Ejemplos ?
Verte imagino en las terribles horas Que cien y cien legiones aguerridas A tu lado de muerte dan el grito: Circúndante las huestes destructoras Mas tú no te intimidas: No al contemplar su número infinito Indecisa un momento retrocedes, Ni ante el gran nombre de Scipion te espantas, Ni ante los rayos de su gloria cedes...
Los hombros, codos y caderas son bien proporcionados; los brazos, sin embargo, no están separados de los costados, sino que retrocedes gradualmente hasta la espalda lisa.