romance

(redireccionado de romances)
También se encuentra en: Sinónimos.

romance

(Del lat. romanice.)
1. adj./ s. m. LINGÜÍSTICA Se aplica a cada una de las lenguas modernas derivadas del latín.
2. s. m. LINGÜÍSTICA Idioma español.
3. POESÍA Combinación métrica que consiste en repetir la misma asonancia en los versos pares sin rimar los impares.
4. POESÍA Composición poética formada por versos octosílabos con este tipo de combinación métrica.
5. LITERATURA Novela o libro de caballerías en prosa o en verso.
6. POESÍA Composición poética escrita en español.
7. coloquial Idilio o aventura amorosa tras un bonito romance, rompieron su relación. amorío
8. s. m. pl. Excusas o monsergas no me vengas con romances, ya no me creo nada de lo que me dices. pretextos
9. romance de ciego LITERATURA Composición poética sobre un suceso que cantaban o vendían los ciegos por la calle.
10. romance de gesta LITERATURA El popular en que se referían hechos de personajes históricos, legendarios o tradicionales.
11. romance heroico o real POESÍA El que se compone de versos de once sílabas.
12. en buen romance loc. adv. coloquial Con claridad, de modo que todos lo entiendan explicó su opinión en buen romance.
13. hablar alguien en romance coloquial Explicarse con claridad y sin rodeos me gusta porque habla en romance.

romance

 
adj.-m. ling. Díc. de cada una de las lenguas modernas derivadas del latín. Estas son el rumano, dálmata, retorrománico, italiano, sardo, provenzal, francés, catalán, español, gallego y portugués. Todas estas lenguas parten de una base aportada por el latín vulgar, modificada en cada caso por diversos factores: sustrato, superestrato, dialectalización, préstamos de otras lenguas, prestigio, etc.
m. Idioma español.
lit. Libro de caballerías. El término proviene de la palabra francesa roman y se utilizaba para designar, en un principio, la versión de un relato novelesco en lengua romance.
lit. y métr. Combinación métrica que consta de una serie indefinida de versos, gralte. octosílabos, asonantados los pares y sin rima los impares. Es de origen español, y forma propia de la poesía narrativa hispana y apta también para la lírica.
métr. Combinación métrica en romance.
romance corto El compuesto de versos de arte menor.
Aventura amorosa pasajera.
pl. Bachillerías, excusas.

romance

(ro'manθe)
sustantivo masculino
1. composición poética de versos de ocho sílabas El romance es una composición típicamente española.
2. literatura género literario que conforman este tipo de composiciones poéticas un volumen de romances medievales
3. relación amorosa que mantienen dos personas que es intensa y pasajera un romance de verano

romance


abreviación
lingüística lengua que proviene del latín El francés es una lengua romance.
Sinónimos

romance

adjetivo y sustantivo masculino
1 románico (leng.), neolatino.
Traducciones

romance

Romaanse

romance

romànico

romance

romansk

romance

Romanze

romance

latinida

romance

romaani

romance

roman

romance

ロマンス

romance

românico

romance

romans

romance

浪漫

romance

浪漫

romance

Romance

romance

로맨스

romance

Romance

romance

A. ADJ [idioma] → Romance
B. SM
1. (Ling) → Romance language; (= castellano) → Spanish, Spanish language
hablar en romance (= con claridad) → to speak plainly
2. (Literat) → ballad
3. (= amorío) → romance, love affair; (= amante) → lover
Ejemplos ?
De allí a quince días, volvió a Madrid con otras tres muchachas, con sonajas y con un baile nuevo, todas apercebidas de romances y de cantarcillos alegres, pero todos honestos; que no consentía Preciosa que las que fuesen en su compañía cantasen cantares descompuestos, ni ella los cantó jamás, y muchos miraron en ello y la tuvieron en mucho.
Los dos frailes encargados de gestionar la libertad de Cervantes empeñaron el nombre de la Orden como una garantía para el pago del resto de la suma exigida por el rey Azán; y el 19 de septiembre de 1580 Cervantes quedó libre, permaneciendo aún en Argel hasta fines del mismo año. Créese que de esta época datan los infinitos romances de que él mismo habla en su Viaje al Parnaso.
Es costumbre de los reyes que figuran en los cuentos esto de encerrar a las princesas en torres, y los viejos romances narran casos lastimosos, como el de, muerta de sed; pero este rey de mi historia, en vez de emparedar a su hija con objeto de maltratarla, se proponía lo que se propone el devoto al cerrar con llave el sagrario: dar digno asilo al Dios que adora y resguardarlo de la multitud profana o sacrílega.
Maduro de edad, largo de talla y no muy limpio de porte, mediano labrador, pero gran carretero. Gusta mucho de «estar al tanto» de lo que pasa por el mundo, y es un almacén de cuentos y romances.
La mejor hermosura era la de Santa Isabel, patrona del país, la piadosa princesa turingia, cuyas buenas obras eran exaltadas en romances y leyendas; en la capilla estaba su imagen, rodeada de lámparas de plata; pero Molly no se le parecía en nada.
Pocos años después quedó viudo; y el poeta de la Bibera apodo con que era generalmente conocido, por consolar su pena, se dio al abuso de las bebidas alcohólicas que remata- ron con él en 1692, antes de cumplir los cuarenta años, como él mismo lo presentía en uno de sus más galanos romances.
Las décimas son buenas para quejas; el soneto está bien en los que aguardan; las relaciones piden los romances, aunque en octavas lucen por extremo.
A Caviedes lo salvarán de hundirse en el osario de las vulgaridades, la sencillez y naturalidad de sus verbos, y la ninguna pretensión de sentar plaza de sabio. Dé- cimas y romances tiene Caviedes tan frescos, tan castizos, que parecen escritos en nuestros días.
Si fuera razón atendible la de la desnudez de la frase, muchos de los mejores romances de Quevedo (y entre ellos el que empieza — Yo el menor padre de todos)— muchas admirables producciones de otros escritores antiguos, no habrían alcanzado la gloria de vivir en letras de molde Pero por delicados y quisquillosos que seamos, en estos tiem- pos de oropel y de máscaras; por mucho que pretendamos dis- frazar las ideas, haciendo para ellas antifaces de las palabras, hay que reconocer que, en la lengua de Castilla, tiene Caviedes pocos que lo superen en donaire y travesura.
Con esto, se daba priesa a cantar romances de moros y moras, a la loquesca, con tanta gracia, que cuantos pasaban por la calle se ponían a escucharle; y siempre, en tanto que cantaba, estaba rodeado de muchachos; y Luis, el negro, poniendo los oídos por entre las puertas, estaba colgado de la música del virote, y diera un brazo por poder abrir la puerta y escucharle más a su placer: tal es la inclinación que los negros tienen a ser músicos.
En ella se principia por Froissart; y se le hace encabezar la serie de cronistas "que en los siglos XII y XIII mezclaron la historia y la fábula, los romances de Carlomagno y de Arturo con los hechos de la caballería".
Preocupábase de pasar a la historia y dar qué cantar a los romances; creíase uno de los "ministros de Dios en la tierra y brazos por quien se ejecuta en ella su justicia", y de tal modo le engañó el enemigo que bajo sombra de justicia fue a imponer a los demás su espíritu y a erigirse en árbitro de los hombres.