rodela


También se encuentra en: Sinónimos.

rodela

(Del ital. rotella.)
1. s. f. HISTORIA Escudo redondo y delgado que se cogía con el brazo para cubrir el pecho mientras se peleaba con espada.
2. Chile Roncha, porción cortada en láminas circulares.

rodela

 
f. Escudo redondo y delgado.
Sinónimos

rodela

sustantivo femenino
Traducciones

rodela

SF
1. (= escudo) → buckler, round shield
2. (Cono Sur) (= rosca) → padded ring (for carrying loads on one's head)
Ejemplos ?
Como el obrero junta grandes piedras al construir la pared de una elevada casa, para que resista el ímpetu de los vientos; así, tan unidos estaban los cascos y los abollonados escudos: la rodela se apoyaba en la rodela, el yelmo en el yelmo, cada hombre en su vecino, y los penachos de crines de caballo y los lucientes conos de los cascos se juntaban cuando alguien inclinaba la cabeza.
Y así la ponderosa lanza de Eneas no perforó entonces la rodela, por haberlo impedido la lámina de oro que el dios puso en medio, sino que atravesó dos capas y dejó tres intactas, porque eran cinco las que el dios cojo había reunido: las dos de bronce, dos interiores de estaño, y una de oro, que fue donde se detuvo la lanza de fresno.
Este levantaba la rodela; y Teucro, volviendo el rostro a todos lados, flechaba a un troyano que caía mortalmente herido, y al momento tornaba a refugiarse en Ayante (como un niño en su madre), quien le cubría otra vez con el refulgente escudo.
Sarpedón levantó el escudo liso, hermoso, protegido por planchas de bronce obra de un broncista, que sujetó muchas pieles de buey con varitas de oro prolongadas por ambos lados hasta el borde circular; alzando, pues, la rodela y blandiendo un par de lanzas...
Cuando esto hubo dicho, le dio un bote en el liso escudo: la fornida lanza atravesó la luciente rodela, clavóse en la labrada coraza y levantó la piel del costado, pero Palas Atenea no permitió que llegara a las entrañas del héroe.
la rodela apoyábase en la rodela, el yelmo en otro yelmo, cada hombre en su vecino, y chocaban los penachos de crines de caballo y los lucientes conos de los cascos cuando alguien inclinaba la cabeza.
Eneas, amedrentado, se encogió y levantó el escudo; la lanza, deseosa de proseguir su curso, pasóle por cima del hombro, después de romper los dos círculos de la rodela, y se clavó en el suelo; y el héroe, evitado ya el golpe, quedóse inmóvil y con los ojos muy espantados de ver que aquélla había caído tan cerca.
Mas Idomeneo advirtiólo y burló el golpe encogiéndose debajo de su rodela, la cual era lisa y estaba formada por boyunas pieles y una lámina de bruñido bronce con dos abrazaderas: la broncínea lanza resbaló por la superficie del escudo, que sonó roncamente, y no fue lanzada en balde por el robusto brazo de aquél, pues fue a clavarse en el hígado, debajo del diafragma de Hipsenor Hipásida, pastor de hombres, haciéndole doblar las rodillas.
Sus jactanciosas frases apesadumbraron a los argivos y conmovieron el corazón del belicoso Antíloco, pero éste, aunque afligido, no abandonó a su compañero, sino que corriendo se puso junto a él y le cubrió con la rodela.
¡Fuérale tal vez mejor Amar a quien ama bien! »Que ella me calzó la espuela Y adornando mi persona, Diome el casco y la rodela Y ciñóme mi tizona.
Allá abajo, a sus pies, se extendía el mar como una rodela de plata bruñida, y la sombra de las barcas de pesca moteaba la bahía de signos que resbalaban por la luz.
Se presentó en Tumbes ante los indios, armado de coraza y casco relucientes, espada, rodela y una cruz; y su sola figura ejerció influencia mágica sobre los sencillos habitantes.