riña


También se encuentra en: Sinónimos.
Búsquedas relacionadas con riña: riña de gallos

riña

1. s. f. Reprimenda que una persona hace a otra te has merecido la riña por tu mal comportamiento. regañina
2. Enfrentamiento violento entre dos o más personas no intervengas en la riña, que no va contigo. disputa, pelea

riña

 
f. Pendencia o cuestión.

riña

('riɲa)
sustantivo femenino
amistad discusión violenta entre dos personas Esta última riña los separó definitivamente.
Traducciones

riña

hádka

riña

skænderi

riña

Streit

riña

riita

riña

svađa

riña

口論

riña

말다툼

riña

ruzie

riña

krangel

riña

gräl

riña

การทะเลาะวิวาท

riña

kavga

riña

sự tranh cãi

riña

吵架

riña

SF (= discusión) → quarrel, argument; (= lucha) → fight, brawl
riña de galloscockfight
riña de perrosdogfight, dogfighting
Ejemplos ?
Quien recibe a dar se obliga. Quien traza el mal, lo padece. Riña por San Juan, paz para todo el año. La pereza es llave de la pobreza.
Y pretendiendo volver por Fausto y vengarle los amigos de su padre, que le tenían a cargo, lo estorbó Pompeyo, el cual, juntando los dos muchachos y preguntándoles la ocasión de la riña, dicen que Casio respondió, enajenado de la cólera, con estas palabras: "Ea, Fausto, atrévete a decir delante déste las palabras por que me enojé; que yo te desharé a puñadas la boca con que las repitieres".
Hablad en buen hora: ya escucho. Decid. MARTÍN. Causó nuestra riña.... PEDRO. La causa omitid: sabémosla entrambos. Por vos se me dijo que soy un avaro, y os privo de un hijo.
No queremos que esta Comisión continúe. No, desde luego, en su formato actual: un espacio para la riña entre partidos. Exigimos de manera contundente y explícita la creación de una nueva comisión de investigación formada por personas independientes y expertos.
Y dijo más: que la pendencia que él venía a buscar ya era acabada y puesta en paz, que él se había hallado en ella; y que, a lo que él imaginaba, todos los de la riña debían de ser gentes de prendas y de gran valor.
Fuéronse a las escuelas, y pasaron por la calle de la pendencia y por la casa de donde había salido Cornelia, por ver si era ya pública su falta o si se hacían corrillos della; pero en ningún modo sintieron ni oyeron cosa ni de la riña ni de la ausencia de Cornelia.
Los que, con discursos pronunciados en público, excitaren a motines o rebeliones, o turbaren de alguna manera la tranquilidad de los habitantes, atacaren las prerrogativas nacionales, o indujeren a cometer cualquier infracción, si los actos no están reprimidos como delito; 46. Los que se introdujeren en una casa o habitación ajena para provocar riña o pendencia, si el acto no constituye delito; 47.
Lo que pasa es que la noche que me socorristes la había de traer a Ferrara, porque estaba ya en el mes de dar a luz la prenda que ordenó el cielo que en ella depositase; o ya fuese por la riña, o ya por mi descuido, cuando llegué a su casa hallé que salía della la secretaria de nuestros conciertos.
Escena III: A la salida de la casa, sucede una riña callejera, y don Juan salva a don Diego sin conocer la identidad del que fue su contrincante en el duelo.
66 Quien todas las luces distinguió del gran cosmos, quien de las estrellas los ortos reveló y sus óbitos, cómo el flámeo brillo del arrebatador sol se oscurece, cómo se retiran en tiempos las estrellas ciertos, cómo a Trivia, furtivamente por las latmias rocas relegándola, 5 un dulce amor de su órbita la revoca aérea: el mismo a mí, aquel Conón, en el celeste umbral me vio: de la cabeza de Berenice la melena, fulgiendo con claror, a mí, a quien ella, a todos los dioses, sus flexibles brazos tendiendo, prometió, 10 en el tiempo en que el rey, por su nuevo himeneo acrecido, a devastar las fronteras asirias había ido, dulces portando las huellas de la nocturna riña, la que por unos virgíneos despojos había sostenido.
DON DIEGO Pues que yo con lo que debo he cumplido, y no admitís que esté remiso mi acero, por satisfacer en algo el favor que hallé en el vuestro, será preciso que riña.
Ya habían caído en lances personales casi todos los hombres de una y otra familia, cuando una tarde de riña de gallos, en el pueblo, como supiese Félix, bajo la acción del alcohol, que su padre estaba en la gallera, se fue allá instigado por su primo Lorenzo Barquero, y se arrojó al ruedo, vociferando: —Aquí traigo un gallito portorriqueño.