rondador

rondador, a

adj./ s. Se aplica a la persona que ronda es tan rondador que puedes encontrártelo en cualquier sitio.
Traducciones
Ejemplos ?
Se enfrentó a Lobezno, Rondador Nocturno, y los miembros de Alpha Flight; el Wendigo de Baptiste fue capturado y curado por el Chamán.
Las conventuales todas se pusieron en movimiento para descubrir por dónde habría podido escapar el misterioso rondador, y todas convinieron, a la postre, en que el tal no podría ser persona humana, sino celeste.
(70) ¡Ay de la hermosa y noble Cuanto infeliz princesa, Que á los pintados vidrios Sentada sin cesar, Desesperada aguarda De incertidumbres presa La vuelta del que solo La puede consolar. En vano sus miradas Por el camino tiende Por donde puede acaso Su rondador venir.
Seguidilla va y seguidilla viene, el cantor llevaba trazas de esperar a que despuntase el alba para poner punto a las ponderaciones y extremos de su amor; pero vino a aguar la fiesta el ruido estridente de un bofetón y una voz catarrienta que decía: -¿Te gustan villancicos, descocada? Pues sábete que rondador que te requiera de amores ha de entrar por la puerta sin escandalizar el barrio.
Rosario, que había nacido para ser buena y que no lograba arrancarse del corazón la imagen del único hombre amado, refugióse en brazos de su madre a llorar sus amarguras, y cada vez que algún rondador empezaba a zumbarle en los oídos promesas tentadoras y acariciadores propósitos, revolvíase iracunda y desdeñosa, y respondíale de modo tal que no quedábanle ganas a ninguno de sus pretendientes de volver con el recado.
Que era el mozo muy astuto, y era muy cándida ella, y era la monja muy bella, y el rondador muy audaz; las noches eran oscuras, las citas muchas y en calma, y el amor prende en el alma con la chispa más fugaz.
Desde entonces, rondador incansable, desertaba la casa paterna para ir a pasar las noches recorriendo las calles anexas a la parroquia del Socorro, asomando a las puertas, escuchando, pegado el oído a las celosías de las ventanas, en busca de un eco de la voz, de una sombra de la imagen de aquella que se había apoderado de mi corazón.
Frecuentador de garitos y rondador de ventanas, tenía el genio tan vivo que, a la menor contradicción, echaba mano por el estoque y armaba una de mil diablos.
Los X-Men descubren que ahora son capaces de entrar en el Limbo a través del hechizo de teletransporte de Hada con lo que un forman un equipo con ella misma, Coloso, Lobezno, Mercurio, Alud y Rondador Nocturno para buscar a Magik.
A pesar de su alegre personalidad, Hada comienza a revelar su ira y amargura sobre su experiencia inicial en el Limbo y su alma incompleta, siente que ella es menos humana. Durante una sesión de entrenamiento Rondador Nocturno señala que su personalidad cambia cuando utiliza la Daga.
Su gran poder mágico pudiendo teletransportar a una distancia y capacidad casi ilimitada también causa que Rondador Nocturno, que tiene un poder mucho más limitado y tradicionalmente sirvió como teletransportador principal de los X-Men, se cuestione su utilidad futura en el equipo, aunque finalmente se conformará con su propias capacidades.
Su idioma oficial es el Kichwa, mantienen su vestimenta, fiestas y tradiciones así como el uso de instrumentos musicales propios como el pingullo, rondador, huanca, bocina.