rinconera

(redireccionado de rinconeras)
También se encuentra en: Sinónimos.

rinconera

1. s. f. Mueble de forma adecuada para ocupar un rincón de una habitación han puesto un sofá de rinconera muy bonito. cantonera
2. CONSTRUCCIÓN Parte de una pared comprendida entre un rincón y el hueco más próximo.

rinconera

 
f. Mesita, armario o estante pequeños, que se colocan en un rincón.
Sinónimos

rinconera

sustantivo femenino
Traducciones

rinconera

cantonale

rinconera

Ecke

rinconera

hoek

rinconera

canto

rinconera

الزاوية

rinconera

róg

rinconera

γωνία

rinconera

ъгъл

rinconera

rinconera

rinconera

hjørne

rinconera

hörn

rinconera

มุม

rinconera

SF
1. (= mesita) → corner table, corner unit; (= armario) → corner cupboard, dresser
2. (Arquit) → wall between corner and window
Ejemplos ?
Los pilares divisorios de las naves, cuatro por lado, tienen sección de cruz griega y parten de un zócalo ochavado, tienen en cada ángulo columnas adosadas, que en la nave central llegan hasta los arcos torales de la bóveda, otras dos forman los arcos de comunicación entre las naves y las últimas columnas rinconeras llegan hasta las aristas de las bóvedas de crucería de las naves laterales.
Las dos cuñadas pasan al comedor; nada falta: tras el cristal de los artísticos aparadores relumbran porcelanas y electroplatas; en las rinconeras ostentan los cacharros sus campos y arabescos de oro, sus pinturas al fuego, el rococó de sus relieves; Baccarat ha enviado sus primores de muselina, sus copas de gasa; Pomona, sus grosuras; Flora, lo más selecto de su reino; y hasta el sol parece que acrecentara su belleza para filtrarse por los vidrios de colores de la ancha reja.
En un instante desgarraron las ricas colgaduras de damasco y recogieron en mantas, que llevaban preparadas al efecto, todos los objetos de valores y de lujo que adornaban las rinconeras y salones.
La seda anda rodando: alcatifas primorosas ofrecen bellos colores a los ojos, suavidad a las plantas de su dueño: dorados bronces, porcelanas de Sèvres, elegantes candelabros son adorno de sus rinconeras; y una araña de cien luces, suspendida en el cenit del grandioso aposento, está llamando los ojos a su cadena de oro y a la turbamulta de iris infantiles que van y vienen entre los prismas resonantes.