riente

(redireccionado de rientes)

riente

adj. Que ríe. risueño
Traducciones

riente

bright, merry

riente

ADJ (liter)
1. (= risueño) → laughing, merry
2. [paisaje] → bright, pleasant
Ejemplos ?
No el de las musas de las blandas horas, Suaves, expresivas, En las rientes auroras Y las azules noches pensativas; Sino el que todo enciende, anima, exalta, Polen, savia, calor, nervio, corteza, Y en torrente de vida brota y salta Del seno de la gran naturaleza.
Desde aquel sublime observatorio sus miradas se extendían sobre el encantador panorama de esas montañas; esos valles, esas selvas, esos ríos, esos lagos que se ostentaban rientes a la luz del sol, mientras su dueño yacía en el fondo de un calabozo, cautivo, encadenado.
La Fe está allá: colinas aromosas cubiertas de racimos, rientes valles, noches misteriosas, dulces frutos opimos; sombra de las palmeras, céfiros de las tardes calurosas que dais suspiros vagos, torrente aprisionado en las laderas que te derramas en tranquilos lagos, monte que guardas a tu pie la aldea, ahí en vosotros, misterioso, es donde el germen sacro de la Fe se esconde que al mundo absorto mostrará Judea.
Ya numerosa familia pasa: de la mano asidos, van delanteros dos bellos graciosos rientes niños; uno de pecho en el hombro, durmiendo sueño tranquilo, lleva la fuerte nodriza, pendiendo a un lado el bracito; y al fin, del brazo enlazados, pasan esposa y marido, en su idolatrada prole los atentos ojos fijos: y ese gallardo mancebo, lleno de lozanos bríos, cuyo aspecto bien declara que cuenta mis años mismos; ¡Cuanto me alegro al mirarle!
Cuando mi fantasía vigilante vaga de pensamiento en pensamiento, y algunos sueños consoladores despiertan en mi memoria los rientes devaneos de mi primera juventud; cuando la esperanza grata me sonríe y me muestra en lo porvenir, revestidos de colorido mágico, algunos rayos de consuelo, de gloria y de felicidad; aquella idea fatal me sorprende en medio de tan halagüeñas imágenes, me oprime la garganta como un espectro odioso, me hunde en un abismo desierto y tenebroso, y me dice al oído: tú estás solo en el universo.
Mil rientes imágenes vagan en derredor de mi mente y una de ellas más pura que un ángel me sonríe cariñosa y me muestra en lo porvenir un mundo de glorias y deleites inefables.
de la historia las hojas esplendentes que brillan en los siglos que ruedan sin cesar, su nombre sublimando, cual céfiros rientes, dirán a nuestros hijos: "¡su gloria es inmortal!" Los héroes que corrieron del Plata al Amazonas, bordando con victorias la América, del Sud, le ofrecen de la tumba sus mágicas coronas, y un coro se levanta de noble gratitud.
Como no quería que la vieran conmigo, los sitios predilectos fueron los alrededores de París, los pueblecitos rientes y llenos de verdura, las salas de los museos, las iglesias más distantes del centro.
Y una hora después, en tanto que el señor Cristóbal les veía partir con el júbilo retratado en el rugoso semblante desde un corte de terreno, en las afueras del pueblo, y las dos viejas lloraban silenciosas, cada una en un rincón de una de sus habitaciones, mirándose mutuamente de cuando en cuando con insondable tristeza; a los rientes rayos del sol...
Son frías de fuera, con el amor ardientes, en la calle solás, trevejo, plasenteras, rientes; en casa cuerdas, donosas, sosegadas, bien fasientes, mucho al y falláredes a do bien paredes mientes.
El siguiente día, víspera de su marcha a la fiesta del Salado, Feliza, gozoso el ánimo y la mente llena de rientes pensamientos, dejaba el lecho para entregarse a los preparativos de aquella solemnidad.
Su corazón dormía como un lago rodeado de azucenas apenas rizado por las brisas de la mañana, sus pensamientos como blancas mariposas volaban plácidos en el oasis de la vida cosechando rientes ensueños que cada primavera coloreaba más y más con los tintes más seductores que los de las rosas que abrían en el jardín donde la linda joven, entre una romanza y un vago suspiro, daba todavía los últimos saltos de la niñez.