ruinoso

(redireccionado de ruinosos)
También se encuentra en: Sinónimos.

ruinoso, a

1. adj. Que amenaza ruina o se empieza a derrumbar el edificio está tan ruinoso que resulta peligroso.
2. Que destruye o arruina no participaré en ese negocio ruinoso.
3. Que es débil y está poco desarrollado siempre ha tenido un cuerpo ruinoso y endeble. ruin, raquítico corpulento

ruinoso, -sa

 
adj. Que se empieza a arruinar o amenaza ruina.
Pequeño, que no puede aprovecharse.
Que arruina y destruye.
Sinónimos

ruinoso

, ruinosa
adjetivo
Traducciones

ruinoso

ruinerende

ruinoso

förödande

ruinoso

ADJ
1. (Arquit) → ruinous; (= destartalado) → tumbledown
2. (Fin) → ruinous, disastrous
Ejemplos ?
Las excepciones son, una presencia documentada, en la primera mitad del siglo IX de tropas musulmanas al mando de Abd al-Rahmán III, en las lagunas de Villaverde, donde acamparon en labores de defensa; y los restos ruinosos que se pueden apreciar en la Casa de Las Pulgas, que podría tratarse de una antigua atalaya en la frontera hispanomusulmana tras la toma de la ciudad de Toledo, pues se trata de una construcción de finales del siglo XI o principios del XII.
Igualmente, una renovación de temas y ambientes, y, por contraste al Siglo de las Luces (Ilustración), prefieren los ambientes nocturnos y luctuosos, los lugares sórdidos y ruinosos (siniestrismo); venerando y buscando tanto las historias fantásticas como la superstición.
Además mandó construir autómatas sobre distintos tipos de pájaros, algo que le hizo menguar su fortuna pero que levantó gran expectación entre las personas que le frecuentaban. Para procurarse el dinero necesario, tuvo que recurrir a numerosos arbitrios y ruinosos contratos.
En conclusión, decir que los D-40, junto con los Audaz y los submarinos clase D, han sido, posiblemente, los proyectos más lamentables y ruinosos que ha afrontado la Armada en el Siglo XX.
Tras su fracaso, logró esconderse, hasta que más tarde fue amnistiado y confinado en Arcos de la Frontera, donde fundó el Centro Obrero y la sociedad Fraternidad Obrera, a través de la cual los obreros en paro se dedicaron a la reconstrucción de edificios ruinosos para sorteárselos entre ellos o venderlos y repartir su importe.
En 1902, abrió tienda en el número 74 de la calle de Atocha, trasladándose luego a la calle del Carmen, 33; ambos intentos resultaron ruinosos, y el editor del Modernismo tuvo que volver a su "esperpéntica covacha" de la calle de Mesonero Romanos.
Ella no ha querido restaurarlo, y el edificio amenaza ruina. Aunque aún se mantienen en pie, no están menos ruinosos los pacayares de Monte-Blanco y de Larrión.
Me limito a lanzar al viento esta indicación: la hora y el lugar antes dichos, donde podrán encontrarse los vestigios ruinosos que todavía quedan de una torre derrumbada.
La ebullición civilizadora del centro ha lanzado hasta aquí algunas lavas que a duras penas han logrado ingerirse y arraigarse, en forma de casas nuevas, entre este laberinto de balcones ruinosos, de aleros retorcidos, de jarcia, de aparejos y de pestilentes residuos de parrocha.
Así se explica un filósofo que, meditando en la calma de las pasiones los principios y costumbres de los estados, se ha engañado raras veces cuando predijo sus destinos; dedúzcase ahora la miseria de nuestra situación al verla pendiente de los medios más propios para arruinarla; o más bien medítense los bienes que deberemos esperar, si por inteligentes combinaciones se corrigen unos defectos tan ruinosos.
En igual manera, la producción agrícola del país siempre se mantuvo lejos de sus posibilidades, porque una cosecha abundante bajo el sistema de la ganancia significaba precios ruinosos para los granjeros.
Cuando se la den podrá vivir como todo el mundo, y entonces sus fuerzas, dirigidas en otro sentido la llevarán lejos, muy lejos, se abandonará a la delicia de sentir, la dominará una pasión profunda por un hombre superior que la entienda, irá a respirar por temporadas el aire perfumado y tibio de Niza, de San Remo, de Sorrento, volverá a España, a Toledo, a Burgos, a Córdoba, a Sevilla, cuyos nombres ennoblecen con sólo pronunciarlos, a Granada, a embelesarse con las policromías de las arquitecturas árabes, con los follajes frescos de los laureles rosa y de los castaños gigantes, con lo azul del cielo; a Venecia, donde sube hacia el firmamento, por entre ruinosos palacios de mármol...