Ejemplos ?
VEINTE Así, evitando la injusticia; dando a cada quien lo que su trabajo creador merece; no abusando del poder; despertando los motivos para superarnos en bien de nuestra comunidad; valorando y respetando el esfuerzo de cada quien; utilizando la inteligencia creadora; sabiendo ser libres para amar todo lo que nos rodee y contribuir a su perfeccionamiento, forjaremos la paz.
Por lo contrario, al niño o a la niña le espera un laberinto por formarse en su órgano cerebral: el nacimiento de su conciencia, su cognoscencia; su memoria, sus producciones, sus autovaloraciones, sus operaciones, la información, el aprendizaje, la posibilidad de solucionar problemas, en una expresión metafórica, el laberinto del intelecto o en una más rigurosa, la estructura dinámica de la inteligencia humana, que no se reduce a ser de alguien un listo o un tonto, sino a la integración interinfluida de las aptitudes innatas del ser humano en su confrontamiento con la socio cultura que le rodee y el momento histórico del desarrollo humano que le toque vivir.
Haremos que se rodee de garantías la propiedad legítima del campo para que puedan cultivarla con el amor que da la seguridad de recoger los frutos de los esfuerzos que se siembran.
Hoy conozco que, por mucha gente que nos rodee, vivimos solos siempre, hasta cuando nos creemos cercados de pedazos de nuestra alma y de retoños de nuestra sangre.
Y cuanto puede dar amor más puro a un príncipe su tierra, él gozarálo, no porque en campo fértil y maduro trueque su estéril cieno antiguo y malo; no porque la rodee con foso y muro más conforme a su alteza y su regalo...
he llegado con mucha anticipación.» Se sonrió y se fijé a desensillar en un boliche vecino, embrión recién brotado de la futura populosa ciudad que quizás, algún día, rodee la estación solitaria de hoy.
Nunca almita se lo imploro, don Ellaura, el Presidente, que lo rodee esa gente para chuparle el tesoro, le prosiarán más que loro para hacerlo convencer, y si logran otener lo que piden, ¡Cristo mío!
Ella con sus ternuras y amándole, y que le amaba confesando, a Cílaro sola tiene, de su ornato también, cuanto en esos miembros existir puede, que sea su pelo por el peine liso, que ora de rosmarino, ora de viola o rosa 410 se rodee, alguna vez que canecientes lirios lleve, y dos veces al día, bajados del vértice del pagáseo bosque, en sus manantiales su rostro lave, dos veces en su caudal su cuerpo moje, y que no, salvo las que le honren, de selectas fieras, o a su hombro o a su costado izquierdo tienda pieles.
1:13-15). La gloria que le rodee superará cuanto hayan visto los ojos de los mortales. El grito de triunfo repercutirá por los aires: "¡Cristo ha venido!" "¡Cristo ha venido!" El pueblo se postrará en adoración ante él, mientras levanta sus manos y pronuncia una bendición sobre ellos como Cristo bendecía a sus discípulos cuando estaba en la tierra.
No es inusual que un político se rodee con subordinados altamente calificados, y que desarrolle amistades sociales, de negocios o políticas que pueden conducir a la designación de amigos en el gobierno, o a otorgar contratos con el gobierno.
Subiendo a la izquierda, justo a la entrada del santuario, una rara piedra, que algunos afirman que es un meteorito, invita a que aquella persona que quiera encontrar pareja la rodee varias veces ya que así se cree por estas tierras (hay que tener cuidado con el sentido de rotación ya que según dicen algunos si las vueltas se dan al revés tienen el efecto contrario).
Estos ojos no son ojos comunes, se trata de un Dojutsu llamado Byakugan el cual permite a los usuarios ver los puntos de chakra del interior de los cuerpos de sus oponentes y poder ver todo lo que les rodee en un rango de visión muy amplificado.