reverendo

reverendo, a

1. adj./ s. RELIGIÓN formal Se aplica como tratamiento a las dignidades eclesiásticas y a los prelados y graduados de las órdenes religiosas nos recibió la reverenda madre; el reverendo está en la iglesia.
2. adj. Que es digno de reverencia.
3. Que es demasiado circunspecto o adopta actitud de gravedad. serio

reverendo, -da

 
adj. Digno de reverencia o respeto.
fam.Demasiado circunspecto.
fam.Enorme, muy grande.
adj.-s. rel. Díc. del tratamiento que se da a las dignidades eclesiásticas.

reverendo, -da

(reβe'ɾendo, -da)
abreviación
1. religión fórmula de tratamiento que se antepone al nombre propio de los graduados de una orden religiosa El párroco de la comunidad es el reverendo Valdés.
2. intensifica una cualidad negativa Eres un reverendo estúpido.
Traducciones

reverendo

reverend

reverendo

Rev., reverendo

reverendo

牧师

reverendo

牧師

reverendo

ADJ
1. (Rel) → reverend
el reverendo padre PabónReverend Father Pabón
2. (= estimado) → respected, revered
3. (= solemne) → solemn
4. (LAm) (= inmenso) → big, awful
un reverendo imbécila complete idiot
Ejemplos ?
Había que vencer instintos, vanidades, sensiblerías; todos los estorbos de la distracción para obtener la gloria creadora que el TEOTL, nuestro reverendo padrecito-madrecita había heredado a los seres humanos.
-Ustedes deben seguir adelante solos. Entonces los pueblos se fueron y los AZTECAS se quedaron mucho tiempo en el lugar del reverendo árbol partido: CUAUITLITZINTLAN.
-Que vaya usted donde el reverendo padre guardián y le diga que esta niña, como a la vista está, se encuentra abultadita, que se le ha antojado pasear el convento y que nosotras venimos acompañándola por si le sucede un trabajo.
-Desgraciadamente, reverendo padre, la dueña de la casa se apareció como enviada por el diablo, con unas magras tan delicadas, y unos pastelillos que parecían hechos por manos de ángel, y unos chicharroncitos tan suculentos, y unas oleosas verdinegras de Moquegua, y un tamalito serrano, y un sevichito de pescado chilcano con naranja agria, y una tortillita de camarones con rabanito y cebolla, y...
Nuestro reverendo, que así hilvanaba un sermón como devoraba un pollo en alioli o una sopa teóloga con prosaicas tajadas de tocino, hizo cumplido honor a la mesa de su excelencia; y aun agregan que se puso un tanto chispo con sendos tragos de catalán y Valdepeñas, vinos que, sin bautizar, salían de las moriscas cubas que el marqués reservaba para los días de mantel largo, junto con el exquisito y alborotador aguardiente de Motocachi.
Él ha estado en la cárcel por luchar; ha sido expulsado de la Universidad de Vanderbilt por esta lucha; pero él sigue adelante, luchando por los derechos de su gente. El reverendo Ralph Jackson, Billy Kiles; solo podría seguir leyendo la lista pero el tiempo no lo permitirá.
Y un monje reverendo De edad provecta y elocuencia suma (192) La fúnebre oracion tomó á su cargo, En que saliera voluntad poniendo Obra maestra de su docta pluma.
Mientras habló de Dios y de sus atributos, la cosa no presentó carácter alguno alarmante; pero llegó el reverendo pastor a negar el misterio de la Inmaculada Concepción, y fue tal el entusiasmo del pueblo cartagenero, que si el inglés no se refugia en un buque de su nación, sabe Dios lo que hubiera sido de él.
A Dios pongo por testigo de que no lo se, y bien se echa de ver en mis respuestas. Reverendo padre, me dicen, explicadme como el mal inunda la tierra entera.
El capitán abrió la linterna, le enderezó un rayo de luz sobre la cara, y le dijo: -De parte de su excelencia el señor virrey, que pase su paternidad muy buenas noches. El reverendo no tuvo aliento ni para contestar: «Así se las dé Dios».
Y enseguida prestaron el de obediencia y reconocimiento de este nuevo Gobierno el señor Oidor que ha presidido la Asamblea; el señor don Rafael de Córdoba, mayor de la Plaza; el señor Teniente Coronel don José de Leiva, Secretario de Su Excelencia; el señor Arcediano, como Gobernador del Arzobispado y como Presidente del Cabildo Eclesiástico; el Reverendo Padre Provincial de San Agustín; el Prelado del Colegio de San Nicolás; los Curas de Catedral y parroquiales; Rectores de la Universidad y Colegios; el señor don José María Moledo, como Jefe militar; el M.
-Abrid la historia de las pasadas sociedades; leed al filósofo crítico más reverendo, y le veréis, mientras se jacta de haber dado ensanche al patrimonio ruin de la inteligencia que heredó de sus mayores, lamentarse de los locos extravíos de la de sus hijos.