ruinoso


También se encuentra en: Sinónimos.

ruinoso, a

1. adj. Que amenaza ruina o se empieza a derrumbar el edificio está tan ruinoso que resulta peligroso.
2. Que destruye o arruina no participaré en ese negocio ruinoso.
3. Que es débil y está poco desarrollado siempre ha tenido un cuerpo ruinoso y endeble. ruin, raquítico corpulento

ruinoso, -sa

 
adj. Que se empieza a arruinar o amenaza ruina.
Pequeño, que no puede aprovecharse.
Que arruina y destruye.
Sinónimos

ruinoso

, ruinosa
adjetivo
Traducciones

ruinoso

ruinerende

ruinoso

förödande

ruinoso

ADJ
1. (Arquit) → ruinous; (= destartalado) → tumbledown
2. (Fin) → ruinous, disastrous
Ejemplos ?
Recibiendo con tanta bondad este fragmento ruinoso de un templo al que antes se consideraba como hombre, si puedo expresarme así, da usted pruebas de sentimientos que honran nuestra común naturaleza.
Cuando esta llegó, temiendo disgustarla, se ocultó para contemplarla un instante y grande fue su asombro al divisar a Cecilia que con la cestilla llena de provisiones se dirigía hacia la parte más sola y descuidada de la posesión. La siguió a alguna distancia y la vio entrar en el ruinoso edificio.
Todo invenciones acaso, Mas siempre lo falso apoya Alguna verdad oculta Entre mentiras de monta. Y es asi que no hay castillo Ruinoso, ni ermita sola Donde mil negras visiones Crédulo el vulgo no esconda.
Era una vergüenza, un oprobio lo que pasaba entre nosotros; todas nuestras glorias estaban eclipsadas; nuestras nobles tradiciones, olvidadas; nuestro culto, bastardeado; nuestro templo empezaba a desplomarse, y, señores, ya parecía que íbamos resignados a inclinar la cerviz al yugo infame y ruinoso; apenas si algunos nos sonrojábamos de tanto oprobio.
Consuelo, regadera en mano, recogida en la cintura la falda de percal, que dejaba ver los pulidos zapatos, y que ceñíase con pérfida ductilidad a la pierna nerviosa y fina; luciendo vistoso collar de abalorios, y tocado de flores el espléndido cabello, entreteníase en regar los geranios que embellecían el largo arriate que adornaba el patio de la casa, en que vivía, en tanto la señora Rosario charlaba animadamente con la señora Angustias la Veterana, sentadas las dos en uno de los extremos del patio, y, retrepado en su silla contra el ruinoso muro...
Tenía una plaza grande, pocas calles, cortas y estrechas, un paseo con dos docenas de árboles y una fuente, un convento ruinoso y una iglesia.
Nada tenía que ofrecer Venezuela a la Península para atraer sus bajeles a sus puertos sino el cacao; mas los holandeses tenían muy buen cuidado de extraerlo para poner bajo el monopolio de la necesidad a un país que no tenía de dónde vestirse y proveer a las atenciones de su agricultura sino los almacenes de Curazao, ni otro conducto por donde dar salida a sus frutos y recibir estos retornos, que Puerto Cabello; hasta que, por una de aquellas combinaciones políticas más dignas de admiración que fáciles de explicar, se vio la provincia de Venezuela constituida en nuevo monopolio tan útil en su institución, como ruinoso en sus abusos...
Lejos de compartir el espíritu de hostilidad que hervía en el callejón de las butacas y en todos los puntos del teatro, donde se aglomeraban espectadores contra el cuartero malo, yo, desde que se alzó el telón pausadamente sentí compasión, muy luego trocada en simpatía, no solo hacía el ruinoso tenor (que respondía por signor Ettore Franceschi), sino hacia toda la troupe.
Dad un empujón al muro vetusto y ruinoso y se vendrá a tierra. Así sucedió a aquel par de estantiguas.
Y Joseíto no se hizo repetir la orden, y momentos después trepaba, aferrándose, a los salientes del ruinoso muro, con los tallos de las flores en la boca, de donde momentos después tomábalas Lola murmurando con casi infantil alborozo: -Muchas gracias, y qué rebonitas que son hoy.
Pero cuando toda juntura se deshace como en un edificio ruinoso, y mientras se destruye la una y se cuartea la otra, hace falta buscar cómo salirse.
No se debe olvidar que formamos parte de una generación iniciada en la vida a la hora del desastre postrero, cuando los últimos valores morales se quebraron en el aire, hiriéndonos con su caída. Nuestra mocedad se ha deslizado en un ambiente ruinoso y sórdido.