ristre

ristre

(Del cat. rest.)
1. s. m. HISTORIA, Hierro del peto de la armadura donde se afianzaba el cabo de la lanza.
2. en ristre loc. adv. En actitud o posición de acometer, esgrimiendo un objeto avanzaba bastón en ristre hacia los ladronzuelos.

ristre

 
m. Hierro injerido en la parte derecha del peto de la armadura, donde encajaba el cabo de la manija de la lanza.
Traducciones

ristre

resta

ristre

SM en ristreat the ready, all set
V tb lanza A1
Ejemplos ?
Pica el corcel, y a aquella patulea con lanza en ristre impetuosa embiste; a éste el cuello, el pecho a aquel golpea sin que haya quien el golpe en pie resiste.
Pero también Marfisa lanza aferra y en ristre a su visera la endereza; y aquel tan aturdido acaba en tierra, que tarda un hora en levantar cabeza.
-Son las cuatro. -A las cuatro y media. -Pluma en ristre... -¡Silencio! Y ya no se oyó más que el chisporroteo de las plumas sobre el papel.
Navarro Ledesma Rey de los hidalgos, señor de los tristes, que de fuerza alientas y de ensueños vistes, coronado de áureo yelmo de ilusión; que nadie ha podido vencer todavía, por la adarga al brazo, toda fantasía, y la lanza en ristre, toda corazón.
En tanto, por otra parte, otros frescos escuadrones de bien montados franceses, Francia apellidando a voces, arrollando cuanto encuentran, con la lanza en ristre corren, y a los tercios de la Italia vencen, deshacen y rompen.
Ora por nosotros, señor de los tristes, que de fuerza alientas y de ensueños vistes, coronado de áureo yelmo de ilusión; ¡qué nadie ha podido vencer todavía, por la adarga al brazo, toda fantasía, y la lanza en ristre, toda corazón!
La discusión seguía, convirtiéndose en disputa, hasta que doña Romana, palmatoria en ristre, se lanzó en la alcoba a noticiar que una mujer muy mal vestida, con trazas de pedir limosna, se empeñaba en que había de ver al señor inmediatamente, a la fuerza.
En él armado aparece, deslumbrando la palestra, el de Lombay, revolviendo una berberisca yegua, y con la pica en el ristre, haciendo tan altas pruebas, que de palmadas y vivas el vulgo la plaza atruena.
Los hombres levantaron palos, los niños piedras, las mujeres se dirigieron a ella con las uñas en ristre, el alcalde agitó su bastón de borlas, el señor cura la amenazó con los cuatro picos del bonete.
«Así», dijo el de Vivar, «respondo», y la lanza al ristre pone y espera a Aliatar; mas sin que nadie administre orden, tocaron a armar.
Alrededor venía gran chusma y caterva de boticarios, con espátulas desenvainadas y jeringas en ristre, armados de cala en parche como de punta en blanco.
— II — Con la visera calada y los lanzones en ristre, los broqueles ante el pecho, sobre los estribos firmes, cerráronse a toda brida los lidiadores insignes, los unos contra los otros, a la voz de los clarines.