retrete

(redireccionado de retretes)
También se encuentra en: Sinónimos.

retrete

(Del cat. retret, retraído.)
1. s. m. Recipiente provisto de tubo de desagüe y cisterna de agua, en el que una persona hace sus necesidades hemos de cambiar el retrete porque se ha roto. inodoro, váter, water
2. Habitación en que se encuentra este recipiente y otras instalaciones de aseo el retrete está al final del pasillo. aseo, servicio

retrete

 
m. Aposento dotado de las instalaciones necesarias para orinar y evacuar el vientre.
Estas instalaciones.

retrete

(re'tɾete)
sustantivo masculino
1. recipiente utilizado para orinar o defecar Se cambió el retrete roto del baño .
2. habitación donde se instala este recipiente Refaccionaron el retrete a nuevo.
Sinónimos

retrete

sustantivo masculino
evacuatorio, excusado, común, váter, lavabo (eufem.), privada, sanitario (Colombia).
Estos sinónimos son como otras muchas voces originariamente eufemísticas, que al generalizarse pierden su carácter atenuativo, y son reemplazadas por otras más suaves en cada época, territorio, medio social, etc.
Traducciones

retrete

cabinet, petit coin, cabinets

retrete

toaleta

retrete

toilet

retrete

Toilette

retrete

wc

retrete

toalet

retrete

トイレ

retrete

화장실

retrete

toilet

retrete

toalett

retrete

umywalnia

retrete

toalett

retrete

ห้องน้ำ

retrete

tuvalet

retrete

nhà vệ sinh

retrete

厕所

retrete

тоалетна

retrete

廁所

retrete

טואלט

retrete

SMlavatory, bathroom (EEUU)

retrete

m (esp. Esp, inodoro) toilet
Ejemplos ?
Sin embargo, esta última disposición no se aplicará a los retretes ubicados entre dos dormitorios cuyo número total de ocupantes no exceda de cuatro, y e) cuando haya varios retretes instalados en un mismo lugar, deberían estar separados por medio de tabiques que garanticen un aislamiento suficiente.
Las cuatro esposas no gozarán de ninguna clase de prerrogativas sobre las otras mujeres; al contrario, serán siempre tratadas con más rigor e inhumanidad, y a menudo serán empleadas en los trabajos más viles y penosos, tales como por ejemplo la limpieza de los retretes comunes y particulares de la capilla.
Las visitas se efectuaron, nadie fue encontrado en falta. A la una, los amigos se trasladaron a la capilla donde, como se sabe, se había establecido la sala de los retretes.
El duque, aquella noche, repudia a Constanza, que cae en el mayor descrédito; sin embargo, se le tienen consideraciones a causa de su preñez, sobre la cual tienen proyectos. Agustina pasa por mujer del duque y ya no cumple más que sus funciones de esposa en el sofá y en los retretes.
Las sultanas Agustina, Zelmira, Fanny y Sofía son las que sustituyen a las esposas en todas sus funciones, a saber: en los retretes, en el servicio de la comida, en los sofás y en la cama de los señores por la noche.
Ahora, por ejemplo, podemos decirle cuál era el objeto de las visitas de la mañana a los aposentos de los muchachitos, la causa que obligaba a castigarlos cuando en estas visitas se encontraba a algunos culpables, y cuáles eran las voluptuosidades que se disfrutaban en la capilla: les estaba estrictamente prohibido a las personas de uno y otro sexo que fueran a los retretes sin un permiso expreso, a fin de que esas necesidades así retenidas pudieran servir a las necesidades de los que lo deseasen.
Tienen sus retretes frescos Marfil, coral, seda y grana, Paredes de porcelana Con dorados arabescos Y hermosos perfumadores, Cuya vagarosa nube Da su olor y al oro sube Del techo de mil labores.
En una palabra, se impuso sobre el pequeño pueblo toda la vejación, toda la injusticia que pueda imaginarse, seguros como estaban de obtener sumas tanto mayores de placeres cuanto mejor se ejerciese la tiranía. Hecho eso, visitaron los retretes.
Estos retretes serán vaciados cada ocho días, siempre por ellas, y serán castigadas con rigor si se resisten o lo hacen mal. Si un sujeto cualquiera emprende una evasión durante el tiempo de la reunión, será al instante castigado con la muerte, sea quien fuere.
Olores del Arabia respiraban Lechos de blanda pluma en los retretes Y las fuentes de plata reflejaban Del alcázar los altos minaretes.
Esas torres orientales, Que levantando insolentes Sus agujas desiguales, Mecen las auras corrientes En trémulas espirales; Y esas cifras misteriosas Que, cual labor sin objeto De esas cuadras ostentosas, De crónicas amorosas Guardan el dulce secreto; Y esos anchos sicomoros, Y esos arroyos sonoros Que tienen marcas y nombres Que no entendemos los hombres Y que comprendéis los moros; Las tortuosas galerías, Que se derraman sombrías Por ese fresco recinto, En faz de intrincadas vías De confuso laberinto; Y esos mágicos retretes, Y esos hondos gabinetes Donde el ánima adormida Pasó gozando la vida Al vapor de los pebetes; Con ojos desvanecidos Los cristianos gozarán, En conjeturas perdidos, Sin pensar en los vencidos, Que lo que ignoran sabrán.
Y en la busca gambusina de sus manos encontró las miserias de los vanos, descubrió las soberbias de gusanos y escuchó las ofertas de retretes con sus anos.