ropón


También se encuentra en: Sinónimos.

ropón

1. s. m. INDUMENTARIA Y MODA Prenda de vestir larga que por lo general se pone suelta sobre las demás.
2. TEXTIL Acolchado que se hace cosiendo unas telas gruesas sobre otras.
Traducciones

ropón

robe

ropón

SM
1. [de ceremonia] → long robe
2. (= bata) → loose coat, housecoat
Ejemplos ?
l tabardo es un ropón blasonado que usaban antiguamente los heraldos y reyes de armas, y que usan todavía los empleados de ciertas corporaciones, como los maceros de las Cortes y los de algunos ayuntamientos.
El vestido podía ser muy variado, sino se trataba de su propio ropón (vestuario blanco con el que comúnmente se bautiza a los niños) se mandaba a hacer un vestido especial para la ocasión.
¿Por qué León se estremece con redobles destemplados? ¿Por qué la noche es ropón en mil túnicas rasgado? Porque ha llamado la Ronda con voz de trescientos años.
Por los pueblos de Mosen Benito (Zaragoza, 1996) Con o palo y o ropón (Jaca, 1996) Viaje al fin del mundo: (un recorrido en el espacio y en el tiempo por la cabecera del Río Asabón) (Huesca, 1998) Montañas Profundas (Huesca, 2002) Pirineo adentro (Huesca, 2003) Aquers tiampos tan enrebullatos (Zaragoza, 2004) 275 años de presencia escolapia en Jaca (Zaragoza, 2010) Diccionario Panticuto-Castellano (2014) También es autor de una traducción del Nuevo Testamento al aragonés central publicada en 2013 bajo el título de Nuebo Testamén n'Aragonés.
a beca es un distintivo que llevaban los colegiales sobre el ropón o manto del mismo o distinto color que éste, que significaba que gozaban de una beca para sus estudios.
Pertiguero: En la terminología cofrade el pertiguero es el responsable de los acólitos, viste ropón largo y porta medallón y una pértiga con la que golpea el suelo para ordenar que sean subidos o bajados los ciriales.
Los criados vigilaban en las antesalas, y los acólitos pasaban y repasaban con su ropón rojo y su roquete blanco, metiéndose a empujones por entre los devotos.
El gesto tiene severo y la frente despejada, empinados los bigotes, espesa y luenga la barba. El jubón negro y sin cuello, el ropón tocando en capa, la gola negra y sencilla, botas, espuelas y espada.
Cuando duerme, su ropón lleno de estrellas temblorosas de alegría, la arrulla con una tierna canción de cuna que por supuesto, hoy, en la sociedad del conocimiento, nadie escucha.
Los asistentes bostezan al murmullo arrullador; los jueces, medio dormidos, hacen pliegues al ropón; los escribanos repasan sus pergaminos al sol, los corchetes a una moza guiñan en un corredor, y abajo, en Zocodober gritan en discorde son, los que en el mercado venden, lo vendido y el valor.
Y en una desierta calle, donde sus claros destellos una mitad alumbraban, la otra en sombras confundiendo, estaba en la parte obscura, receloso y encubierto, un noble joven gallardo, no muy alto, aunque bien hecho. Ropón y loba vestía, el uno y el otro negros, traje propio de que usaban escolares de aquel tiempo.
Y discurriendo, discurriendo, cómo rompería la diabólica maraña, diose a adiestrar a Damiancito en tejidos de red y "crochet"; y tan inteligente resultó el discípulo, que al cabo de pocos meses puso en cantarilla un ropón con muchas ramazones y arabescos que eran un primor, labrado por las delicadas manos de Damián.