rumoroso

rumoroso, a

adj. Que produce rumor el viento rumoroso mecía las hojas de los árboles.

rumoroso, -sa

(rumo'ɾoso, -sa)
abreviación
que produce rumor Con su voz rumorosa le cantaba a los niños para dormirlos.
Traducciones

rumoroso

loud

rumoroso

ADJ (liter) → murmuring; [arroyo] → babbling
Ejemplos ?
Jacinto Seijo Teodomiro Ramírez Antonio Navas Rumoroso Emilio Escalera Arturo Rivera Ramón Cestero Emilio Dávila Díaz José Vega Nevarez Francisco Chinea Carmelo Mercado, PPD José Rosado Negrón, (PNP,1977–1980) Isabelo "Chabelo" Molina Hernández (PNP, 1993-2001) Juan "Mane" Cruzado (PPD, 2001–2002) renunció, Vice-Alcalde José Colón asumió el puesto.
11 de junio, San Bernabé, en Rinconeda. 29 de junio, San Pedro Apóstol, en el Barrio San Pedro, Rumoroso. 31 de julio - 1 de agosto, San Pedro Advíncula, en Polanco.
Este núcleo de población está formado por los barrios de Quintana, Rinconeda, El Cueto, Sebrán, La Ermita, Cantarranas, La Cadena, San Salvador, El Cueto y El Salto. Rumoroso.
Al final sería tercero entre seis conjuntos en el grupo que peleó el ascenso y, quizás como consuelo, fue al Francisco Sánchez Rumoroso a amargarle la vida a Coquimbo Unido, derrotándolo por la cuenta mínima e impidiendo que los piratas llegaran a la liguilla de promoción.
Enfrente de ella está la casa que ordenó construir Pereda en el año 1874, en la que vivió y recibió a amigos y conocidos como Benito Pérez Galdós, edificación que presenta la típica fisonomía de casa-cubo decimonónica. En el barrio de Rosales de la localidad de Rumoroso puede verse una casa del siglo XVI, restaurada, llamada de La Cagiga.
La iglesia de la localidad de Rumoroso, dedicada a San Andrés Apóstol, es del siglo XVII, y alberga en su interior un retablo barrocok y otros dos más modernos.
De sus recursos naturales destaca el Pozo Tremeo, laguna natural cercana a Rumoroso, y de interés geomorfológico debido a la rareza de este tipo de lagunas naturales en Cantabria.
Antología poética (op.cit.) "Hágase", comentario del poema "Sin epitafio", de Claudio Rodríguez, en Philip W. Silver (ed.), El rumoroso cauce.
El único gol del encuentro fue marcado por el delantero Manuel Neira a los 76 min. El 9 de julio se disputó el segundo partido de la final, en el Estadio Francisco Sánchez Rumoroso de Coquimbo.
Junto a mí, unos ingleses jóvenes suspiraban emocionados por la dulzura melancólica de la música y de la noche, sintiendo ablandarse sus almas bajo un soplo de amor; y viendo yo la corona de luces del Víale del Colli que rasgaba la oscuridad en lo alto de un cerro, y a sus pies el Amo rumoroso y temblón reflejando las rojas serpentinas de los faroles por debajo de las arcadas del Ponte Vecchio, sentíame igualmente conmovido por la romanza, tocado por la emoción poética de los más bellos momentos de la vida, creyéndome por un instante más ligero, en, un mundo extraordinario, de atmósfera sutil y perfumada, donde los cuerpos tuviesen la fluidez de las almas.
Y en esta penumbra verde, moteada de inquietos puntos de sol; en este ambiente rumoroso, donde aletean tenues mariposas, zumban pesados insectos de metálico coselete y alas estridentes, y vuela el regio faisán, aristócrata del aire, extienden las rosas su erupción primaveral: unas, encendidas, de color de aurora; otras, pálidas y sedosas, con el tinte suave de la carne femenil oculta bajo el misterio de las ropas.
Enloquecido, fuera de sí, lo sacude, lo zarandea, le insufla su aliento, su vida... ¡Todo en vano!... El colibrí, en tanto, revoloteaba rumoroso entre las fucsias.