reverendas

reverendas

1. s. f. pl. RELIGIÓN Cartas dimisorias en las cuales un obispo o prelado da facultad a su súbdito para recibir órdenes de otro.
2. Calidad o méritos de una persona que la hacen digna de estimación y respeto. merecimiento
Ejemplos ?
Y si sabía que los dichos clérigos eran de los reverendos, digo que más con dineros que con letras y con reverendas se ordena, hacíase entre ellos un Santo Tomas y hablaba dos horas en latín: a lo menos, que lo parecía aunque no lo era.
Por las calles más puras del pueblo me encontraréis; por el aire viajero y la luz tendida de las melodías que Rodrigo Caro llamó "reverendas madres de todos los cantares".
Sus paternidades reverendas sintieron calorcillo en la sangre, los pies les bailaban solos, y la cabeza se les alborotó por completo.
El cuerno del vigía tocó la fanfarria que anunciaban la visita de un gran señor; el puente levadizo se bajó con estrépito; los escuderos acudieron al estribo; los pajes de rodillas descalzaron las espuelas del duque; las dueñas envueltas en sus blancas y reverendas tocas le presentaron el aguamanil de oro y el pebetero de sahumerio...
Que dispensaban merced los que se ocupaban de redimir cautivos, es punto que para mí no admite circunloquios; y aunque me haga menudillo las entendederas, no acierto a darme cuenta del porqué la autoridad lingüística los bautiza con nombre sujeto a interpretación desventajosa para sus paternidades reverendas.
Llegó la ocasión de acometer la empresa, y don Apolinar vio con susto a su hijo trocar pilas de reverendas peluconas por algunas resmas de papel pintado.
También, debido a los recuerdos que poseen gracias a sus Otras Memorias, las Reverendas Madres son las guardianas de las tradiciones Fremen.
Aunque establecida canónicamente en la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva, desde el año 2007 inicia su procesión desde el Monasterio de Santa Isabel y San Antonio Abad de las Reverendas Madres Carmelitas Descalzas de Ciudad Real, siendo esta una de las salidas de cofradías más bellas y emotivas de la Semana Santa ciudadrealeña.
Venerable: se le concede por ser digna de veneración. Seráfica: por tener carta de Hermandad con la la comunidad de Reverendas Madres Clarisas Capuchinas, en 1988.
Estandartes antiguos: existe uno por cada sección, los cuales ya no procesionan. Realizados en 1923 fueron bordados en oro sobre malla por las Reverendas Madres Adoratrices con pinturas de Luis Salabarria.
as Reverendas Madres en la saga de novelas de ciencia ficción Dune de Frank Herbert son los miembros de la Hermandad Bene Gesserit que han superado la Agonía.
Por tal motivo, la Hermandad buscó acomodo en el cercano convento de las Claras (del 5 de septiembre de 1999 al 11 de marzo de 2000) por lo que se decidió nombrar Hermanas de honor a las Reverendas madres Clarisas.