rozado

rozado

s. m. Argent. AGRICULTURA Terreno preparado para el cultivo por medio del desmonte y quema de la vegetación, roza.
Traducciones

rozado

lambito

rozado

ADJworn, grazed
Ejemplos ?
La vida bicéfala que llevaba podría describirse como dos espirales enmarañadas que no llegan a tocarse nunca. A pesar de lo extraño que parezca no creo haber rozado en momento alguno la locura.
Y ambos, pesando la cabeza sobre el hilo superior, contemplaron atentamente. Desde allí se veía un alto pastizal de viejo rozado, blanco por la helada; un bananal y una plantación nueva.
TESEO ¡Pluguiera á los Dioses, hijo, que hubiese muerto yo en lugar tuyo! HIPÓLITO ¡Oh dones amargos de tu padre Poseidón! TESEO ¡Quisiera que la petición no hubiese rozado mi boca! HIPÓLITO ¡Bah!
Fragoso, preocupado con la ruina del rozado y disgustoscon el propietario de su tierra, no tenía humor para cazar, ni aún porhambre.
El maizal pasó del verde claro a una blancura amarillenta, y a fines de Noviembre sólo quedaban de él columnitas truncas sobre la negrura desolada del rozado.
Pero a la noche siguiente, él y sus compañerosse internaban en el monte (aunque el fox-terrier no corría tras elrastro, sabía perfectamente desenfundar tatús y hallar nidos deurúes), cuando el primero se sorprendió del rodeo que efectuaban suscompañeros para no cruzar el rozado.
Perplejo el mozo quedó ante gracias tales, y admirando aquellas dulces límpidas miradas, aquella noble frente, aquel risueño labio infantil que, ingenuo, parecía no haber sido rozado por el ala de un ósculo de amor, luces y sombras surcaron a la vez su pensamiento.
Fué al rozado, acariciando al fox-terrier, ysilbó a sus perros; pero apenas los rastreadores de tigres sentían losdientes de las ratas en el hocico, chillaban, restregándolo a dospatas.
Eso no tiene ninguna importancia. Pero defender a alguien que ha rozado el pene de un niño durante un segundo es un auténtico problema.
Esta Presidenta tiene un gran compromiso con la causa AMIA porque, en soledad, me tocó debatir, discutir en el seno de la Comisión muy duramente y sin que trascendiera a la prensa, porque si algo tenía en claro es que era algo tan delicado, algo tan terrible que no podía ser ni siquiera rozado con la mínima sospecha de politización o partidización de las cosas.
Hizo lo mismo; ydurante una hora, en el rozado negro de árboles quemados, que lafúnebre luz del menguante volvía más espectral, los perros se movieronde aquí para allá entre las cañas, gruñéndose mutuamente.Volvieron tres veces más, hasta que la última noche un estampidodemasiado cercano los puso en guardia.
Fragoso y Yaguaí hicieron solos el gasto de la jornada, y si elprimero sacó de ella la muñeca dolorida, el segundo echaba al respirarburbujas sanguinolentas por la nariz.En doce días, a pesar de cuanto hicieron Fragoso y el fox-terrier parasalvarlo, el rozado estaba perdido.