reventador

(redireccionado de reventadores)

reventador, a

s. coloquial Persona que va a una reunión o espectáculo dispuesta a mostrar su desagrado de modo ruidoso para hacerlo fracasar.

reventador -ra

 
m. f. fam.Persona que asiste a espectáculos o reuniones públicas dispuesta premeditadamente a mostrar desagrado de modo ruidoso.
Traducciones

reventador

SM/F
1. (en mitín) → troublemaker, heckler
2. (= ladrón) → safe-breaker
Ejemplos ?
De la larga historia profesional de este coliseo pueden rescatarse acontecimientos de muy distinto signo y hasta opuesto sino: en su escenario pronunció José Antonio Primo de Rivera el «Discurso de fundación de Falange Española» un 29 de octubre de 1933; y en el mismo escenario se presentó en 1970, el espectáculo Castañuela 70 con éxito de crítica y público inesperados, y que tras reiteradas amenazas y el asalto final de varios grupos de 'reventadores' de la extrema derecha disfrazados de agitadores izquierdistas, fue prohibida «por alteración del orden público» el 28 de septiembre de 1970.
IAO, Florencia: A. Pisanckalla. Granos reventadores de granos muy pequeños y duros. Se encuentran en todo el país. No cambian de días para alcanzar las etapas de floración y maduración cuando transferidos en las latitudes templadas.
Tras reiteradas amenazas y el asalto final de varios grupos de 'reventadores' procedentes de la ultraderecha y la policía social disfrazados de agitadores izquierdistas, fue gubernamentalmente prohibida el 28 de septiembre de 1970, a pesar de haber superado inicialmente todos los obstáculos administrativos de la censura oficial.
Pronto la Heimwehr recibió generosos subsidios de la banca vienesa y de los industriales, que apreciaron su utilidad como reventadores de huelgas.
En la capital argentina alternó con gente de teatro en las reuniones de los lunes del "Salón Literario" de Rafael Obligado, en las del "Café Lloverás o en las de la Sociedad de Reventadores, un grupo que juzgaba a golpes de bastón las obras estrenadas.
De una entrevista de Olmedilla con él se desprenden las siguientes máximas: "sin claque habría fracaso, pues la protesta es más espontánea que la admiración"; "el público de pago no inicia nunca el aplauso, por miedo al ridículo"; "los que no pagan -gente con influencias en el gremio-, son más proclives a la crítica que a la aceptación del éxito de un colega del oficio"; Existía asimismo una claque negativa o 'de desgaste' -sin llegar al burdo fenómeno de los reventadores de estrenos- como la contratada por ejemplo por famosos empresarios como Felipe Ducazcal, con la consigna de aplaudir a destiempo, actitud que solía despertar protestas de algunos sectores del público que a su vez reforzaban cierto caos y la ruptura del ritmo del espectáculo.
En la calle, se le da el nombre de poppers ("reventadores") o snappers ("crujidores") a las ampollas de nitrito amílico cuyo uso se ha desviado ilegalmente en esa dirección.