retracto

retracto

1. s. m. DERECHO Derecho que compete a algunas personas para quedarse, por el tanto de su precio, con la cosa que se ha vendido a otra.
2. retracto arrendaticio DERECHO El que se concede en algunos casos al arrendatario para favorecer su acceso a la propiedad de lo arrendado.
3. retracto convencional DERECHO El pactado en la compra-venta a favor del vendedor para recuperar la cosa vendida.
4. retracto de aledaños o de colindantes DERECHO El que concede la ley a los propietarios de la finca colindante a la vendida para evitar el fraccionamiento excesivo de los cultivos.
5. retracto de comuneros DERECHO El que concede la ley a los condueños para favorecer la consolidación de la propiedad.
6. retracto de sangre o gentilicio DERECHO El que concede la ley para recuperar fincas por razones de parentesco.

retracto

 
m. der. Derecho que compete a ciertas personas para quedarse, por el tanto de su precio, con la cosa vendida a otro.
Traducciones
Ejemplos ?
l derecho de retracto es un derecho de adquisición preferente por el que su titular tiene la facultad de adquirir un determinado bien o derecho cuando se cumple un concreto supuesto de hecho o cuando las partes así lo hayan acordado.
Más tarde, en 1362, Pedro IV el Ceremonioso arrebató a Pere Desbosc, señor del Castillo de Vilasar, el dominio sobre el término de Teyá, pero los teianenses agrupados en universidad y amparándose en el derecho de fadiga (cierto derecho antiguo de tanteo y retracto relativo a la enfiteusis) compraron su libertad feudal con 12.000 sueldos.
Una de las primeras fuentes de aportación que sirvió para aumentar los fondos del museo fue la compra de piezas entre los años 1974 y 1980, lo mismo se realizaba en comercios de antigüedades directamente o a través de la Junta Superior de Calificación, Valoración y Exportación de Obras de Arte (Ministerio de Educación y Ciencia); o bien ejerciendo el derecho de tanteo o de retracto; o también a propuesta del museo.
Los dos títulos no caben juntos en el trono. -Pues vuestra majestad lo quiso así. -Me retracto, y, al efecto, quiero reformar la Constitución. -Es imposible.
Se exceptúan las acciones fiscales, las criminales graves, las de menores, las de ausentes, las de retracto, y cuando se tema la fuga de un deudor.
Como era de esperarse, los primeros en alzar su protesta fueron los consignatarios nacionales (aunque entre ellos habían también algunos extranjeros), quienes iniciaron una querella judicial al Estado por “despojo”, reclamando a su favor el derecho de “retracto”, esto es, el de sustituirse en igualdad de condiciones a Dreyfus en el contrato, amparados en una resolución legislativa del año 1849 que mandaba dar preferencia a los nacionales en los contratos de venta del guano.
El derecho de abolorio (palabra que etimológicamente deriva de "abuelo") o de la saca permite ejercer el retracto de abolorio a los parientes colaterales del vendedor o disponente hasta el cuarto grado –primos hermanos- en toda venta o dación en pago a un extraño o pariente más allá del cuarto grado, sobre inmuebles –bienes de abolorio- que hayan permanecido en la familia durante las dos generaciones anteriores.
Para evitar el retracto quien quiera vender o disponer de esos bienes debe ofrecer la venta o dación fehacientemente a los parientes con ese derecho, haciendo constar el precio y demás condiciones esenciales.
Las reglas y mandatos fueron decretados en 1418, 1459, 1518 y 1545, estos tenían por objetivo la reglamentación de la organización y las proceduras judiciales, así como la persecución por deudas, en 1507 sobre el precio y el peso del pan, en 1540 sobre los insultos, la santificación del domingo y la borrachera, en 1579 sobre el derecho de retracto.
La bomba atómica, una decisión muy complicada en el contexto de una guerra horrible, y me retracto porque fue una cosa estúpida que dije, a mi juicio".
Este retracto de abolorio tiene prioridad legal sobre cualquier otro derecho de adquisición preferente sobre la finca y su ejercicio prohíbe vender el bien sobre el que se ha ejercido, durante cinco años a no ser que le adquirente venga a peor fortuna.
Si el arrendador no informa al arrendatario de su intención de enajenar la vivienda y esta pasa a ser propiedad de un tercero, surge el derecho de retracto.