retractarse


También se encuentra en: Sinónimos.

retractarse

(retɾak'taɾse)
verbo pronominal
1. retirar una persona lo dicho con anterioridad Un periodista se vio obligado a retractarse públicamente por unas declaraciones polémicas.
2. reafirmarse abandonar una persona su ideología o sus creencias para seguir otras Se retractó de sus creencias religiosas y comenzó a profesar el budismo.
Sinónimos

retractarse

pronominal
desdecirse, revocar, abjurar*, apostatar*. ratificar, validar.
Retractar y desdecir rigen la preposición de para su construcción.
Traducciones

retractarse

recant, retract, back out

retractarse

ringoiare, ritirarsi

retractarse

odstoupit

retractarse

bakke ud

retractarse

zurücktreten

retractarse

perua

retractarse

se retirer

retractarse

povući se

retractarse

約束を取り消す

retractarse

취소하다

retractarse

trekke seg

retractarse

wycofać się

retractarse

recuar

retractarse

dra sig ur

retractarse

กลับคำ

retractarse

geri çekilmek

retractarse

rút lui

retractarse

收回
Ejemplos ?
Esta vez encontraron en el autor que atacaban, un hombre que se defendia mejor que Ramus; y les suscitó un proceso criminal. Estos cristianos se vieron obligados á retractarse; despues de lo cual volvieron á la nada.
Por eso Séneca guarda de retractarse, volviendo a la doctrina estoica, resumida en la sentencia de Pitágoras) Mi interés y el tuyo es uno mismo, pues ya no sería amigo, si todo asunto correspondiente a ti no fuera también mío.
-Pues no, señor -dijo entonces el lego-: Las personas son tres, y sobre todo, como usted no tiene que mantenerlas, lo mismo le importa que sean tres que trescientas. A razonamiento tan atinado el clérigo no tuvo nada que contestar, quedó plenamente convencido y prometió retractarse.
El bueno de don Favila Al acusador cobarde Tenía á sus pies tendido, Y la lanza asegurándole Al pecho, le amenazaba Con morir ó retractarse.
Abocose con él el comisionado, lo contrató entre copa y copa, y sin darle tiempo para retractarse lo hizo cabalgar, y sirviéndole él mismo de guía y acompañante salieron ambos caminito de Chancay.
Y aquí estoy en pie ya, como europeo, ¡Otra cosa no puedo, Dios me ayude Expresión muy difundida en Alemania y que se atribuye a Lutero, quien la habría pronunciado el 18 de abril de 1521 en la Dieta de Worms. Con ella parece haber acabado su respuesta a la pregunta de si quería retractarse.
1742.- Si se vende con arras, esto es, dando una cosa en prenda de la celebración o ejecución del contrato, se entiende que cada uno de los contratantes podrá retractarse: el que ha dado las arras, perdiéndolas; y el que las ha recibido, restituyéndolas dobladas.
1741.- Si los contratantes estipularen que la venta de otras cosas que las enumeradas en el inciso segundo del artículo precedente no se reputen perfecta hasta el otorgamiento de escritura pública o privada, podrá cualquiera de las partes retractarse mientras no se otorgue la escritura o no haya principiado la entrega de la cosa vendida.
1743.- Si los contratantes no hubieren fijado plazo dentro del cual puedan retractarse, perdiendo las arras, no habrá lugar a la retractación después de los dos meses subsiguientes a la convención, ni después de otorgada escritura pública de la venta o de principiada la entrega.
No constando alguna de estas expresiones por escrito, se presumirá de derecho que los contratantes se reservan la facultad de retractarse según los dos artículos precedentes.
Aceptado el mandato, podrá el mandatario retractarse, mientras el mandante se halla todavía en aptitud de ejecutar el negocio por sí mismo, o de cometerlo a diversa persona.
Podrá también afianzarse una obligación futura; y en este caso, podrá el fiador retractarse mientras la obligación principal no exista; quedando, con todo, responsable para con el acreedor y para con los terceros de buena fe, como el mandante en el caso del Art.