rumoroso

(redireccionado de rumorosas)

rumoroso, a

adj. Que produce rumor el viento rumoroso mecía las hojas de los árboles.

rumoroso, -sa

(rumo'ɾoso, -sa)
abreviación
que produce rumor Con su voz rumorosa le cantaba a los niños para dormirlos.
Traducciones

rumoroso

loud

rumoroso

ADJ (liter) → murmuring; [arroyo] → babbling
Ejemplos ?
Esas hojas que viven dulcemente a orillas de la fuente, balanceándose, undosas, mirando eternamente cual pasa la corriente cantando mil canciones rumorosas, esas hojas sin sed son muy dichosas.
Por las tardes, cuando el sol empezaba a declinar, mucho antes de que comenzaran las plegarias del pueblo, gustaba a Sumaj Majta contemplar el campo desde la elevada terraza de su palacio. Placíale ver ondeando la brisa, las enormes hojas frágiles y rumorosas de sus maizales pródigos, mientras las aves cantaban.
Hoy en las rajadas torres anidan sólo las águilas, y los altaneros muros sólos las yedras asaltan, mientras que van las palomas en rumorosas bandadas aún a posar en la torre de la pobre ermita blanca.
Pero el joven millonario, paseándose apoyado en el brazo del médico por los jardines admirables de su quinta, en los cuales los árboles eran altos y regios, los estanques profundos, los cisnes bogadores y deslizadores, las cascadas rumorosas y argentinas, los templetes de alabastro rancio, traído de Grecia, y las flores singulares, pálidas como rostros o rojas como labios, murmuraba: -No me restablezca usted en el uso de los sentidos, doctor...
¡Amadoras felices o inconstantes de las pintadas flores olorosas: rojas, blancas, doradas mariposas, de flor en flor eternamente errantes, que, en vistosos colores, sois joyas vivas o volantes flores! ¡Rebaño que ya paces, ya retozas! ¡Oh largas, verdes, rumorosas calles de ventilados sauces! ¡hondos valles!
En efecto, no cabe nada más bello, más original, más sugestivo que aquellas avenidas interminables de palmeras gigantescas, que elevan sus penachos ondulantes al cielo y sumergen sus raíces en las aguas rumorosas de las anchas zanjas cavadas á sus pies.
Estaban iluminados los balcones, y de la iglesia de los Dominicos salía entre cirios el Paso de la Cena. Aún recuerdo aquellas procesiones largas, tristes, rumorosas, que desfilaban en medio de grandes chubascos.
Las avecitas rumorosas revoloteaban entre los rizos de su protectora y le acariciaban la frente con el vientecillo que levantaban al volar, y bajaban después a posarse en el borde de la copa, en cuyo líquido sumergían la lengua aguda y prolongada como el pistilo de las flores de que se alimentan.
La finca del señor Guzmán, que dista unas tres leguas del pueblo donde pasábamos el verano, goza merecida fama de ser la mejor de toda la provincia, por la amenidad de sus jardines, la frondosidad de sus arboledas centenarias y las muchas fuentes rumorosas que sombreaban grupos de odoríferas, magnolias y graves cedros del Líbano.
Veíase, por la pompa del cortejo, que eran Nérida y el señor Walter Wolcot, quienes, en tales instantes, recibían la bendición del Todopoderoso, en matrimonio; y que, a un tiempo mismo, el destino del muy amado señor Lorenz, calados el lúgubre clac de unto y los guantes negros, asistía al sepelio de diez sarcófagos ingrávidos, en cuyos labrados campos de azabache, habrían, decorados a la usanza etrusca, verdes ramas de miosotys florecido portadas por piérides mútilas y suplicantes; boscajes de rumorosas uvas vivas, bajo el cielo de puras anilinas anacreónticas; vientos encontrados desnudando árboles de otoño; y montañas de hielos eternos.
Apenas son rumorosas sus aguas y el tránsito por ese lugar, en donde se ha tendido el puente, es temeroso que provoca la psicosis de una especie de persecución, con la idea de maleantes y asaltadores.
Ahora lloraba más, acercándome a Santiago, donde ya solo la hallaría muerta, sepulta bajo las mostazas maduras y rumorosas de un pobre cementerio.