ronco

(redireccionado de roncos)
También se encuentra en: Sinónimos.

ronco, a

(Del lat. raucus.)
1. adj. Que padece ronquera, ha perdido de forma parcial la voz o la tiene lastimada tiene la voz ronca de tanto gritar. afónico
2. Se aplica a la voz o al sonido que es grave y poco intenso. rauco
3. s. m. ZOOLOGÍA Pez marino antillano con rayas azuladas y amarillas.
NOTA: Nombre científico: (Haemulon.)

ronco, -ca

  (del l. raucu x roncar)
adj. Que tiene o padece de ronquera.
Díc. de la voz o sonido áspero y bronco.

ronco, -ca

('ronko, -ka)
abreviación
1. voz, sonido que es grave y áspero una voz ronca
2. persona que sufre ronquera Quedó ronco por el frío.
Sinónimos

ronco

, ronca
adjetivo
2 bronco, áspero, rauco.
Rauco es un latinismo solo usado en el lenguaje poético.
Traducciones

ronco

rauque

ronco

ADJ [persona] → hoarse; [voz] → husky; [sonido] → harsh, raucous

ronco-a

a. hoarse, with a husky voice.

ronco -ca

adj hoarse; estar —, tener la voz — to be hoarse
Ejemplos ?
Del niño degollado por el lazo no quedaba sino un charco de sangre: su cadáver estaba en el cementerio. Enlazaron muy luego por las astas al animal que brincaba haciendo hincapié y lanzando roncos bramidos.
Una trompeta esparcirá sonidos feéricos que aterrarán al orbe y las regiones de marmóreos sepulcros y palacios funéreos se abrirán ante el trueno de justicias. Quebrantados parirán de pánico los roncos sapos de la envidia.
Cercó la turba el féretro, y la losa De su gefe á la voz dócil girando De Ronquillo mostró la pavorosa Figura; á cuya vista el negro bando De espíritus que el féretro cercaba Rugió iracundo al contemplar su presa, Cual de la suya en torno en noche oscura De cuervos roncos la bandada espesa.
Al andar hacía un ruido como de cadenas y cacerolas de latón que chocasen entre sí, y lanzaba berridos tremebundos, muy roncos y muy lentos, como las notas del piporro en las procesiones de la catedral.
Y ya los roncos alanos A sus espaldas sentia Cada punto mas cercanos, Y un montero en cuyas manos Tarde ó temprano daria; Cuando por su buena suerte Los vió el hidalgo bajar; Y el son de su trompa fuerte Paró la turba, y la muerte Dejó su presa escapar.
¡Viva el emperador!» Así en infernales voces los invencibles, que hollaron, sembrando exterminio y muerte, la Europa del Neva al Tajo, las silenciosas cañadas y los fecundos collados de Bailén, al sol naciente, con gozo infernal turbaron, de clarines y tambores, de armas, cañones y carros, relinchos y roncos gritos tormenta horrenda formando, mas sin saber que una tumba era el espacioso campo, por donde tan orgullosos osaban tender el paso.
Trabajoso, el desembarco de doña Tomasa, mientras los perros que han venido con ella, empeñan con los de la pulpería una conversación a rezongos y ladridos roncos, precursores de cercanas luchas.
Y se colgó a mi cuello y sonidos inarticulados y roncos salían de su garganta fuerte y sus labios quemaban y estaban secos y sus ojos ardían con una extraña llama.
El número uno había pronunciado un discurso en nombre de todos los alumnos y le habíamos vitoreado hasta quedar roncos, lo que le había emocionado haciéndole llorar.
Del palenque en los confines Se anuncia y se preconiza Al son de roncos clarines La noble y heroica liza Que tendrán los paladines.
En vano esperaba Poldy y hasta fantaseaba el milagro de que la cigüeña hablase, pero la elocuencia de la cigüeña jamás iba más allá de los castañetazos de costumbre y de algunos roncos y desentonados silbos, que eran todo su lenguaje.
IV Siempre batiendo el ala silbadora, cabalgando en las nubes y en los vientos, lo halló la noche y sorprendió la aurora; y a sus roncos acentos, tembló de espanto el español sereno en los umbrales del hogar ajeno.