retorcido


También se encuentra en: Sinónimos.

retorcido, a

1. adj. coloquial Se aplica a la persona que ve malas intenciones en todo no pienses eso, ¡cómo puedes ser tan retorcido! malpensado
2. coloquial Se refiere a la persona que habla u obra ocultando sus intenciones y sentimientos, en especial malignos no me fío de ella porque la veo muy retorcida. malicioso
3. LITERATURA, RETÓRICA Se aplica al lenguaje o al estilo que es confuso o de difícil comprensión. rebuscado
4. Se refiere a la persona que utiliza un lenguaje confuso o difícil de entender.
5. s. m. Acción de torcer dos o más hilos sencillos en el sentido contrario al de su propia torsión para obtener otro más resistente.

retorcido, -da

 
adj. Díc. de la persona que tiene malas intenciones.
m. Especie de dulce hecho de diferentes frutas.

retorcido, -da

(retoɾ'θiðo, -ða)
abreviación
1. persona franco que cambia o retuerce con malas intenciones los dichos de otros No lo creas porque es retorcido.
2. estilo, lenguaje difícil de entender o poco claro Con su lenguaje retorcido peca de ridículo.
3. literatura escritor, autor, obra intelectual sencillo que usa un estilo o lenguaje poco claro Su estilo retorcido hizo del libro un fracaso.
Sinónimos

retorcido

, retorcida
adjetivo
encarrujado, crespo, rizado, ensortijado, rizo.
Se aplican al pelo.
Traducciones

retorcido

kinky

retorcido

bistorto

retorcido

twisted

retorcido

الملتوية

retorcido

Twisted

retorcido

усукани

retorcido

ツイスト

retorcido

트위스트

retorcido

twisted

retorcido

เป๋

retorcido

ADJ
1. [estilo] → involved
2. [método, persona, mente] → devious
Ejemplos ?
Necesitaba discurrir algo muy nuevo, sonoro, retorcido y alambicado para que tan preciosa confesión fuese digna del autor de Orestes y digna de Electra.
Aquel modelo de elegancia, aquel duque, vigoroso en las orgías, soberbio en la corte, gentil para con las mujeres cuyos corazones había retorcido como un campesino retuerce una vara de mimbre, aquel hombre ingenio, tenía una pituita pertinaz, una molesca ciática y una gota brutal.
Y más allá, tocando casi las pesadas nubes, surgía de la enorme chimenea de la mina el negro penacho de humo, retorcido, desmenuzado por las rachas furibundas del septentrión.
El miembro sólo tenía ocho, pero estaba retorcido de tal manera que rasgaba el ano cuando penetraba en él, y esta cualidad, tan apreciada por libertinos tan hastiados como los nuestros, hacía que fuese muy solicitado.
Trajeron muchas canoas y allí subieron a los recién llegados para transportarlos a través del lago y pasarlos al cerro retorcido ACOLHUACAN, del cual dicen que de la mitad para arriba es de una arena muy fina de modo que no se puede subir por estar tan bofa y honda.
Dos: la muchacha está acostada a dos pulgadas de una plancha al rojo que la funde lentamente. Tres: es clavada por la rabadilla sobre un hierro ardiendo y cada uno de sus miembros retorcido en una espantosa dislocación.
—Y dígame, se lo ruego, ¿qué idea se forma usted de los deberes de un amigo fiel? —preguntó un pardillo verde que había escuchado la conversación, posado sobre un sauce retorcido.
Tiróse en el lecho como un sonámbulo, y la conciencia, muda hasta entonces, le habló. A la mañana siguiente se postraba, bañado en llanto, retorcido de dolor, ante un sacerdote.
El carrero enderezó el cuerpo, caminó unos pasos, se agachó evitando las espinas de un tala y señalando una roca hendida coronada por un coronilla retorcido señaló: –¡Allí!
El médano iluminado por la luna, la arena negra y movediza donde se entierran los pies, el brazo que se cansa, la vista que se turba, el indio que desaparece, vuelve, me acosa, se encorva y salta con furia fantástica de gato embrujado, y cuando el palo va a desprenderse de mi mano, un bulto que huye y el brillo de la faca que pasa sobre mi cabeza y queda temblando como víbora de plata clavada en el árbol negro y retorcido de una cruz hecha de dos troncos chamuscados...
La obesa señora de la ventana de las tres de la madrugada, tiene el semblante de un carnicero, mientras que su cónyuge, con las piernas de alambre retorcido en torno del farol, trata de dulcificar a la poco amable "frau".
Sacó un pañuelo de un bolsillo secreto en el pecho, colgóse, giró retorcido vertiginosamente, paróse en la barra, pendió de corvas, de brazos, de vientre; hizo rehilete y, por fin, dio un gran salto mortal y cayó en la alfombra, en el centro del circo.