ruedo

(redireccionado de ruedos)
También se encuentra en: Sinónimos.

ruedo

1. s. m. TAUROMAQUIA Espacio limitado por la barrera destinado a la lidia, en una plaza de toros el diestro recibió un fuerte aplauso al salir al ruedo. arena
2. Corro de personas se formó un ruedo de curiosos alrededor del lugar del accidente. rueda
3. Borde de una cosa redonda. contorno
4. Parte colocada alrededor de una cosa. redondel
5. Estera pequeña y redonda.
6. Esterilla afelpada o de pleita lisa.
7. INDUMENTARIA Y MODA Refuerzo o forro con que se guarnecen interiormente por la parte inferior los vestidos talares.
8. Línea, punto o lugar que marca la separación entre dos territorios. frontera, límite
9. a todo ruedo loc. adv. En cualquier caso, pase lo que pase.

ruedo

 
m. Acción de rodar.
Parte colocada alrededor de una cosa.
Contorno, límite, término.
Círculo o circunferencia de una cosa.
Esterilla redonda.
Esterilla afelpada o de pleita lisa.
Corro, juego de muchachos.
Echarse al ruedofig. Intervenir decididamente en un asunto.
taur. Redondel en las plazas de toros.
Sinónimos

ruedo

sustantivo masculino
2 redondel.
De las plazas de toros.
Traducciones

ruedo

Arena

ruedo

Arena

ruedo

arena

ruedo

arena

ruedo

الساحة

ruedo

arena

ruedo

Арена

ruedo

arena

ruedo

アリーナ

ruedo

Arena

ruedo

เวที

ruedo

SM
1. (Taur) → bullring, arena
2. (Pol) → ring
3. (= contorno) → edge, border; (= circunferencia) → circumference; [de vestido] → hem
4. (= esterilla) → mat, round mat
5. (Cono Sur) (= suerte) → luck, gambler's luck
6. (= rotación) → turn, rotation
Ejemplos ?
Tuvo suerte el diestro, pues podría haber sido fatal. Pasó dos meses de baja hasta que se recuperó y volvió a los ruedos para presentarse en Teruel.
En la una se celebraban bodas y festines: las novias salían de sus habitaciones y eran acompañadas por la ciudad a la luz de antorchas encendidas, oíanse repetidos cantos de himeneo, jóvenes danzantes formaban ruedos, dentro de los cuales sonaban flautas y cítaras, y las matronas admiraban el espectáculo desde los vestíbulos de las casas.
Grupos diseminados de campesinos y campesinas de diferentes edades, sentados en sarapes, forman ruedos, en los que se come y se bebe alegremente.
Ese mismo día se hizo a batea, y viérais a la rolliza campesina, con las sayas anudadas a guisa de bragas, zambullida hasta el muslo, garridamente repechada, haciéndole bailar a la batea la danza del oro con la siniestra mano, mientras que con la diestra iba chorreando el agua sobre la fina arena, donde asomaban los ruedos oscuros de la jagua.
Es conocido aquello “del buen ganado el de los hierros de D. Vicente Gómez”, pues de su dehesa más de un toro ha hecho historia en los ruedos nacionales.
Fue líder de la estadística los años 1965, 1967, 1970, 1971 retirándose de los ruedos ese año hasta su regreso en 1979, lidiando pocos festejos hasta el 14 de septiembre de 1981 cuando resulta muerto un espontáneo durante una corrida celebrada en la plaza de toros de Albacete en la que compartía cartel con Rafael de Paula y Palomo Linares y decide su retiro definitivo.
Reaparece en 2000 y luego de solo dos corridas vuelve a anunciar su retiro debido, según sus palabras a que "con el toro actual no se puede, sencillamente no anda...", a pesar de esto regresa a los ruedos en diversas corridas y festivales.
El 14 de agosto de 1991, tras haberle cortado una oreja a su primer toro, recibió una cornada de su segundo durante una corrida nocturna celebrada en Sevilla, volviendo a los ruedos pocas semanas después.
Con alrededor de 900 corridas toreadas en su carrera, se despidió de los ruedos en un festival realizado en La Algaba (Sevilla), el 22 de octubre de 2000, donde cortó dos orejas.
A lo largo de la temporada, otros triunfos los obtuvo de nuevo en Murcia, al cortar tres orejas en una corrida televisada en directo el 2 de abril, y en Almería, al cortar dos orejas el 28 de agosto. A partir de 1987 Pepín Jiménez redujo considerablemente sus apariciones en los ruedos.
El diestro lorquino llevaba nueve corridas y ocupaba uno de los primeros lugares del escalafón de matadores de toros cuando el 22 de marzo en Aranjuez sufrió una lesión que le apartaría definitivamente de los ruedos.
Conocido artísticamente como Emmanuel, comenzó a pisar no los escenarios, sino los cosos taurinos, y llegó a alternar en ruedos de México, España y Perú, pero una cornada le haría cambiar la muleta y el capote por el micrófono, pues poco a poco comenzó a interesarse por la faceta de la composición musical.