rutina

rutina

(Del fr. routine.)
1. s. f. Modo de hacer las cosas por costumbre y sin pensarlas se pasa el día viendo la televisión por pura rutina; aprovecha las vacaciones para huir de la rutina diaria. hábito
2. INFORMÁTICA Secuencia de instrucciones que permite controlar el desarrollo de una función u operación necesarias para resolver un problema determinado. programa

rutina

 
f. Costumbre inveterada, hábito adquirido de hacer las cosas por mera práctica y sin razonarlas.
Habilidad que es únicamente producto de la costumbre.
inform. Secuencia de instrucciones que cumplen una función programada.

rutina

(ru'tina)
sustantivo femenino
1. hábito adquirido de hacer las cosas sin necesidad de reflexión todos los días la misma rutina
2. habilidad que es adquirida por la costumbre Practico una rutina de malabares.
que forma parte de las actividades normales El guardia hace una inspección de rutina.
Traducciones

rutina

routine

rutina

běžný postup

rutina

rutine

rutina

rutiini

rutina

routine

rutina

rutina

rutina

決まりきった仕事

rutina

정해진 과정

rutina

routine

rutina

rutine

rutina

rutyna

rutina

rotina

rutina

rutin

rutina

กิจวัตรประจำ

rutina

sıradan

rutina

hoạt động thường xuyên

rutina

常规

rutina

рутинни

rutina

SFroutine
por rutinafrom force of habit
rutina diariadaily routine

rutina

f. routine.

rutina

f routine; (bot) rutin; — diaria or cotidiana daily routine
Ejemplos ?
Para remover y dar vida a toda idea fecunda, para adquirir todo género de conocimientos, para mantener y dar pábulo a ese dulce comercio que debe existir entre los hombres que se consagran al estudio, un compatriota, celoso de la ilustración, y que cuento con orgullo entre mis amigos, ha concebido la idea de este establecimiento a que es particularmente llamada la juventud, –esa parte interesante de la República que aún no se ha maniatado con la rutina...
IV Y como el acompasado reloj que con su rutina mecánica profana los dilatados mutismos del tiempo, los vocablos no escuchados de aquel hombre invisible palpitaban amorosos desatándose en canciones desafiantes, retadoras de vacíos y de plenos; de altivos y de opresos; de potentados y miserables...
No sigamos la rutina sin más estudio que la simple lectura de algunos materialistas que niegan todo; no por el hábito de negar, neguemos con ellos.
Hay muchos que parecen no haber distinguido entre una clase y otra clase de hombres. Hay muchos que están viviendo todavía en la rutina de antaño.
Y si yo fuera hombre de extender las manos y bendecir, todas las cosas y el despertar de la vida proseguirían su rutina iluminada, pero impregnadas de mí: ¡Tan fuerte es la expansión de la mente en un hombre de verdad!
Ruido por doquiera, agitación por donde sea, trabajo fingido, pérdida de tiempo, asesinatos. Un día más dentro de la rutina. Lo mismo a cada hora, a cada mes, año tras año...
La multitud burócrata en pululante escándalo, en desesperada monotonía, se apresuraba al diario inicio de sus actividades, casi siempre sin fruto, desalentadoras, porque no se realizaban con esa sed de crear, de hacer algo distinto, diferente a lo de siempre, sino que se sumergía en la rutina aletargada, en el mecánico proceder cotidiano de máquinas y botones; de anuncios y estereotipos; sin saber que la vida auténtica deviene siempre constante creación, renovación de lo trivial y de lo ordinario.
Me encontrarán en la flor que se desnuda en sus perfumes, en el árbol abierto hacia los siglos, en el viento coplero de caricias... Me hallarán poseso de infinito flotante en las alturas, en la estrella distante y guiñadora, en la rutina del enigma cósmico...
Los votos monásticos, y el de castidad perpetua sobre todo, son indefendibles en nuestra época. Subsisten or rutina ó costumbre, por histrionismo religioso más que poT disciplina ó necesidad de la Iglesia de Cristo.
Y por supuesto que al niño nada le decía esto de su mundo, sino lo veía como una rutina necesaria para unir las letras, aunque no comprendiera de inmediato lo que leía; aunque algunos chicos y chicas así como sus padres y maestros se sintieran orgullosos de tales avances.
¿Cómo hacerlo sin que se continúe la estéril rutina de siempre en lo relativo a la estructuración idiomática con base en normativismos momificados e inconexos, distantes de su práctica real?
Por experiencia, ¿cuántos niños, adolescentes y jóvenes hemos visto sucumbir en su entusiasmo por aprender, por ser, ante la rutina impositiva de muchos esquemas tradicionales barnizados de modernos?