ha planteado –dice usted- entre el capitalismo abusivo y egoísta y un hondo sentido de justicia social.-La guerra que se desenvuelve en la República española, sépalo el mundo entero, no es una guerra religiosa, como ha querido hacerse ver.
Yo lo intenté, confieso, y con ahínco; y escribí cuatro o cinco, y al punto me gritaron: -¡Caballero, no toque ese pandero! Ese de quien se ocupa fue mi tío; sépalo, señor mío; y si prosigue usted, con un trabuco, ¡por Dios!, que lo desnuco.
Tanto valdría decirle a un gato hambriento que soltase buenamente el pez que hubiese robado; pero, en fin, señora, sépalo usted de una vez.
No es Pichincha, es Ayacucho la acción que, como soldado, pone á Sucre al lado de los más grandes capitanes. ¡¡¡Pues bien, sépalo la juventud, sépalo el mundo, esa gloria es hechiza, es usurpada!!!
Pues bien...-le besó la mano; era coronel de caballería y tenía el valor acreditado-, sépalo usted: no quiero tener otra mujer que usted.
Pues yo, sépalo Zeus, el que ve siempre todo, ni podría calla al ver la desgracia marchando contra las ciudadanos en lugar de la salvación, ni podría tener como amigo mío a un hombre enemigo del país, conociendo esto, que ésta es la que salva y haciendo la travesía recta sobre ésta, hacemos los amigos.
Del de Guamanga pasó a los de Lima y a los de Méjico y a los de toda la América latina la palabra barchilón, con que se designa a la última jerarquía de sirvientes de hospital. Hasta los franceses dicen monsieur le barchilón. Sépalo la Real Academia de la Lengua.
Este hombre va bien desterrado, porque siendo extranjero, ha tenido la insolencia de quitarle la moza al Gobierno del Perú... Y sépalo, señor ministro, el Gobierno no quiere aguantar cuernos.