Ejemplos ?
Tal como defienden muchos lingüistas especializados en el estudio de esta área lingüística, la mayoría de los caracteres propios del dialecto rosellonés provendrían, por un lado, de la asimilación de elementos occitanos, y por otra parte, de que los locutores roselloneses hablan tanto el catalán como el francés, lo que provoca una contacto entre ambas lenguas.
Miàs fue también un pedagogo, no sólo impartiendo cursos públicos y gratuitos de catalán en 1933 en Amélie-les-Bains-Palalda en una época en que dicha lengua estaba prohibida, sino también gracias a sus publicaciones: Histoire résumée de la Catalogne Française en 1933 y Roussillonais sauve ta langue, il est encore temps en 1935, dos obras pancatalanistas que pretendían desmitificar la historia oficial francesa que los roselloneses aprendían en la escuela y defender la unidad lingüística y cultural de los territorios de lengua catalana.
La herencia de Guillermo pasaría a Botonac y más tarde (principios del siglo XIV) a Castellnou, nobles roselloneses que a veces se apellidan también Requesens.
Los condes roselloneses o los personajes a los que la infeudaron tenían un «castlà» (señor del castillo), que durante la primera mitad del siglo XII era un miembro de la misma familia condal, indicador claro del interés que tenían.
Todas estas composiciones decorativas provienen de las empleadas en los talleres roselloneses y se pueden comparar con los conjuntos del monasterio de San Miguel de Cuixá, de la Abadía de Serrabona o del antiguo claustro desaparecido del monasterio de San Saturnino de Tabérnolas (próximo a la Seu de Urgel) y del que se conservan algunos capiteles en el Palacio de Maricel de Sitges.
Nombrado general del Ejército de los Pirineos, durante la Guerra del Rosellón, fue el encargado de recuperar los territorios roselloneses perdidos a manos de los españoles, comandados por el general Antonio Ricardos, conde de La Unión.
Contando pues con el apoyo de la aristocracia local en 1173, después de muerto Gerardo II, Alfonso el Casto convoca una asamblea de nobles roselloneses en Perpiñán, en la que estableció unos estatutos de paz y tregua válidos para todo el condado del Rosellón y la diócesis de Elna.
En los círculos políticos roselloneses, ante la extinción del linaje condal parece que se juzgó más conveniente unirse al dominio real aragonés, cuyos monarcas eran descendientes directos de Wifredo el Velloso, en lugar de considerar los derechos de Hugo III de Ampurias sobre el Rosellón, por la descendencia de las dinastías condales ampurdana y rosellonesa de un tronco común: el de los antiguos condes de Ampurias-Rosellón de los siglos IX y X.
y en 1683 el Consejo Soberano del Rosellón prohibió a los estudiantes roselloneses viajar a Barcelona o a cualquier otra ciudad española.
En 1682, una nueva Orden exigía a los roselloneses el conocimiento de la lengua francesa para obtener cargos públicos y títulos honoríficos, y les daba seis meses para aprenderlo, Citado por Miquel Pueyo i París,
La Caixa de Rotllan es como la mayor parte de los dólmenes roselloneses de «planta simple», es decir, sin un corredor, común en otros dólmenes del Eneolítico de mediados del tercer milenio a.
Entre los emigrados destacaron, por una parte, los alicantinos que se establecieron alrededor de Orán, y por otra, los menorquines que se establecieron alrededor de Argel, coincidiendo con los roselloneses.