rojo

(redireccionado de rojas)
También se encuentra en: Sinónimos.

rojo, a

(Del lat. russeus.)
1. adj. Del color de la sangre o del tomate maduro.
2. s. m. Primer color del espectro solar, anterior al naranja, correspondiente a las radiaciones de mayor longitud de onda del espectro visible. colorado, encarnado
3. adj. Se refiere al cabello de color rubio tirando a rojizo. pelirrojo
4. adj./ s. HISTORIA, POLÍTICA Que es partidario de tendencias políticas revolucionarias o de izquierdas, aplicado, en especial, a los partidarios de la república durante la guerra civil española y en la posguerra. izquierdista
5. rojo alambrado o vivo Del color de la brasa encendida.
6. al rojo o al rojo vivo loc. adj/ loc. adv. METALURGIA coloquial 1. Se aplica al hierro y a otras materias que toman este color al estar expuestas a una temperatura muy elevada. 2. Que está muy excitado: la discusión se puso al rojo vivo cuando se habló del tema.
7. al rojo blanco loc. adv. METALURGIA Que tiene una temperatura tan alta que este color se vuelve blanco.
8. al rojo cereza loc. adv. De color encarnado oscuro.
9. ponerse rojo coloquial Sentir vergüenza se puso rojo cuando le llamaron la atención.

rojo, -ja

 
adj.-m. Díc. del color parecido al de la sangre arterial.
rojo de labios Cosmético que se aplican las mujeres en los labios y tiene, por lo general, forma de barrita cilíndrica.
Al rojo. loc. adv. y adj. Díc. de cualquier materia cuando toma el color rojo por efecto de una alta temperatura.
quím. Los rojos usados como colorantes se pueden clasificar en rojos minerales, como los de hierro, mercurio, plomo, etc. (se utilizan pralte. en pintura y cerámica), y rojos orgánicos, que comprenden los de origen animal (cochinilla, laca, púrpura), los de origen vegetal (campeche, tornasol rojo) y los rojos sintéticos o derivados de los hidrocarburos (alizarina, fucsinas, etc.).

rojo, -ja

('roxo, -xa)
abreviación
1. cosa que es de un color como el del tomate o la sangre una camisa roja
2. que tiene la piel de un color que tiende al rojo Se puso roja de vergüenza.
3. pelo que tiene un color parecido al del tomate o la sangre pelo rojo

rojo, -ja


sustantivo masculino-femenino
persona que milita en el comunismo o simpatiza con él el partido de los rojos

rojo


sustantivo masculino
color como el de la sangre o los tomates El rojo es el color con el que se simboliza la pasión.
Sinónimos

rojo

, roja
adjetivo y sustantivo masculino
rosa, salmón, coral, encarnado, bermejo, grana, carmesí, escarlata, púrpura, colorado, carmín, arrebol.
Carmín es rojo intenso. Colorado se usa generalmente para referirse a la cara de las personas.

rojo violado adjetivo y sustantivo masculino burdeos.
Traducciones

rojo

червен

rojo

roig, vermell

rojo

rød

rojo

rot

rojo

punane

rojo

punainen

rojo

rouge

rojo

vörös

rojo

rosso

rojo

赤い, あか, あかい, 赤

rojo

ruber, russus

rojo

rood

rojo

rød

rojo

rdec, rdeca, rdece

rojo

röd

rojo

červený

rojo

crven

rojo

빨간

rojo

แดง

rojo

màu đỏ

rojo

红的

rojo

/a
A. ADJ
1. (color) → red
rojo burdeosmaroon, dark red
rojo cerezacherry red
rojo sangreblood-red
rojo tejabrick-red
poner rojo a algnto make sb blush
ponerse rojoto turn red, blush
ponerse rojo de irato go purple with rage
2. [pelo] → red
3. (Pol) → red (Esp) (durante la Guerra Civil y con Franco) → Republican
B. SM
1. (= color) → red, red colour o (EEUU) color
calentar al rojo vivoto make red-hot
la atmósfera está al rojo vivothe atmosphere is electric
la emoción está al rojo vivoexcitement is at fever pitch
un semáforo en rojoa red light
2. (= maquillaje) rojo de labioslipstick
C. SM/F (Pol) (= de izquierdas) → red; (= republicano) → Republican

rojo-a

a. red;
___ CongoCongo ___;
___ escarlatascarlet ___.

rojo -ja

adj red
Ejemplos ?
Más allá de los árboles, del otro lado del arroyo, ahora el fuego se reflejaba sobre la tierra desde lo alto de su bóveda de humo y bañaba todo el paisaje, transformando en vapor dorado la línea sinuosa de la niebla. Sobre el agua brillaban anchas manchas rojas, y rojas eran igualmente casi todas las piedras que emergían.
Le eran indiferentes la luz del sol, las aves y las rojas nubes que, a la mañana y al atardecer, desfilaban en lo alto del cielo.
En una rama sujetaban redecillas de papeles coloreados; en otra, confites y caramelos; colgaban manzanas doradas y nueces, cual si fuesen frutos del árbol, y ataron a las ramas más de cien velitas rojas, azules y blancas.
Nadie ni nada ha respondido. Por las picadas rojas de sol, envejecido en diez años, va el padre buscando a su hijo que acaba de morir.
Caminó libremente en medio de ellos, mirándolos de cerca con infantil curiosidad. Los rostros de todos eran singularmente pálidos; muchos estaban cubiertos de rastros y gotas rojas.
Subercasaux era, pues, feliz, y las criaturas sentíanse entrañablemente ligadas a aquel hombrón que jugaba horas enteras con ellos, les enseñaba a leer en el suelo con grandes letras rojas y pesadas de minio y les cosía las rasgaduras de sus bombachas con sus tremendas manos endurecidas.
n una de las islas danesas, cubierta de sembrados entre los que se elevan antiguos anfiteatros, y de hayedos con corpulentos árboles, hay una pequeña ciudad de bajas casas techadas de tejas rojas.
El oficio que sigue es una comunicación de Ángel Fernández Blanco a la junta de Buenos Aires en la que se menciona las medidas tomadas por el paraguayo Blas José de Rojas (Roxas) Aranda contra los españoles residentes en Corrientes.
Las zonas únicamente reservadas para los heridos y los enfermos podrán ser señaladas con cruces rojas (medias lunas rojas, leones y soles rojos) sobre fondo blanco.
En el centro del piso había un trono, soportado por cuatro esqueletos de caballo, con guarniciones hechas de rojas arañas de fuego; el trono propiamente dicho era de cristal blanco como la leche, y los almohadones eran negros ratoncillos que se mordían la cola unos a otros.
Y cogiendo a la princesa por ambas manos, bailaron con todos los pequeños trasgos y fuegos fatuos que se hallaban en la sala; las rojas arañas saltaban en las paredes con el mismo regocijo; se habría dicho el centelleo de flores de fuego.
José de Córdova y Rojas; y reuniéndolos en una pieza, y puestos de rodillas, les leí la sentencia de ser pasados por las armas militarmente en el preciso término de doce horas, y seguidamente separándolos á distintas habitaciones, les proporcionó todos los auxilios para morir cristianamente; y para que conste por diligencia, lo firmó dicho señor, de que yo como secretario doy fe.