rifle

rifle

(Del ingl. rifle < fr. ant. rifler , desollar.)
s. m. Fusil de repetición de origen norteamericano, con el interior del cañón rayado.

rifle

 
m. mil. Arma de fuego, de cañón rayado y algo más corto que el de la carabina, con depósito de cartuchos y mecanismo de repetición.

rifle

('rifle)
sustantivo masculino
arma de fuego de cañón largo estriado en espiral El cazador llevaba un rifle colgado del hombro.
Traducciones

rifle

rifle

rifle

fusell

rifle

Gewehr

rifle

fusil

rifle

geweer

rifle

fuzil, rifle

rifle

puška

rifle

riffel

rifle

kivääri

rifle

puška

rifle

ライフル銃

rifle

소총

rifle

rivle

rifle

karabin

rifle

gevär

rifle

ปืนเล็กยาว

rifle

tüfek

rifle

súng trường

rifle

步枪

rifle

步槍

rifle

SM (= arma) → rifle (Dep) → sporting rifle (Caza) → hunting gun
rifle de repeticiónrepeating rifle
Ejemplos ?
En momentos de pronunciarse el desastre, un joven ca- pitán peruano á quien acompañaban cuatro soldados, golpeó con la culata de su rifle el fulminante de una mina, produ- ciéndose la explosión que mató á tres de los enemigos, de- jando heridos ó contusos á muchos más.
Llegué, con el General Máximo Gómez y cuatro más, en un bote, en que llevé el remo de proa bajo el temporal, a una pedrera desconocida de nuestras playas; cargué, catorce días, a pie por espinas y alturas, mi morral y mi rifle...
-¡Cómo gozarán los hijos de los ricos! -exclama Tista medio transportado-. ¡Vea ese rifle patroncito! -¿Quisieras uno así? -¿Y qué me gano con querer?
que uno de los últimos tiros de rifle del enemigo mato súbitamente al alférez de fragata don Guillermo García y García, uno de nuestros inteligentes oficiales de marina.
Le alcanza tambores, espadas, cornetas, carros, animales. Un rifle, articula al cabo el chicuelo. Le sacan varios, y elige uno de salón y aire comprimido.
¡Conque de mozo fue soldado de Bulnes! ¡Conque todavía tuvo resistencias para ir con su rifle hasta Miraflores! Y es casad, y tuvo un hijo, y...
Sentado sobre un tronco de jacarandá, uno de los más hermosos árboles de la Argentina, que se había caído de viejo o por la herida del rayo en las terribles tormentas primaverales de aquella zona argentina, puso sobre sus rodillas el rifle, lleno de cartuchos.
Ella esperó con los ojos de loca fijos en el cuadro innoble, que todos cayeran ebrios, y cuando los vio tirados por los suelos y medios muertos por el efecto enervante del alcohol, entró y apoyando el cañón del rifle en la sien del sargento, le voló los sesos.
-Pues, ¡quién sabe! El señor le paga veinte pesos por el lustre y lo lleva a un almacén para que escoja un rifle o lo que quiera. El rapaz no puede creer aquel sueño, no puede comprender acto tan raro.
Dejó el rifle en el sitio donde lo había tomado, rodeó el palodeagua, y deteniéndose ante el hombre, lo interpretó sin hacer caso de su ficción de sueño: —¿Conque es usted amigo de ponerse a escuchar lo que puedan hablar los demás?.
En la manera de echarse el rifle a la cara se lo descubrí, y a pesar de eso la bala fue a dar como a tres brazas del rollo de caimanes».
Y el más petizo, como dicen los argentinos, el más pequeño, como decimos nosotros, de los Cerdera, fue más rápido en la obediencia. De su rifle salió todo el depósito de la cartuchería.